Cosas de la vida

23 febrero 2010

Actividad para 1º Bachillerato B

Filed under: Filosofía,General — Montse @ 11:57 pm

Chicos y chicas de 1º de Bachillerato B del curso 2009/2010 del IES Fernando de Mena:

Tal y como os dije en clase, os dejo un enlace al texto que tenéis que comentar para esta 2ª evaluación. Recordad que tenéis que entregarlo el próximo 11 de marzo y que podéis hacerlo a mano o a máquina y en el formato que queráis. Si lo hacéis en formato digital sólo tenéis que mandarme la url a mi correo de gmail que ya conocéis. Las/os que ya uséis Google Docs podéis también mandarme la url o invitarme a ver el documento. Aquéllos/as que lo hagáis en un documento de texto normal, por favor, lo imprimís y me lo dais en clase y, finalmente, quienes sigan prefiriendo hacerlo a mano, por favor, que sea en folios y con letra clara.

El texto es un artículo del periodista Ramón Lobo publicado en El País el pasado 16 de febrero que lleva por título El guitarrista de Puerto Príncipe. A la hora de hacer el comentario, es importante que os detengáis a reflexionar sobre frases como: “saben ser felices con bien poco”, “el niño que fabrica música y esperanzas de la nada”. Resulta paradójico que quienes tienen unas condiciones de vida tan duras sean capaces de  disfrutar de ella, mientras que los/as que lo tenemos todo nos sentimos infelices, ¡cómo somos los humanos! Frente a nuestra permanente insatisfacción y queja, ellos/as son capaces de inventarse la felicidad de la nada. Además, a pesar de las duras condiciones de vida son ingeniosos y creativos: El público aplaude la ocurrencia con la que chico acaba de noquear al extranjero que creía saberlo todo”; y, pese a su corta edad, responsables: “Se los daré a mi madre para que podamos comer hoy”. ¡Qué lección nos da Florvie Dieuveson con sólo 10 años!, ¡cuánto tenemos que aprender de él!

Ya estoy deseando leer vuestros comentarios y espero que cuando acabéis de hacerlo os sintáis tan satisfechos como Felipe, ya veréis cómo le vais cogiendo el gustillo a la difícil pero interesante tarea de enfrentarse a un folio en blanco para intentar explicar y comentar un texto. El esfuerzo acaba produciendo satisfacción, así que adelante que el próximo 11 de marzo quiero encontrar la clase de Filosofía llena de Felipes y Felipas.

Ya sabéis que podéis utilizar artículos, vídeos, canciones y cualquier otro material que conozcáis. Por mi parte, creo que os puede servir el material que aparece en el post titulado Opulencia, Libertad y Felicidad y estos textos de José Antonio Marina y Adela Cortina.  Ánimo y al tajo.

Un saludo, Montse

13 febrero 2010

Opulencia, Libertad y Felicidad

Filed under: Educación,Filosofía,General — Montse @ 11:55 pm

Hace unos días, José Luis Castillo nos ofrecía el enlace a este interesante capítulo del programa REDES de Eduard Punset titulado Por qué más es menos, en el que se trata el tema de la Felicidad y la libertad en las sociedades ricas. El vídeo dura unos 25 minutos y merece la pena verlo y detenerse a reflexionar sobre su contendio

A raíz del visionado del vídeo empecé a pensar sobre el tema de la libertad y me recordé que cuando empecé a dar clase uno de los temas que daba en 1º de bachillerato era el del problema de la libertad. Así que busqué en el baúl de los recuerdos, re-elaboré el tema y lo colgué en scrib ponerlo a disposición de quienes estén interesados o interesadas en el tema. Para mí, los apartados más interesantes son los que forman el punto 3 (3.1., 3.2. y 3.3) aunque para aprovechar el trabajo he decidido colgarlo completo y así me sirve como un tema más para mis clases (he de reconocer que soy maximizadora, a ver si aprendo a ser satisfactora)

View this document on Scribd

Finalmente, quiero compartir con vosotras y vosotros el comentario que ha hecho Zaur Gassalov, alumno mío de 1º de Bachillerato, al post que titulé El ¿ser humano? del siglo XXI. Cuando publiqué dicho post les propuse a mis alumnos y alumnas un comentario voluntario sobre el mismo y hoy me llega un mail de Zaur con el siguiente comentario:

Los humanos del siglo XXI

Son los que odian el día de mañana porque saben que lo que les espera mañana es el mundo de empujones y prisa. Se levantan por la mañana y empiezan una carrera con otros como ellos. Todos los días van a su trabajo, universidad o escuela a la que odian, pero van con una sonrisa en la cara, una sonrisa falsa, falsa como la sociedad en la que viven y la que forman.

Bueno, ya han llegado a su lugar de trabajo o estudio, ven a la gente, gente a la que aman o a la que odian, porque si no la amas la odias. Se miran unos a otros buscando a alguien que sea más alto, más bajo, más negro o más blanco que ellos y no importa cómo sean porque cada uno de ellos se cree mejor que los demás.

Hoy empiezan el día igual que ayer e igual que hace unos meses se sientan en el mismo sitio y esperan a la hora de ir a casa. ¿Pronto las máquinas van a sustituir a los humanos? ¡No lo creo! Las máquinas van a sustituir a otras máquinas. Muchos de los humanos han dejado de pensar y sentir haciendo su trabajo que consiste en dar a las mismas teclas de ordenador o en vender los ordenadores. Están programados por la sociedad que no deja vivir fuera de ella y ni siquiera actuar por ti mismo.

Los humanos del siglo XXI comen hamburguesas y patatas en McDonald’s, no porque les guste sino para no perder el tiempo que ni siquiera existe y beben un litro de café para no quedarse dormidos. Pronto irán a sus casas, quedan 30 minutos, esos 30 minutos son los más largos en la vida de esas máquinas, que miraran 60 veces al mismo reloj durante ese tiempo. 3…2…1..¡¡¡YA!!! La carrera empieza de nuevo.

Todos van a sus casas. En coche o andando, pasarán por el semáforo rojo, poniendo en peligro sus vidas y las vidas de los demás, las vidas que cuestan un minuto de retraso, retraso para tumbarse en el sofá con una cerveza o una copa de vino en la mano y, por supuesto, con una tele delante de la nariz, que ni siquiera miran. La ven pero no la miran porque ya han visto 1000 veces esas películas que siempre empiezan y acaban igual. Algunos sustituyen la tele por el ordenador y los canales por páginas web. Miran las fotos que han hecho la noche pasada y ponen comentarios “qué guapos somos” o “qué feos son”. También salen con sus “amigos” con los que pasan el tiempo bebiendo alcohol o metiéndose las drogas que se venden por todas partes, así olvidan todos sus deseos habituales y se divierten en el mundo de las maravillas. Ellos no piensan por qué lo hacen, se lo pasan bien y es lo más importante, tampoco pensarán mañana porque como siempre tendrán prisa.

Esos robots dicen que creen en dios, pero no se dan cuenta de que lo hacen sólo cuando no queda nadie a su alrededor y no hay nadie con quien hablar porque sus “amigos” los abandona en la primera situación de peligro para ellos. Ellos dicen que el mundo es muy duro, es así porque ellos lo han hecho así y no es dios el que decide el camino de cada uno, todos ellos tienen el poder de cambiar su futuro, pero no lo hacen porque tienen miedo a los cambios del sistema en el que están acostumbrados a vivir. Todos somos así y no podemos ser diferentes a los demás porque si eres diferente te quedas solo y si estás solo morirás primero.

A mí me ha impresionado, me ha sorprendido, me ha emocionado y me ha hecho pensar que las cosas no están tan mal como a veces pensamos. Al menos, no están tan mal en todos los casos.

Un saludo, Montse

PD: Muchísimas gracias a José Luis Castillo (profesor de Biología en un instituto de Almería), por el enlace y a Luis Miguel Iglesias (profesor de Matemáticas en un instituto de Huelva) por enseñarme a colgar este vídeo en WordPress. Da gusto encontrar auténticos compañeros. GRACIAS.

12 febrero 2010

No quiero sobrevivir sino VIVIR

Filed under: General,Vida afectiva — Montse @ 11:05 pm

A pesar de los pesares necesito seguir soñando, necesito seguir siendo ingenua, necesito seguir pensando que pese a todo LA VIDA merece la pena. De ahí que mi filosofía de vida pueda resumirse en: “Hay que atreverse a vivir”, que más o menos es lo que nos quiere transmitir el siguiente vídeo:

Para mí sería imposible vivir sin utopías, sin sueños, sin esperanzas, sin ilusión. Por eso reivindico el derecho a soñar, la necesidad de la utopía, porque como nos dice Eduardo Galeano en su VENTANA SOBRE LA UTOPÍA de Las palabras andantes Ella está en el horizonte -dice Fernando Birri-. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré. ¿Para qué sirve la utopía? Para eso sirve: para caminar. Así que caminemos usando las utopías como muletas que nos ayuden en ese caminar para alcanzar nuestros sueños porque ¿Qué hay de malo en perseguir los sueños?

Y para que el camino se nos haga más llevadero, más dulce, más humano, más confortable, en definitiva, más vivible, caminemos Desde los afectos y sin rendirnos como dice Mario Benedetti

No te rindas, aún estás a tiempo

De alcanzar y comenzar de nuevo,

Aceptar tus sombras,

Enterrar tus miedos,

Liberar el lastre,

Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,

Continuar el viaje,

Perseguir tus sueños,

Destrabar el tiempo,

Correr los escombros,

Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frío queme,

Aunque el miedo muerda,

Aunque el sol se esconda,

Y se calle el viento,

Aún hay fuego en tu alma

Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo

Porque lo has querido y porque te quiero

Porque existe el vino y el amor, es cierto.

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,

Quitar los cerrojos,

Abandonar las murallas que te protegieron,

Vivir la vida y aceptar el reto,

Recuperar la risa,

Ensayar un canto,

Bajar la guardia y extender las manos

Desplegar las alas

E intentar de nuevo,

Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frío queme,

Aunque el miedo muerda,

Aunque el sol se ponga y se calle el viento,

Aún hay fuego en tu alma,

Aún hay vida en tus sueños

Porque cada día es un comienzo nuevo,

Porque esta es la hora y el mejor momento.

Porque no estás solo, porque yo te quiero.

NO TE RINDAS (Mario Benedetti)

Un abrazo, Montse

9 febrero 2010

¿Democracia?, ¿Derechos Humanos?

Filed under: Filosofía,General,movilización,Perplejidad — Montse @ 10:55 pm

Me indigna la doble moral, la hipocresía, la falta de humanidad, la incapacidad de ponerse en el lugar del otro, el falso progresismo, la demagogia … Y, por eso, me indigna que pasen estas cosas: Abogados y policías critican una circular de Interior que agilizará las expulsiones de inmigrantes.

He dedicado ya varias entradas de este blog a esta injusticia:  Soy emigrante, Ningún ser humano ilegal y ¿Van a criminalizar la solidaridad?, entre otras. Y mientras en este mundo hipócrita sigan pasando estas cosas, seguiré levantando mi voz porque el silencio nos hace cómplices y yo no quiero ser cómplice de semejante falta de humanidad.

¡Basta ya de firmar grandes declaraciones!, ¡basta ya de buenas intenciones que no tienen ninguna intención de poner en práctica!, ¡basta ya de discursos políticamente correctos que esconden acciones éticamente repugnantes! ¡BASTA!

¡Así conmigo no cuenten! Montse

8 febrero 2010

¿Dónde quedó la utopía?

Filed under: Educación,Filosofía,movilización,Perplejidad — Montse @ 11:58 pm

A veces me da por pararme a pensar sobre el sentido de los contenidos que enseño en mis clases  y,  lamentablemente, en más ocasiones de las que me gustaría acabo sintiendo que estoy engañando a mis alumnos y alumnas porque lo que yo les enseño parecer ser justo lo contrario de lo que se van a encontrar en la calle.

¿Quién me manda a mí practicar la fea costumbre de pensar?, ¿por qué me empeño en complicarme la vida?, ¿no sería todo más fácil si me limitara a hacer lo que en teoría dicen que tengo que hacer independientemente de que la práctica sea o no coherente con dicha teoría? ¡Ay, no me cuadran las cosas! O no me entero de nada o en el mundo reina la hipocresía, la incoherencia y la desvergüenza. Me explico.

Como sabemos, cualquiera de los llamados países “desarrollados” afirmaría que su sistema educativo tiene como objetivos prioritarios los siguientes:

  • Fomentar el respeto y reconocimiento del multiculturalismo como elemento enriquecedor de las sociedades.
  • Potenciar la educación para la paz, el respeto a los Derechos Humanos, la vida en común, la cohesión social, la cooperación y solidaridad entre los pueblos.
  • Transmitir y poner en práctica  valores como la libertad,  la solidaridad, la tolerancia, la igualdad de oportunidades y la no discriminación.

Y, la mayoría, por no decir todos, los sistemas educativos de los autodenominados países “desarrollados” incluyen entre los contenidos curriculares de sus materias el estudio de los valores, de qué es relativo, de qué es menos relativo, de cuáles son los valores mínimos exigibles a cualquier ser racional (Los Derechos Humanos, por ejemplo), de qué es la tolerancia, de qué se puede o no se puede tolerar, de qué actitud debemos adoptar ante el multiculturalismo .. Por eso, como soy una buena chica y suelo cumplir las normas, me dispongo a iniciar en breve el estudios de estos temas en mis clases de 1º de bachillerato con la unidad didáctica que más abajo os presento.

View this document on Scribd

Hasta aquí, todo bien. Mi problema comienza cuando me topo con artículos como el que aparece hoy en ELPAÍS.com titulado Un contrato para ser francés en el que nos explican las intenciones del gobierno francés de fomentar justo los valores contrarios a la tolerancia, el respeto a la diversidad cultural, la integración… Y es entonces cuando yo no entiendo nada y me pregunto: ¿por qué dicen una cosa y hacen otra?, ¿qué fue de la igualdad, la libertad y la fraternidad que defendían estos franceses en su día revolucionarios?, ¿dónde quedó la utopía?

¿Por qué? me sigo preguntando. Un saludo lleno de dudas, Montse.

7 febrero 2010

El Indomable Will Hunting (II)

Filed under: General,Psicología,Vida afectiva — Montse @ 1:15 am

El pasado 17 de enero os contaba que en clase de Psicología habíamos visto El Indomable Will Hunting y que iría subiendo algunos de los trabajos que han hecho sobre ella mis alumnos y alumnas de 2º de bachillerato. Pues bien, hoy tengo el gusto de ofreceros los siguientes trabajos:

El trabajo realizado por Elena Jareño Gómez (2º de bachillerato A):

Dos escenas de la película que Patricia Cuevas Cuevas (2º bachillerato A) incluye en su trabajo

(Me satisface comprobar que a Patricia le ha parecido significativa exactamente la misma escena que a mí me lo pareció en su día y que ya he utilizado en este blog al escribir el post titulado Vivir)

El trabajo que ha realizado María Molina Alcolea (2º bachillerato A):

Y, finalmente, la canción de Dikers titulada “Miedo” que la incluye en su trabajo Ana Coral Sánchez Ruiz (2º Bachillerato B) y que pone de manifiesto que el miedo puede paralizarnos e impedirnos vivir. No niego que haya que ser prudente pero una cosa es la prudencia y otra el renunciar a la vida. Y vivir es disfrutar lo bueno y saber aguantar lo malo, la vida incluye ambas cosas y el miedo a lo malo no puede hacernos que renunciemos a lo bueno.

Un saludo, Montse

5 febrero 2010

¿ciudadanos o súbditos?, ¿o quizá mejor consumidores?

Filed under: Educación,Filosofía,General,movilización — Montse @ 12:58 am

La palabra democracia tiene su origen en los vocablos griegos Demos que significa pueblo y Kratos que significa poder. Así pues, desde el punto de visto etimológico, la democracia es aquella forma de gobierno en la que la soberanía, el poder, reside en el pueblo. Pero, ¿vivimos realmente en una democracia?, ¿somos los ciudadanos y ciudadanas quienes tomamos las decisiones?, ¿nos interesa realmente a los ciudadanos tomar deciciones?, ¿de verdad queremos ser ciudadanos y asumir la responsabilidad y el compromiso ético-político que ello implica?, ¿queremos ser ciudadanos o súbditos?, ¿o quizá sólo nos interesa ser consumidores y es también eso lo que interesa al sistema que seamos?

Al parecer, muchos de nosotros y nosotras estamos muy preocupados por la crisis económica, por el futuro de las pensiones, por la crisis ecológica, por la pobreza y el hambre… Pero, ¿estamos realmente dispuestos a llevar a cabo ese cambio profundo del sistema que hace falta para salir de esta crisis? Porque la actual crisis económica no es más que la punta del iceberg de una gran crisis global que afecta a todos los ámbitos de la vida: económico, ecológico, ético y político. Mientras no tomemos conciencia de esto y no hagamos un cambio real en nuestra jerarquía de valores, todo los intentos de solución no serán más que parches que tarde o temprano pondrán de manifiesto la inviabilidad de esta forma de vida.

Los siguientes vídeos hechos por Annie Leonard nos sirven para reflexionar sobre cómo es el mundo que tenemos y sus implicaciones económicas, ecológicas, éticas y políticas. A partir de ahí, nosotros y nosotras decidimos. (Estos vídeos me han llegado vía Tuenti gracias a Ana Folgado Merino (Xexe para las personas que la queremos), alumna mía de 2º Bachillerato A. Gracias Xexe por los vídeos y por ser como eres).

Para escucharlo en versión original (inglés) pincha aquí

Para escucharlo en versión original (inglés) pincha aquí

Para escucharlo en versión original (inglés) pincha aquí

Para seguir reflexionando sobre las implicaciones económicas, ecológicas, éticas y políticas del mundo actual, os propongo la lectura de Un Mundo que Agoniza de Miguel Delibes. Se trata del discurso que dio Delibes cuando ingresó en la Real Académia de la Lengua en 1975. Un discurso cuyo contenido, lamentablemente, sigue siendo muy actual después de 35 años. Finalmente, si pincháis aquí encontraréis una guía de trabajo sobre el libro para vuestros alumnos y alumnas.

O hacemos algo ya o la crisis actual se quedará en mantillas con respecto a las crisis venideras.

Un saludo, Montse

3 febrero 2010

¡Hay que tener poca vergüenza!

Filed under: Educación,Filosofía,movilización,Perplejidad — Montse @ 1:00 am

La última propuesta de los políticos de retrasar la edad de la jubilación me  ha hecho acordarme de Mafalda cuando decía eso de ¡Qué atrasado está el progreso!

Me parece indignante que nos planteen que tenemos que  trabajar más y me indigna todavía más que nos lo digan precisamente aquéllos y aquéllas que no han trabajado nunca, aquéllos y aquéllas que  nunca han dado un palo al agua, aquéllos y aquéllas que lo único que han hecho ha sido afiliarse a las juventudes o a las nuevas generaciones para servirse del cargo y no para servir al cargo, convirtiendo así de la política en una profesión rentable en lugar de un servicio público. ¡Manda güevos! ¡Hala, todo el mundo a trabajar más independientemente de las características del trabajo que realice! ¡Eso es Justicia, Racionalidad y Sentido Común!

A mí me parece que retrasar la edad de la jubilación de forma general no es ético. ¿De verdad, nuestros políticos van a tener la poca vergüenza de pretender que un hombre del campo siga yendo a podar y a ensarmentar con 67 años?, ¿de verdad van a tener la poca vergüenza de querer que un albañil se siga subiendo a un tejado en pleno mes de julio con 67 años?, ¿de verdad van a tener la poca vergüenza de querer que una persona siga descargando camiones con 67 años?…

Y mientras tanto, ellos y ellas cobrando sueldos vitalicios y aprobando leyes para asegurarse sus escandalosos privilegios  en las pensiones de jubilación y en los sueldos de políticos y cargos públicos. Y mientras tanto, los ciudadanos y ciudadanas de a pie tendrán que trabajar más para cobrar menos porque ahora pretenden que en lugar de contar los 15 últimos años cotizados para establecer la pensión a recibir cuenten los 20 últimos. Y mientras los ciudadanos y ciudadanas de a pie tienen que cotizar durante 35 años para cobrar la pensión máxima, nuestros representantes políticos (que no nuestros amos/as) con sólo 7 años como parlamentarios cobran la pensión máxima. He aquí los privilegios en la jubilación de nuestra abnegada clase política.

Está claro que las cosas han cambiado, que la esperanza de vida ha aumentado y que algo hay que hacer para garantizar las pensiones en el futuro. Pero, ¿tienen que ser siempre los mismos los de la cabeza gorda? ¡No es posible tanta desvergüenza! Estoy indignada y perpleja.

Señoras y señores políticos, antes de empezar lo que hay que hacer sería conveniente que empezaran por lo que tendrían que haber hecho hace ya mucho tiempo si de verdad fueran demócratas y creyeran en la igualdad en dignidad y derechos de todos los seres humanos, a saber: eliminar gastos superfluos, acabar con las jubilaciones millonarias, suprimir cargos políticos que no sirven para nada, erradicar los sueldos vitalicios, suprimir los gastos de representación que no representan nada ni a nadie, abolir instituciones arcaicas y obsoletas que son perfectamente prescindibles, que suponen miles de millones de euros  de gasto para las arcas del Estado y que viven en grandes palacios cuyo mantenimiento es carísimo, acabar con el uso de coches oficiales para cosas privadas, etc., etc., etc. Empiecen por ahí y verán cómo las cuentas les empiezan a cuadrar.

Y ya puestos a hacer modificiaciones, no estaría de más que se olvidaran del ridículo sueldo mínimo interprofesional y empezaran a establecer un sueldo máximo interprofesional porque como siempre ha dicho mi madre es imposible que trabajando honradamente uno se haga de oro, o lo que es lo mismo, no es posible que haya tantos tontos y tan pocos listos. Claro que mientras los ciudadanos y ciudadanas sigamos permitiendo que nos traten como tontos y tontas, nuestros políticos seguirán siendo políticamente correctos (lo decía hace unos días en Injusticia, demagogia y apariencia). De nosotros depende el dejar de ser tontos y empezar a exigirles que sean éticamente justos, ¿queremos ser súbditos o ciudadanos?

Un saludo reivindicativo y protestón, Montse

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.