Cosas de la vida

7 enero 2010

No a la apología de la violencia machista

Filed under: Educación,General,movilización,Perplejidad — Montse @ 11:59 pm

Que la Justicia analice las palabras del Arzobispo de Granada y actúe en consecuencia

Desde esta casa virtual me adhiero a la petición de actuación de la Justicia a raíz de las inaceptables palabras del Arzobispo de Granada según el cual si la mujer aborta, el varón puede abusar de ella. La apología de la violencia machista no debe ser permitida nunca, a nadie, en ningún sitio y bajo ninguna circunstancia. No a la apología de la violencia machista venga de donde venga y la haga quien la haga.

“Don Javier Martínez, arzobispo de Granada, en una reciente homilía comparó la Ley del Aborto, votada mayoritariamente por el Parlamento español, con los crímenes de Hitler manifestando que si la mujer aborta, el varón puede abusar de ella.

Un grupo de ciudadanas y ciudadanos creamos en la tarde de ayer el grupo Que la justicia actúe contra el Arzobispo de Granada en la red social Facebook, ya que según nuestro punto de vista, sus palabras pueden constituir un delito al incitar y justificar la violencia de género. Recordemos que en nuestro país se condenó, con una pena de quince meses de prisión, al imán de Fuengirola (Málaga), por defender posiciones similares.

En el grupo se han incorporado artículos publicados en la prensa nacional así como la homilía íntegra descargada en formato pdf de la página oficial del Arzobispado de Granada.

No han pasado aún veinticuatro horas desde la creación del grupo y nos acercamos ya a las 3.000 personas que formamos parte del mismo, expresando con libertad y transparencia nuestras opiniones sobre el tema.

En la mañana de hoy se ha procedido a enviar escritos individuales por parte de algun@s de los integrantes del grupo al Ministerio de Igualdad, asociaciones ciudadanas, partidos políticos, Conferencia Episcopal… para que se manifiesten sobre las palabras pronunciadas, pidiendo la intervención de la Fiscalía por si las mismas onstituyen un delito.

La violencia de género es una lacra social que se cobra muchas más vidas que el terrorismo. No podemos permitir que nadie, y menos si lo hace desde una tribuna pública o un púlpito, pueda contribuir con sus palabras a su propagación y justificación.

Entendemos que la ley debe ser igual para todas y todos, seas cristian@, musulmán/a, agnóstic@ o ate@, te escondas tras un pasamontañas, una sotana o un despacho institucional.

Si los poderes públicos silencian estas situaciones, las ciudadanas y ciudadanos debemos pasar de la indignación a la denuncia y a la acción para que nuestras libertades y leyes no se devalúen por la dejadez de los que tienen que velar por su cumplimiento”.

Grupo en Facebook:  Que la justicia actúe contra el Arzobispo de Granada

No a la apología de la violencia machista la haga quien la haga y venga de donde venga

Otros blogs que se adhieren a esta petición:

  1. Rubén Caravaca, administrador del grupo en Facebook
  2. El blog de Rebeca Ruiz
  3. DILOOP (V 5.0)
  4. El blog de Piezas
  5. El blog de Pleguezuelo
  6. El blog de Juan José Santano
  7. Puñaíto de alfileres
  8. Un racó perdut
  9. El rincón de Chuscartes
  10. Cenicienta en el país de las maravillas
  11. Voces de mujer
  12. Ni con NH3
  13. La mosca cojonera
  14. Criando cuervos
  15. Digresiones 3.0
  16. Diario de un internauta

Un saludo, Montse

Anuncios

12 comentarios »

  1. […] This post was mentioned on Twitter by piezas, Montse Díaz Pedroche. Montse Díaz Pedroche said: https://montsepedroche.wordpress.com/2010/01/07/no-a-la-apologia-de-la-violencia-machista/ […]

    Pingback por Tweets that mention No a la apología de la violencia machista « Cosas de la vida -- Topsy.com — 8 enero 2010 @ 1:04 am | Responder

  2. Este tipo es un canalla y un violador en potencia. Besos.
    Salud y República

    Comentario por RGAlmazán — 8 enero 2010 @ 7:52 am | Responder

  3. Y se atreve a hablar de libertad…. ¿De qué libertad? ¿En qué idioma habla? Pero aún, ¿para quién?.

    Comentario por Olga — 8 enero 2010 @ 7:37 pm | Responder

  4. Dado que vivimos en una democracia y hay libertad de expresión, me parece que ese señor puede decir lo que piensa, sin que por ello tenga que ser ajusticiado.

    Comentario por Jose — 9 enero 2010 @ 12:07 pm | Responder

  5. La libertad de expresión tiene un límite y no puede confundirse con apología de la violencia. De hecho, hay personas en las cárceles por haber expresado su apoyo a ETA, por ejemplo, y eso también era libertad de expresión, pero expresar el apoyo al terrorismo es indecente, igual de indecente que expresar el apoyo a la violación. Además, se pide que sea juzgado por si sus palabras hubieran incurrido en delito, no se le ha sentenciado. Esa forma de actuar es propia de otros/as.

    La libertad de expresión no puede confundirse con la libertad de insultos ni con la libre expresión de barbaridades. Saludos libres pero con respeto.

    Montse

    Comentario por Montse — 9 enero 2010 @ 12:22 pm | Responder

  6. He leído completa la homilía de Don Javier Martínez y tengo mis dudas y reservas en cuanto a la interpretación de sus palabras en el contexto general de su escrito. Mi primera impresión es que usa, muy desafortunadamente, la palabra “abusar” con el sentido de “dejar embarazada a una mujer por tener relaciones sexuales fuera del matrimonio” o bien “tener relaciones sexuales fuera del matrimonio”, y no con el de “forzar sexualmente” o “hacer violencia sexual”. Pero ya digo que no estoy seguro.

    Dice Don Javier Martínez:

    “El mundo puede llamarlo estupidez. Yo le llamo valor. Pero matar a un
    niño indefenso, ¡y que lo haga su propia madre! Eso le da a los varones la
    licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer, porque la
    tragedia se la traga ella, y se la traga como si fuera un derecho:…”

    Y más adelante, parece que es más evidente, si sustituimos “abusó de ella” por “tuvo relaciones sexuales con ella”:

    “Una adolescente engañada por el chico QUE ABUSÓ DE ELLA o por sus padres, o por la imagen que tiene de sí misma, siempre tendrá en la Iglesia una casa, una familia y una madre.”

    Creo que cierto uso del lenguaje de Don Javier Martínez es desafortunado y habrá de hacerse responsable de lo que ha dicho. No comparto algunas o muchas de las ideas derivadas de sus creencias religiosas que expresa en su escrito, pero me cuesta pensar que su intención consciente y deliberada sea hacer una apología de la violencia sexual.

    Comentario por Ricardo — 10 enero 2010 @ 11:13 am | Responder

  7. Querido Ricardo:

    Sinceramente, creo que haces una interpretación muy generosa de las palabras de este señor. Te recuerdo que se trata de una persona preparada no de un analfabeto. En mi caso, antes de unirme a la protesta leí la homilía del mencionado arzobispo. Eso sí, la leí por encima, porque me costaba muchísimo leer cosas, a mi juicio, indecentes. No obstante, al leer tu comentario he vuelto a leer la homilía y esta vez con detenimiento y letra por letra (¡Madre mía lo que tiene que hacer una para tratar de ser lo más objetiva posible!).

    Me he tomado la molestia de copiar literalmente algunos párrafos completos en los que, en mi opinión, se hace apología de la violencia machista, además de cometer la barbaridad de comparar un aborto con los crímenes del Nazismo y de otras dictaduras habidas en la Historia. Pongo a continuación los párrafos exactos indicando con (…) donde doy un salto y me voy a otro párrafo. Ahí va:

    “Se promulga una ley que pone a miles de profesionales (médicos, enfermeras,…) -sobre todo, a ellos- en situaciones muy similares a las que tuvieron que afrontar los médicos o los soldados bajo el régimen de Hitler o de Stalin, o en cualquiera de las dictaduras que existieron en el siglo XX y que realmente establecieron la legalidad de otros crímenes, menos repugnantes que el del aborto. (…) Pero matar a un niño indefenso, ¡y que lo haga su propia madre! Eso le da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer, porque la tragedia se la traga ella, y se la traga como si fuera un derecho: el derecho a vivir toda la vida apesadumbrada por un crimen que siempre deja huellas en la conciencia y para el que ni los médicos ni los psiquiatras ni todas las técnicas conocen el remedio. (…) Es la humanidad la que retrocede con este genocidio silencioso al que se nos invita y que ahora se promueve, genocidio que se impone a ciertos profesionales como si fuera una obligación –repito: el mismo tipo de obligación que las que tenían los oficiales en los campos de concentración de Auschwitz y Buchenwald en los que no podían rebelarse porque eran órdenes superiores-.”

    Este hombre dice textualmente “Pero matar a un niño indefenso, ¡y que lo haga su propia madre! Eso le da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer” y después intenta explicar por qué una cosa da derecho a otra. No sé si quiere decir que lo piensa él así, que piensa que lo piensan otros, da igual, es lo que dice y me parece apología de la violencia machista. No obstante, como no soy jueza, por eso me he unido a un grupo que pide que esas declaraciones las analice un especialista y a partir de ahí que se decida. Porque, además, no es la única lindeza que contiene la homilía.

    Suele pasar que cuando uno piensa que otro puede pensar que tal o cual cosa, es porque es él mism quien lo piensa así. Parece que lo que este hombre piensa es que si el aborto está permitido entonces la violación se convierte en un asunto menor porque se puede abortar, así que a violar!!!! Vamos, no sé si es apología de la violencia machista pero al menos sí parece una cierta justificación de la misma. De hecho, no es la primera vez que escucho a un representante de Dios en la Tierra decir una barbaridad parecida, uno de estos representantes, no muy lejos de donde vivo, decía que a algunas chicas las violaban porque iban provocando con sus minifaldas y sus escotes.

    Y, por último, nos trata a las mujeres como si fuéramos imbéciles y tuvieran que protegernos por nuestra congénita incapacidad. Pues NO, no quiero salvadores de mujeres de este tipo, que nos dejen cuidarnos solas que no necesitamos un Padre Protector. YA ESTÁ BIEN!!!

    Un abrazo, Montse

    Comentario por Montse — 10 enero 2010 @ 12:29 pm | Responder

  8. yo también tengo mis dudas, como ricardo, aunque comparto tu argumentación, montse; de todas formas no creo que los sacerdotes sean personas instruídas, pues los temas a los que dedican su vida y sus horas de estudio, son , de todo, menos material que te forme como persona cultivada y “de mundo”, lo grave es que los distintos gobiernos tengan a tipos como este como interlocutores, que se siga enseñando religión en las escuelas públicas y que dejemos que la iglesia decida quién enseña y qué enseña, esta sociedad que admite este estado de cosas me parece muy triste…los intentos desesperados por llamar la atención de algunos sacerdotes son simplemente patéticos…no entiendo como cualquiera que haya ido al colegio puede sentarse tan tranquilamente los domingos a escuchar sandeces…

    saludos!!!

    Comentario por verónica — 11 enero 2010 @ 6:49 pm | Responder

  9. Montse, sigo con muchas dudas y reservas en cuanto a la siguiente afirmación:

    – Don Javier Martínez hace en su escrito una defensa consciente e intencionada de la violencia sexual contra la mujer.

    De hecho, si tuviera que pronunciarme diría que NO es su intención consciente e intencionada hacer apología de la violencia sexual contra la mujer. Otra cosa es lo que su torpeza dialéctica provoque. Es un terreno pantanoso, creo yo, el de las interpretaciones de las palabras de otros/as.

    Y aunque sea desviarme del tema, he dicho en mi comentario anterior que no estoy de acuerdo con algunas o muchas de las ideas expresadas en su escrito que derivan directamente de sus creencias religiosas. Pues son, creo, ideas principales dentro de su homilía, a saber: que o se está con la Iglesia o contra la Iglesia; que los verdaderos valores morales tienen su razón de ser en la fe a Dios. Porque planteado así, da la impresión de que no hay valores morales, no ya estando contra la Iglesia o contra Dios, sino, sencillamente, estando al margen de Dios. Plantear las cosas como “o conmigo o contra mí” es un principio de barbarie.

    Seguiré meditando dos o tres argumentos que me rondan la cabeza en torno a este asunto. Gracias por hacerme pensar en cosas importantes.

    Un fuerte abrazo y termina de disfrutar del inesperado día de asueto.

    P.D.: ¿Tienes chimenea en tu casa?

    Comentario por Ricardo — 11 enero 2010 @ 8:17 pm | Responder

  10. Hola Montse, he visto esta entrada y no puedo evitar intervenir. He leído entera la homilía del Arzobispo de Granada y por más vueltas que le doy no encuentro por ningún sitio la supuesta incitación a la violencia machista. Me parece que hay que hacer verdadero contorsionismo intelectual para interpretar lo que tu interpretas.
    Respecto al comentario que hace RGAlmazán, uno no sabe si reir o llorar, es tan disparatado que no se puede tomar ni en serio, en cambio de Ricardo se agradece la cordura y el sentido común. Por otra parte, coincido con algo que ha escrito alguien por ahí arriba, es triste esta sociedad y está enferma, pero por ser capaz de presentar al aborto como un derecho siendo un acto abominable sin paliativos.

    Un saludo de Juanjo Romero.

    Comentario por juanjohombrebueno — 11 enero 2010 @ 9:24 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: