Cosas de la vida

9 enero 2010

¿Qué es la Felicidad? (III)

Filed under: Amor,General,Personal — Montse @ 5:15 am

En la madrugada del pasado 21 de febrero, intenté responder a la pregunta ¿Qué es la Felicidad? En aquel momento, mi respuesta quedó incompleta.  Pero, quizá, más que dejar incompleta mi respuesta, lo que hice  fue responder a la pregunta de una de las formas posibles que puede responderse. Trataré de explicarme.

Se puede, por ejemplo, dar una respuesta más filosófica que trate de identificar cuáles son los ragos que caracterizan a la Felicidad, que creo que fue lo que hice en ese primer intento. O se puede ofrecer una lista de situaciones o cosas concretas que te hacen feliz, que creo que fue lo que hice en mi segundo  intento ¿Qué es la Felicidad? II. Y en esta segunda ocasión, sí que mi respuesta quedó muy incompleta (afortunadamente, hay muchísimas más cosas que me hacen feliz).  Hoy, tercer intento, quiero contaros algunas de esas cosas y situaciones que me hacen feliz.

La foto de la derecha representa uno de esos momentos de felicidad personal. Era el día de mi cumpleaños de hace 8 años y mi madre me hizo uno de esos regalos que no tienen precio pero sí valor: me escribió la carta que aparece en la foto. Estas vacaciones he estado colocando papeles y fotos y gracias a ello he recuperado esa carta en la que mi madre me decía lo que sigue:

Socuéllamos, 31 de octubre de 2002

Hola Montse:

Con motivo de tu cumpleaños te voy poner estas líneas. Con esta carta quiero que veas que te observo y que me da alegría ver cómo eres. Yo he aprendido mucho de ti, tanto que ahora mi manera de ser es otra.

Montse, eso sí te lo tengo que decir: eres demasiado perfeccionista y cumplidora con tu trabajo, no te tomes todo tan en serio, deja algo al azar y disfruta ahora que puedes. No te enfades tanto por las incomprensiones y las injusticias que tenemos a nuestro alrededor, tú sigue usando tu energía y abriéndote a los demás como lo haces para comunicar lo que en ti es algo fundamental: la igualdad de oportunidades para todos los seres humanos.

Creo que tú llevas esto a la práctica en tu pequeña parcela, tienes un objetivo claro y profundo en tu vida que es el de contribuir en la tarea de hacer este mundo un poquito mejor. Y hoy quiero felicitarte por tu testimonio práctico.

Besos, Montse Madre

Como canta Adamo, la vida vuelve a sonreir que recordar es revivir y aquel cariño al evocar podrá un instante eternizar. Por ello, cuando estas vacaciones ha encontrado en el baúl de los recuerdos esta carta he vuelto a revivir aquel momento feliz de hace ya casi 8 años. Y es que, como alguien me enseñó, recordar viene del latín recordis que significa volver a pasar por el corazón.

Mi madre es una mujer extraordinaria cuyo mayor defecto ha sido vivir para sus cinco hijos. Ha trabajado muchísimo y su mayor deseo ha sido siempre que nosotros estuviésemos más preparados que ella. Estaba obsesionada con el hecho de que estudiáramos una carrera, quizá porque ella sólo pudo ir a la escuela hasta los 9 años. Siempre ha tenido el convencimiento de que la mejor herencia es una buena formación y una y otra vez nos recordaba que el saber no ocupa lugar.

Cuando tenía casi 60 años, cuando la vida le dejó más tiempo libre, cuando ya no tenía que criar cinco hijos, atender una tienda y coser todas las cortinas que vendía (había que mantener a cuatro universitarias en Madrid y las becas no cubrían ni el alquiler del piso), decidió apuntarse a la Educación de Adultos. Mercedes fue su primera maestra de adultos, una maestra fantástica que la supo entender, le doy confianza, le reforzó su autoestima, le hizo sentirse a gusto y potenció sus ganas de aprender (al principio mi madre sólo se había matriculado en alfabetización pero Mercedes le dijo que ella podía más, que su nivel era superior a alfabetización y que debía matricularse oficalmente en la ESO).

¡Qué importante es dar con una maestra así! Mi madre había intentado sacarse el graduado 20 años antes, cuando tenía 40, pero en aquel entonces le tocó una maestra que cuando no sabía hacer algo le decía: “¿no sabes esto?, pues mi madre que tiene 80 años lo sabe”, ¡qué poco tacto!, ¡qué falta de profesionalidad! Claro, boba, tu madre había ido a la escuela toda su vida, la mía no.

Pero 20 años después, al volver a intentarlo, encontró a Mercedes, a quien todavía hoy se refiere como mi maestra. Precisamente, una de las cartas que aparece en la foto de arriba está escrita por Mercedes. Mi madre siempre ha tenido complejo al escribir, decía que le daba vergüenza tener faltas de ortografía y tener mala letra. Y, aprovechando la confianza que le había dado Mercedes, le pidió que escribiera en limpio la carta para mí, quería una carta con letra bonita y sin faltas.  Menos mal que conservó la suya porque, aunque agradezco a Mercedes el detalle, para mí la carta de mi madre es la que tiene valor, me da igual cómo sea su letra y si tiene o no faltas de ortografía, lo importante es que es suya y, aunque conservo las dos cartas, la importante para mí es la escrita con su puño y letra.

Y toda esta historia para decir que me hace feliz tener la madre que tengo, me hace feliz que se sienta orgullosa de mí, me hace feliz que me quiera, me hace feliz quererla, me hace feliz que poco a poco vayamos aprendiendo a decirnos que nos queremos aunque sea por escrito, me hace feliz que ella sea feliz, me hace feliz que haya cumplido uno de sus mayores sueños que es que nosotros fuéramos a la universidad (creo que mi madre tenía mitificada la universidad pero bueno. Otro de sus sueños que nos decía cuando éramos pequeños era que nosotros teníamos que salir en las enciclopedias, todavía no se ha cumplido peroiestamos en ello, jajaja). Me hace feliz releer esta carta, me hace feliz escribir este post y muchas otras cosas que os contaré otro día porque son más de las 5 de la mañana.

Un saludo, Montse

Anuncios

5 comentarios »

  1. Preciosa y emotiva carta. Desde luego es para hacer feliz a cualquiera. Esa obsesión de tu madre, también la tuvo la mía y la de la mayoría. Una obsesión marcada por una situación que no permitía muchas cosas, donde se marcaba mucho más las diferencias de clase y donde a la universidad (sobre todo en mi tiempo) iban sobre todo niños de papá.
    En fin, me has recordado a mi madre, de la que no disfruto hace ya cuatro años, y a la que tengo presente siempre. Y desde luego me hacía feliz.

    Salud y República

    Comentario por RGAlmazán — 10 enero 2010 @ 7:32 am | Responder

  2. ¡Vivan las madres! :)

    Comentario por nata — 10 enero 2010 @ 9:10 am | Responder

  3. Pues a mí me ha hecho muy feliz leer este post en el que nos regalas un trocito de ti tan importante. Muchas gracias. Al igual que RGAlmazán me has recordado a mi madre. En realidad, Montse, lo de “¿Qué es la felicidad?” en esta ocasión ha sido para hacerle un emotivo y cariñoso homenaje a tu madre que se lo tiene merecido, sin duda. Un fuerte abrazo.

    P.D.: A las 5 de la madrugada se debe estar descansando, ¿no?

    Comentario por Ricardo — 10 enero 2010 @ 10:30 am | Responder

  4. Montse te he puesto un mensaje privado por tuenti pero por si no lo has visto te escribo uno aquí, mi objetivo es el siguiente: me gustaría que me dijeses si se suspenden las clases de mañana o no. Muchas gracias por tu atención, perdona por haber insistido en tu blog y en tuenti y un saludo.

    Comentario por Pedro j. Cuevas Carrasco — 10 enero 2010 @ 5:38 pm | Responder

  5. No cabe duda de que tu madre es un Pedroche en toda regla!

    Comentario por Manu — 11 enero 2010 @ 12:05 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: