Cosas de la vida

8 noviembre 2011

¡Feliz Cumpleaños!

Filed under: Amor,Personal,Vida afectiva — Montse @ 10:18 pm

Querida Elena:

Ya te lo he dicho varias veces a lo largo del día y a través de varios medios. Pero como te quiero tanto también quería dejártelo escrito aquí para que cuando pasen los años puedas leer y recordar (volver a pasar por el corazón) todo lo que te quiero.

Elena, te deseo muchas felicidades en tu sexto cumpleaños, deseo que cumplas muchos más y que sigamos compartiendo muchos buenos momentos. Eres una niña maravillosa y me siento muy afortunada por tenerte como sobrina. Cuando digo que no sé cómo podía yo vivir antes de conoceros (a ti, a tu hermano y a tus primos) todos se ríen y me toman por “la tía loca” pero lo pienso realmente. Vuestra existencia ha dado más sentido a mi vida.

GRACIAS POR EXISTIR

Te quiero y te querré siempre. Un abrazo enorme.

La tía Coque.

18 abril 2011

Todavía hay esperanza

Filed under: Amor,Educación,Filosofía,General — Montse @ 9:21 pm

Abrazos fuertes, Montse

12 enero 2010

El paso del tiempo

Filed under: Amor,Personal,Vida afectiva — Montse @ 2:33 am

Cuando tenía 20 años, el desamor lo vivía con despecho y me reconfortaba poner esta canción de Luz Casal a todo volumen.

Ahora que tengo 40  (¡vale!, 41 es cierto), vivo el desamor de otra manera y me reconforta más escuchar esta otra canción de la Oreja de Van Gogh

¿Será que estoy madurando?, ¿o más bien será que me estoy haciendo vieja?, ¿o quizá ambas cosas? ¡Ay! Bueno, sea lo que sea, lo que sí sé es que aunque para mí las dos canciones siguen teniendo un sentido en momentos de desamor, con el paso del tiempo se ha ido haciendo más corto el tiempo de la primera canción y más largo el tiempo de la segunda.

Un saludo, Montse

9 enero 2010

¿Qué es la Felicidad? (III)

Filed under: Amor,General,Personal — Montse @ 5:15 am

En la madrugada del pasado 21 de febrero, intenté responder a la pregunta ¿Qué es la Felicidad? En aquel momento, mi respuesta quedó incompleta.  Pero, quizá, más que dejar incompleta mi respuesta, lo que hice  fue responder a la pregunta de una de las formas posibles que puede responderse. Trataré de explicarme.

Se puede, por ejemplo, dar una respuesta más filosófica que trate de identificar cuáles son los ragos que caracterizan a la Felicidad, que creo que fue lo que hice en ese primer intento. O se puede ofrecer una lista de situaciones o cosas concretas que te hacen feliz, que creo que fue lo que hice en mi segundo  intento ¿Qué es la Felicidad? II. Y en esta segunda ocasión, sí que mi respuesta quedó muy incompleta (afortunadamente, hay muchísimas más cosas que me hacen feliz).  Hoy, tercer intento, quiero contaros algunas de esas cosas y situaciones que me hacen feliz.

La foto de la derecha representa uno de esos momentos de felicidad personal. Era el día de mi cumpleaños de hace 8 años y mi madre me hizo uno de esos regalos que no tienen precio pero sí valor: me escribió la carta que aparece en la foto. Estas vacaciones he estado colocando papeles y fotos y gracias a ello he recuperado esa carta en la que mi madre me decía lo que sigue:

Socuéllamos, 31 de octubre de 2002

Hola Montse:

Con motivo de tu cumpleaños te voy poner estas líneas. Con esta carta quiero que veas que te observo y que me da alegría ver cómo eres. Yo he aprendido mucho de ti, tanto que ahora mi manera de ser es otra.

Montse, eso sí te lo tengo que decir: eres demasiado perfeccionista y cumplidora con tu trabajo, no te tomes todo tan en serio, deja algo al azar y disfruta ahora que puedes. No te enfades tanto por las incomprensiones y las injusticias que tenemos a nuestro alrededor, tú sigue usando tu energía y abriéndote a los demás como lo haces para comunicar lo que en ti es algo fundamental: la igualdad de oportunidades para todos los seres humanos.

Creo que tú llevas esto a la práctica en tu pequeña parcela, tienes un objetivo claro y profundo en tu vida que es el de contribuir en la tarea de hacer este mundo un poquito mejor. Y hoy quiero felicitarte por tu testimonio práctico.

Besos, Montse Madre

Como canta Adamo, la vida vuelve a sonreir que recordar es revivir y aquel cariño al evocar podrá un instante eternizar. Por ello, cuando estas vacaciones ha encontrado en el baúl de los recuerdos esta carta he vuelto a revivir aquel momento feliz de hace ya casi 8 años. Y es que, como alguien me enseñó, recordar viene del latín recordis que significa volver a pasar por el corazón.

Mi madre es una mujer extraordinaria cuyo mayor defecto ha sido vivir para sus cinco hijos. Ha trabajado muchísimo y su mayor deseo ha sido siempre que nosotros estuviésemos más preparados que ella. Estaba obsesionada con el hecho de que estudiáramos una carrera, quizá porque ella sólo pudo ir a la escuela hasta los 9 años. Siempre ha tenido el convencimiento de que la mejor herencia es una buena formación y una y otra vez nos recordaba que el saber no ocupa lugar.

Cuando tenía casi 60 años, cuando la vida le dejó más tiempo libre, cuando ya no tenía que criar cinco hijos, atender una tienda y coser todas las cortinas que vendía (había que mantener a cuatro universitarias en Madrid y las becas no cubrían ni el alquiler del piso), decidió apuntarse a la Educación de Adultos. Mercedes fue su primera maestra de adultos, una maestra fantástica que la supo entender, le doy confianza, le reforzó su autoestima, le hizo sentirse a gusto y potenció sus ganas de aprender (al principio mi madre sólo se había matriculado en alfabetización pero Mercedes le dijo que ella podía más, que su nivel era superior a alfabetización y que debía matricularse oficalmente en la ESO).

¡Qué importante es dar con una maestra así! Mi madre había intentado sacarse el graduado 20 años antes, cuando tenía 40, pero en aquel entonces le tocó una maestra que cuando no sabía hacer algo le decía: “¿no sabes esto?, pues mi madre que tiene 80 años lo sabe”, ¡qué poco tacto!, ¡qué falta de profesionalidad! Claro, boba, tu madre había ido a la escuela toda su vida, la mía no.

Pero 20 años después, al volver a intentarlo, encontró a Mercedes, a quien todavía hoy se refiere como mi maestra. Precisamente, una de las cartas que aparece en la foto de arriba está escrita por Mercedes. Mi madre siempre ha tenido complejo al escribir, decía que le daba vergüenza tener faltas de ortografía y tener mala letra. Y, aprovechando la confianza que le había dado Mercedes, le pidió que escribiera en limpio la carta para mí, quería una carta con letra bonita y sin faltas.  Menos mal que conservó la suya porque, aunque agradezco a Mercedes el detalle, para mí la carta de mi madre es la que tiene valor, me da igual cómo sea su letra y si tiene o no faltas de ortografía, lo importante es que es suya y, aunque conservo las dos cartas, la importante para mí es la escrita con su puño y letra.

Y toda esta historia para decir que me hace feliz tener la madre que tengo, me hace feliz que se sienta orgullosa de mí, me hace feliz que me quiera, me hace feliz quererla, me hace feliz que poco a poco vayamos aprendiendo a decirnos que nos queremos aunque sea por escrito, me hace feliz que ella sea feliz, me hace feliz que haya cumplido uno de sus mayores sueños que es que nosotros fuéramos a la universidad (creo que mi madre tenía mitificada la universidad pero bueno. Otro de sus sueños que nos decía cuando éramos pequeños era que nosotros teníamos que salir en las enciclopedias, todavía no se ha cumplido peroiestamos en ello, jajaja). Me hace feliz releer esta carta, me hace feliz escribir este post y muchas otras cosas que os contaré otro día porque son más de las 5 de la mañana.

Un saludo, Montse

31 diciembre 2009

Feliz 2010

Filed under: Amor,General,Personal — Montse @ 11:01 am

Pues sí, casi sin darnos cuenta, ya pasó uno más. Y aunque para las uvas hay algunos nuevos, a los que ya no están los echaremos de menos. Y a ver si espabilamos los que estamos vivos y en el año que viene nos reímos más y aprendemos a disfrutar día a día de las Cosas de la Vida.

Os deseo a todas las personas que habitáis esta casa virtual un feliz año nuevo, espero que el nuevo 2010 supere en felicidad al viejo 2009, que nos permita hacer realidad alguno de nuestros sueños y que nos siga proporcionando expectativas en todos los ámbitos de la vida. Ojalá que el año que estamos a punto de estrenar esté lleno de risas, complicidades, compañía y afecto. Y, como dice Mafalda, ojalá que aprovechemos el año nuevo y el resto de la vida para hacernos cada vez mejores personas.

Para todas las personas que formáis parte de las Cosas de Mi Vida: mi familia, mis amig@s, mis alumn@s y ex-alumn@s, las personas que visitan habitualmente este blog y las que llegan a él por casualidad, os regalo esta felicitación de Mafalda que me envió el año pasado Bárbara Marcos Lara, una antigua alumna mía.

Pongamos cada uno nuestro granito de arena para que año a año consigamos que Mafalda no vea un sinsentido el hecho de cambiar de año porque cada cambio de año traiga consigo una pequeña mejoría en el mundo.

Un fuerte abrazo, Montse

13 diciembre 2009

Mari Paz, siempre te encontraré entre mis recuerdos

Filed under: Amor,General — Montse @ 7:42 pm

Un día como hoy de 1999 te fuiste para siempre y, 10 años después, sigo sin poder aceptar que te tuvieras que ir tan pronto. Recuerdo perfectamente que aquel año daba clase en el instituto de Pedro Muñoz y tanto al ir como al venir  me invadían la tristeza y la impotencia al pensar que tú estabas ahí. ¡No podía soportar pensar en ti estando en ese lugar! De hecho, a ese lugar no he vuelto nada más que cuando ha sido absolutamente imprescindible, he preferido recordarte en otros lugares y circunstancias. Y, aunque hoy ya no estés aquí, quiero que sepas que por muchos años que pasen jamás podré acostumbrarme a que ya no estés aquí.

Mari Paz, no he podido ni he querido olvidarte y me he acordado muchísimas veces de ti: todos los 14 de enero porque era el día de tu cumpleaños, todos los 13 y 14 de diciembre, cada vez que he ido a examinarme de oposiciones, cuando las listas  de Filosofía han avanzado y he pensado que podía ser tu turno para  disfrutar de esta profesión que tanto te hubiera gustado y que tan bien habrías desarrollado…

Siempre he pensado que hubieras sido una profe excelente porque tenías una habilidad especial para entenderte con los adolescentes y para hacerte querer por grandes y por chicos. Y me da mucha rabia que la vida no nos haya dado tiempo para que trabajáramos juntas tú y yo en el mismo departamento. Ése será  ya siempre uno de mis deseos imposibles. Lamentablemente, eso ya no puede ser, lo único que hoy es posible es homenajearte con mis palabras y cantarte con el corazón.

Cada vez que veo a tu madre o a tu hermana, tu recuerdo es lo primero que me viene a la mente y trato de no hacerlo visible porque si a mí me produce sufrimiento no puedo ni imaginarme qué le producirá a ellas.  Por eso, muchas veces, ni siquiera me paro con ellas. Pero el jueves pasado, cuando vi a tu madre, no pude evitarlo porque estos últimos días he pensado mucho en que se iban a cumplir 10 años de tu ausencia. Así  que me enfrenté a la realidad, me paré con tu madre y estuvimos hablando de ti, de los años que habían pasado y de lo mucho que hubieras disfrutado de tus sobrinas. ¡Ay, qué injusta es la vida!

Y así, cuando la pena cae sobre mí, miro hacia atrás y te busco entre mis recuerdos porque recordar -del latín recordari- es volver a pasar por el corazón. Y hablando de recuerdos, ¿te acuerdas de cómo se sorprendió el conductor del autobús G cuando una mañana que íbamos a la Facultad entramos y tú le diste los buenos días? Y es que la amabilidad fue siempre una de tus señas de identidad. La amabilidad y las ganas de hacer sentir bien a la gente. ¿Te acuerdas cuando mi padre te decía Maria Paz y yo le decía que ya le había dicho varias veces que no eras Maria Paz sino Mari Paz?, tú siempre lo justificabas y me decías, deja al hombre que me diga como quiera, qué más da Montse. ¿Te acuerdas de las tardes-noches que pasábamos en la tienda de mi madre?, ¿y de las tardes de semana santa en tu casa esperando a tu primo Nacho para ver la procesión (más bien para verlo a él?, ¿y de lo bien que te lo pasabas en las fiestas de El Pedernoso y de lo que nosotras te echábamos de menos esa semana? En fin, esos y otros muchos recuerdos son los que hacen que en cierta manera sigas estando entre nosotros.

Un abrazo, Montse.

8 noviembre 2009

Casi sólo fotos

Filed under: Amor,Educación,Personal,Psicología — Montse @ 11:55 pm

Aprovechando casi el nombre de una de las etiquetas que usa mi amigo Andriu en su blog,  publico este post como adelanto de todas esas deudas pendientes que tengo. Últimamente ando un poco líada y no he podido escribir los posts que prometí, para compensar un poco mi deuda y a modo de aperitivo para ir abriendo boca, aquí tenéis unas fotos que muestran los momentos de felicidad que viví la semana pasada: con mis alumnas y alumnos el día antes de mi cumpleaños; y con mis amigos canarios del CIO: Isabel, Ricardo y Pedro.

Era la 6ª hora del viernes 30 de octubre (un día antes de mi cumpleaños) y al entrar a clase de

Psicología de 2º de Bachillerato me encontré con lo siguiente

Como podéis imaginar, mi sorpresa fue mayúscula y así se refleja en mi cara

Me habían preparado una fiesta, con mensaje en la pizarra incluído

Y yo que creía que les iba a sorprender a ell@s porque  les llevaba unos insignificantes pastelitos

para endulzarles el final de la clase porque al día siguiente era mi cumple…

Mi sorpresa quedó insignificante al lado de la suya que tenía todos los ingredientes que una puede desear:

ilusión, entusiasmo, alegría, cariño, espontaneidad, “cumpleaños feliz”, chocolate y peluche gigante

(además, de un preservativo que me encargaron que usara, ¡serán atrevid@s!, jajaja)

Chicas y chicos, muchas gracias por hacerme pasar un rato tan agradable

Soy muy afortunada al ser vuestra profe.

Después de esta sorpresa, de la comida que compartimos y del café que se alargó hasta que oscureció,

me fui a preparar la maleta para volar al día siguiente a Gran Canaria. Allí me esperaban

Ricardo e Isabel (espero que Isabel me perdone por publicar una foto donde ella aparece,

pero es que están tan guapos y las vistas son tan bonitas…)

Ricardo e Isabel me llevaron a comer a un sitio precioso: una cueva convertida en restaurante,

donde disfrutamos de las ricas papas arrugadas con mojo picón

(descubrí que en Gran Canaria las papas arrugadas no son negras como en Tenerife y me gustaron más)

Por la noche, ya en casa, después de compartir confidencias y risas, pasear por la fantástica villa de Agüimes y

reír con el humorista canario Manolo Vieira en el teatro “Víctor Jara” de Vecindario,

todavía me quedaba disfrutar de la última sorpresa del día:

la gran tarta de chocolate y colorines que me habían comprado Isabel y Ricardo,

estaba deliciosa y además tenía hasta las velas de mi 41 cumpleaños

A la mañana siguiente, habíamos quedado con Pedro para comer en Vegueta (el casco antiguo de Las Palmas).

¡Por fin iba a conocer a Pedro en persona! y las expectativas se cumplieron con creces,

Pedro es todavía mucho más interesante en persona que en la blogosfera.

Y para dejar constancia de nuestro encuentro, Isabel nos hizo una foto en la plaza

que yo ya he bautizado como”la plaza de las bicis”,

la misma plaza en la que antes se fotografiaron Ricardo, Pedro y Andriu

en aquel primer encuentro del mini CIO canario.

Creo que le voy a escribir al alcalde de Las Palmas para proponerle que renombre esta plaza

con el nombre de “Plaza de los amigos y amigas del CIO”.

Gracias a tod@s por formar parte de mi vida. Un abrazo, Montse

30 octubre 2009

¡Muchas Gracias!

Filed under: Amor,Educación,General,Personal — Montse @ 11:56 pm

En unas horas estaré volando a esa tierra que me fascina: Canarias. Prometo que a mi vuelta, con más tiempo y con las fotos en mi poder,  escribiré un post dedicado a vosotr@s contando lo que hoy hemos vivido. No obstante, no me podía ir sin daros las gracias por todo el cariño que me dais y por lo bien que me siento entre vosotras y vosotros. Soy una persona muy afortunada y quiero dar Gracias a la Vida por concederme tantas cosas, entre ellas, tener un trabajo que me hace feliz y que me permite estar siempre rodeada de gente maravillosa: mis alumnas y alumnos.

Os deseo un buen puente, hasta la vuelta. Un abrazo, Montse

29 septiembre 2009

Mis memorias (I)

Filed under: Amor,Educación,General,Personal — Montse @ 10:16 pm

Mis memorias es el título del primer trabajo que he propuesto a mis alumnos y alumnas de Psicología. Es una actividad que aprendí hace algunos años en una reunión de tutores y que, adaptándola a nuestros intereses y circunstancias, a veces propongo en mis clases. La actividad consiste en imaginar que cumplimos 70 años y hacemos balance de nuestra vida al mismo tiempo que se la contamos a alguien.

No creáis, no es nada fácil que los chicos y chicas acepten a la primera una actividad de este tipo, menos aún si dices que esas memorias las vamos a leer en clase, ahí es cuando empieza la protesta: ¡No, Montse, eso no!, yo hago el trabajo pero lo lees sólo tú – dice la mayoría. Entonces, me toca negociar  para convencerles de que sólo será posible crear un clima de confianza en la clase si todos y todas ponemos de nuestra parte y compartimos emociones, deseos e ilusiones. Les digo que es verdad que eso es un riesgo pero sólo el que arriesga gana. Les reconozco que mostrar nuestros sentimientos nos hace más vulnerables pero también  les hago caer en la cuenta de que nos abre caminos en la búsqueda de la felicidad. Una vez que han tomado conciencia del riesgo que entraña este tipo de actividades y han sopesado sus pros y sus contras, casi siempre acaban asumiendo el riesgo y poniendo cada uno/a de su parte para empezar a construir ese clima de confianza y bienestar que hará que las clases sean más fructíferas en todos los sentidos.

Después de unos días, y tras ir venciendo poco a poco sus primeras reticencias, el viernes pasado empezamos a leer en voz alta las memorias que han escrito (algunas son fantásticas, les he dicho que sería maravilloso compartirlas con más gente a través de este blog pero todavía no me han dado autorización para publicarlas, estamos en proceso de negociación y diálogo, veremos en qué queda).

Ayer, lunes, seguimos con las lecturas de la memorias. Creo que cada vez están más a gusto escuchando lo que sus compañeros y compañeras escriben, descubriéndose en facetas de la vida que habitualmente no se tratan en clase y reconociéndose en deseos, ilusiones y emociones que casi todos expresan en sus memorias.

He de confesar que en esta ocasión, además de la negociación y el diálogo, he tenido que ceder al “chantaje emocional”, pues aceptaron la actividad con la condición de que yo me comprometiera también a realizar mis memorias y a leerlas en clase. Así que, como hay que predicar con el ejemplo (y me gustaría que ellos y ellas también las publicaran en el blog), ahí van mis memorias:

Hoy, 31 de octubre de 2038, día de mi 70 cumpleaños, quiero aprovechar esta fiesta de despedida que con tanto cariño me habéis preparado para compartir con vosotros y vosotras lo que ha sido mi vida, una vida que he intentado vivir de forma auténtica y humana y en la que, además de mi familia, vosotros -mis alumnos y alumnas- habéis ocupado siempre un lugar destacado.

Como sabéis, nací un 31 de octubre, dice mi madre que nacer ese día no fue por casualidad sino porque mi abuelo Holofernes (su padre) se pasó todo el mes haciendo fuerza para que yo naciera ese día porque era el día Internacional del Ahorro y la entonces Caja de Ahorros de Cuenca  daba un premio a los niños y niñas que nacieran ese día. Así que nada, mi abuelo y yo nos empeñamos y ¡ganamos el premio!

De mi infancia apenas recuerdo nada, de hecho a veces lo he pensado y no recuerdo nada de mis hermanos, ni de los que eran mayores que yo ni de los que eran más pequeños. No sé qué explicación podría darse sobre el asunto, pero siempre me ha resultado muy extraña esa falta de recuerdos de las personas que finalmente han resultado tan importantes en mi vida. El único recuerdo que tengo de mi primera infancia es el venir de la escuela y sin subir ni siquiera a mi casa, quedarme en la tienda de mi madre sentada en un posete que había al lado de la puerta frente al mostrador. Recuerdo que me pasaba las horas muertas allí sentada mirando a las mujeres que iban a comprar y disfrutando de la compañía de mi madre. ¡Qué le vamos a hacer, siempre he sido una enmadrada y a día de hoy todavía no soporto tener que vivir en un mundo en el que ella ya no está!

Quizá porque pasé muchas horas en la tienda, heredé de mi abuelo y de mi madre la vocación por el comercio. Desde muy pequeña me gustó estar en la tienda, atender a las mujeres (¡casi nunca iban hombres a la tienda!) y compartir con ellas conversaciones, risas, penas, historias… Es más, si hoy no fuera profesora estoy segura de que sería comerciante, al fin y al cabo ambas profesiones comparten algo que a mí me apasiona: el trato con personas.

Otro recuerdo imborrable de mi infacia es lo que madrugábamos mis hermanos y yo el día de Reyes. Nos gustaba levantarnos muy temprano, casi de noche, para descubrir qué regalos nos habían dejado ¿los Reyes Magos?, ¿mi familia?, no sé, daba igual quiénes fueran, lo importante era que los regalos estaban ahí. Y de todos aquellos regalos, el que más me gustaba a mí era una especie de molinillo donde metíamos las figuritas de chocolate de Reyes Magos que todos los años nos dejaban. ¡Qué divertido y placentero era eso comer desde bien temprano figuritas de chocolate que previamente habíamos destrozado pasándolas por el molinillo!

Soy incapaz de seguir, dos son los motivos: 1) estoy un poco vaga y 2) las ideas se agolpan en mi mente y no consigo ordenarlas. En unos días lo vuelvo a intentar.

Hasta entonces, un saludo, Montse.

22 septiembre 2009

Porque os quiero

Filed under: Amor,Educación,Filosofía,General — Montse @ 10:28 pm

Cada año intento mejorar un poco los apuntes que ofrezco a mis alumnos y alumnas; por eso, aprovechando que este año no doy Filosofía en 2º de Bachillerato, decidí descolgar los apuntes para ir poco a poco retocándolos y mejorándolos en la medida en que pudiera. Pero como esta mañana me habéis pedido por favor que si podía colgarlos ya los tenéis de nuevo en el apartado de apuntes porque lo prometido es deuda, porque soy de palabra y porque os quiero.

Aprovecho también la ocasión para recomendaros dos blogs educativos de dos profes de Filosofía que os servirán de gran ayuda durante todo el curso:

          • Paco.PRoFeBLoG: El blog de Paco Tejero que es profesor de Filosofía en el IES Nicolás Salmerón de Almería.
          • La Lechuza de Minerva: El blog de Concepción Pérez García que es profesora de Filosofía y actualmente da clases en el CPEB Carlos Bousoño de Boul (Asturias).

Escudriñar bien ambos blogs, os aseguro que en ellos encontraréis  materiales muy valiosos para preparar la materia de Historia de la Filosofía de 2º de Bachillerato. Por mi parte, dejaré colgados los apuntes durante todo el curso y, además, prometo colgar las presentaciones que hicieron los chicos y chicas de 2º de bachillerato del año pasado y que creo que os pueden resultar muy útiles. En cuanto las tenga preparadas las cuelgo pero dadme un poco de tiempo porque la Psicología me reclama atención y dedicación y no quiero que se ponga celosa.

Un abrazo, Montse.

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.