Cosas de la vida

28 octubre 2010

Soy vulnerable, luego vivo

Filed under: Educación,General,Vida afectiva — Montse @ 12:24 am

Hace ya algún tiempo, decía en este mismo blog que estoy convencida de que hay que Educar para Vivir (también hablaba de ello en Vivir). Y como también estoy convencida de que una parte fundamental de esa vida la constituyen los afectos, creo que en la Escuela (y llamo escuela a todo centro de enseñanza sea del nivel que sea) se debería empezar a enseñar de una vez por todas a vivir los afectos, a reconocer las emociones, a manejarlas de la mejor manera posible; en definitiva, la Escuela debería tomarse en serio eso de la Educación Emocional.

Sabemos muchos de números racionales, versos endecasílabos y feudalismo, pero ¿qué sabemos de nosotros mismos?, ¿qué sabemos de nuestros sentimientos?, ¿de cómo manejar nuestras emociones?, ¿de qué me haría más feliz a mí y a la gente que quiero?, ¿de cómo conseguir esa felicidad? El viernes pasado a 6ª hora hice un pequeño juego con mis alumnos y alumnas de 1º de bachillerato CT y puede percibir, emocionada, lo bien que se sentían algunos de ellos al escuchar de sus compañeros cosas que muy pocas veces habían escuchado a pesar de que llevaban juntos varios años. No es ninguna perdida de tiempo hacer estos juegos, crean un buen clima en la clase que hace que a la larga mejore el proceso de Enseñanza/Aprendizaje.

Somos seres racionales, no me cabe ninguna duda, pero no somos sólo racionales y, por eso, no entiendo por qué la Escuela generalmente sólo se preocupa de lo racional. Quizá el olvido de las emociones hace que con algunos de nuestros alumnos y alumnas no tengamos ninguna posibilidad de éxito.  De hecho, estoy convencida de que el auténtico fracaso educativo es el que se deriva de la imposibilidad de llegar al corazón de un alumno, cuando nada le conmueve. En mi caso, cuando eso sucede, siento que no tengo nada que hacer, que todo es inútil. Es una situación que me provoca gran frustración, pero lamentablemente existe y sólo reconociendo su existencia podremos empezar a buscar soluciones.

En mi modesta opinión, quizá esas soluciones serían más posibles si desde pequeños se les transmitiera a los chicos y chicas que por encima de lo académico está su valía como personas. Pero eso no se transmite con las palabras, se transmite con los hechos. Mientras los chicos y chicas, ya desde infantil, sigan percibiendo que en la Escuela lo único que se valora es lo estrictamente académico, seguiremos encontrado en 2º de ESO chicos y chicas que más que un corazón parece que tienen una piedra.

Últimamente, como cada vez me encuentro más a gusto en el centro donde estoy, estoy recuperando esas emociones que ya empezaban a escasear en mis clases. Y es que como decía Paco Rabal en una de sus pelis “¡qué bien se está cuando se está bien! (Rosa Cobos, gracias por recordármelo).  Y como cuando se está bien todo te sale mejor, creo que últimamente me están saliendo unas clases más interesantes, clases en las que debatimos, sentimos y reímos, además de aprender, CREO.

El viernes en una clase y hoy en otra, están empezando a salir temas importantes que nos están sirviendo para debatir y aprender a aprender a vivir. En la clase de hoy hemos acabado hablando de la vulnerabilidad y de que cuando sentimos, nos apasionamos, nos mostramos, nos hacemos vulnerables pero que al mismo tiempo es cuando vivimos. Les he dicho que tenemos que aprender a reconocer nuestros sentimientos, a decir lo que deseamos y sentimos y a asumir el riesgo que ello implica y que tenemos que aprender a expresar y manejar nuestros sentimientos y los de los que nos rodean.

Y como no me gustaría que a ninguno de nosotr@s nos pasara lo que cuenta Ramón Lobo en esta historia: “No le enseñé a abrazar y ahora cuando necesito que me abrace no sabe hacerlo” y, además, estoy convencida de que hay que enseñar con el ejemplo, aquí dejo una recopilación de escritos anteriores en los que expreso cómo he sentido y siento:

  • Allá por marzo de 2007, como respuesta a un meme que me lanzaba mi amigo Rafa Robles, escribía yo este post titulado Mis influencias intelectuales
  • Allá por febrero de 2008,  escribía yo este post titulado Cosas mías
  • Allá por mayo de 2008, como respuesta a un meme que me lanzaba mi amigo Ricardo, escribía yo este Meme passion Quilt en el que explicaba que es lo que más me apasiona que aprendan mis alumnos y alumnas.
  • Allá por septiembre de 2009, como respuesta a unos de los muchos líos en los que me gusta meterme, escribía Mis Memorias (I) que completaba en enero de 2010 con Mis Memorias (II).
  • Allá por diciembre de 2009, intentando meter a mis alumnos y alumnas en otro de esos líos que me gustan escribía ¿Qué es la Felicidad?; por supuesto, no encontré la respuesta. Es una pregunta enorme en la que invertimos la vida entera tratando de responderla, por eso seguí intentándolo en  ¿Qué es la Felicidad? (II) y ¿Qué es la Felicidad? (III). Y todavía ando en ello.
  • Sobre mí

¡Chic@s, vamos a aprender juntos! Porque sería bueno que acabáramos con las malas costumbres.

Tenemos la mala costumbre de querer a medias,

de no mostrar lo que sentimos a los que están cerca,

tenemos la mala costumbre de echar en falta lo que amamos,

sólo cuando lo perdemos es cuando añoramos.

Tenemos la mala costumbre de perder el tiempo,

buscando tantas metas falsas, tantos falsos sueños,

tenemos la mala costumbre de no apreciar lo que en verdad importa,

y sólo entonces te das cuenta de cuántas cosas hay que sobran.

Hoy te daría los besos que yo por rutina a veces no te di,

hoy te daría palabras de amor y las caricias que perdí,

cuánto sentimos cuánto no decimos y a golpes pide salir,

escúchame antes que sea tarde, antes que el tiempo me aparte de ti.

Tenemos la mala costumbre de buscar excusas,

para no desnudar el alma y no asumir las culpas

tenemos la mala costumbre de no apreciar lo que en verdad importa,

y sólo entonces te das cuenta de cuántas cosas hay que sobran.

Tenemos la mala costumbre

Un abrazo, Montse

Anuncios

11 comentarios »

  1. Cuánto de menos puedo echar esas clases de verdad… sólo puedo decir eso.

    Comentario por Jose manuel Avila — 28 octubre 2010 @ 12:44 am | Responder

  2. Manu, gracias por tus comentarios, por éste y por el anterior. Y recuerda que no tienes que echar de menos nada, que puedes contar conmigo cuando quieras y para lo que necesites.

    Un abrazo y sé formal, ehhhh!!!

    Montse

    Comentario por Montse — 28 octubre 2010 @ 1:28 am | Responder

  3. si jaja lo seré, no te preocupes.

    Comentario por Jose manuel Avila — 28 octubre 2010 @ 2:22 am | Responder

  4. Montse, tenemos que procurar que en la escuela lo académico no destruya lo emocional. Con eso casi sería suficiente. Si además la escuela contribuye a fortalecer la autoestima de quien más lo necesita, mejor. En cuanto a nosotros, el profesorado, no somos nada si no encontramos satisfacción en lo que hacemos.
    Me alegro de que hayas vuelto a ser tú en tus clases.
    Saludos desde Almería, seño.

    Comentario por Paco Tejero — 28 octubre 2010 @ 11:05 am | Responder

  5. Sigue así. ¿Ves como merece la pena?

    Comentario por Amelia — 28 octubre 2010 @ 3:21 pm | Responder

  6. Tú si que vales!!, Tú si que vales!!, Tú si que vales!! Madre mía, Montse, qué maravillas escribes y, lo mejor de todo es que, dejan ver lo mucho que escondes ahí dentro (en tu corazón, en tu mente, en tu persona). Sigue compartiendo estas cosillas con nosotros, porfa!! (aunque veo que ya llevas haciéndolo un tiempecito). Acabo de descubrir un tesoro: Tu blog! Gracias por compartir lo que eres, piensas y sientes en cada momento. ;-)

    Comentario por Elena Cantero — 28 octubre 2010 @ 4:48 pm | Responder

  7. Pues sí, tienes toda la razón. En la educación cuentan mucho los sentimientos. Lo académico es necesario para aprender, lo emocional es imprescindible para ser persona.
    Un beso,

    Salud y República

    Comentario por RGAlmazán — 28 octubre 2010 @ 5:51 pm | Responder

  8. MONTSE, he estado trabajando todo este puente y no he podido felcitarte! asique desde aqui espero que te lo pasases genial con los tuyos, y cabe anotar que nuestra sorpresa del año pasado ha estado presente este puente.

    un beso y felices años!

    Comentario por Jose manuel Avila — 3 noviembre 2010 @ 10:47 am | Responder

  9. Para mí, el primero de tus posts que citas “Educar para Vivir”, es un pequeño decálogo de lo que llamo la “novena competencia”, que aquí, en Canarias, se ha quedado fuera de eso que se denominan “las competencias básicas”. A veces, la impresión que me da es que la L.O.E. se ha hecho para que salgan al mundo buenos consumidores, no buenos ciudadanos con el pensamiento libre y crítico. Así que en esas estamos muchos/as intentando, no ya a enseñar a sentir ni a vivir, sino en sentir y vivir con nuestros/as alumnos/as, buscándole las cosquillas a las leyes educaticas. Un fuerte abrazo.

    Comentario por Ricardo — 3 noviembre 2010 @ 9:46 pm | Responder

  10. Hacia tiempo que no disfrutaba o me conmovía tanto leyendo tu blog. Hacia tiempo que no sentiamos como tu lo hacías. Te estamos agradecidos porque disfrutes con ello.

    Y aunque ya no seamos alumnos/as tuyos muchos de nosotros/as, estamos en cantados en participar en la medida de lo posible en esos “lios” que dices que nos metes. En la manera de que cuando entramos a mirar este blog, nos detenemos en cuestiones que no dedicamos ni el tiempo ni el lugar que se merecen.

    Me quedo con mucho de lo que has dicho anteriormente, pero es importante “el debatir y aprender a aprender a vivir”. Creo, que cuanto más pasa el tiempo, más cuenta nos damo de ello. Algo de lo que no se está perdiendo poque no se ha puesto en práctica,creo.

    Un saludo Montse

    Comentario por teresita — 8 diciembre 2010 @ 4:29 pm | Responder

  11. Teresita tú ya no eres mi alumna, eres mi amiga y sabes que te aprecio muchísimo. Además, me encanta que os sigáis pasando por aquí porque ahora que ya no hay notas de por medio todo lo que surja es auténtico. Un abrazo enorme, Montse

    Comentario por Montse — 11 diciembre 2010 @ 1:26 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: