Cosas de la vida

30 junio 2010

Final de curso

Filed under: General,Personal,Vida afectiva — Montse @ 11:57 pm

Para decir adiós al curso 2009/2010, sólo dos citas la primera es del Libro del desasosiego de Fernando Pessoa (Gracias Toni por la cita en tu Repaso de Lengua)

«He rechazado siempre que me comprendiesen. Ser comprendido es prostituirse. Prefiero ser tomado en serio como el que no soy, ignorado humanamente, con decencia y naturalidad.»

«Un día tal vez comprendan que cumplí, como ningún otro, mi deber nato de intérprete de una parte de nuestro siglo; y cuando lo comprendan han de escribir que en mi época fui un incomprendido, que desgraciadamente viví entre desafecciones y frialdades y que es una pena que asi sucediese. Y el que escriba esto será, en la época en que lo escriba, incomprendedor, como los que me rodean, de mi análogo de este tiempo futuro. Porque los hombres sólo aprenden de sus bisabuelos, que ya han muerto. Sólo a los muertos sabemos enseñar las verdaderas reglas de vida».

Y,  la segunda, un precioso poema que alguien llamado Jesús nos regaló a todas las personas que visitamos el blog de Ramón Lobo

DERROTA

Derrota, mi Derrota, mi soledad y mi indiferencia;

tú eres más querida por mí que mil triunfos,

y más dulce para mi corazón que toda la gloria del mundo.

Derrota, mi Derrota, mi conciencia y mi desafío,

a través tuyo sé que soy aún joven y de paso ligero,

y que no seré atrapado por laureles marchitables.

Y en ti yo encontré la soledad

y la alegría de ser evitado y despreciado.

Derrota, mi Derrota, mi brillante espada y escudo.

En tus ojos he leído

que ser entronado es ser esclavizado,

y ser comprendido es ser menospreciado,

y ser apresado no es sino alcanzar la plenitud

y es como una fruta madura que cae y es consumida.

Derrota, mi Derrota, mi osada compañera,

tú escucharás mis canciones y mis llantos y mis silencios,

y nadie sino tú me hablará del batir de las alas,

y del furor de los mares,

y de las montañas que se incendian por las noches,

y tú sola escalarás mi escarpada y rocosa alma.

Derrota, mi Derrota, mi inmortal coraje,

tú y yo reiremos juntos por la tormenta,

y juntos cavaremos tumbas para todo lo que

muera en nosotros,

y nos detendremos ante el sol con voluntad,

y seremos peligrosos.

(Khalil Gibran)


Este año he aprendido muchas, muchísimas cosas, de muchas de ellas no merece la pena hablar aquí.  Pero de las que sí merece la pena hablar, las más importantes que he aprendido son:

  • Que no sé cuál será mi lugar en el mundo pero sí estoy segura de cuál NO ES
  • Que por encima de todo tengo que defender mi alegría.

Un abrazo, Montse

Blog de WordPress.com.