Cosas de la vida

3 enero 2010

¿Qué es la Felicidad? (II)

Filed under: General — Montse @ 11:57 pm

Entre las muchas cosas que me producen felicidad está VAGUEAR, no hacer nada, PERDER el tiempo. Y estas vacaciones me estoy poniendo las botas. Creo que vaguear es una actividad muy sana y desestresante que se está perdiendo. Por  eso, frente a la actual obsesión por consumir actividades extras de forma compulsiva yo reivindico la capacidad de disfrutar de perder el tiempo.

Me encuentro tan a gusto que me está pasando un poco como a Felipe el amigo de Mafalda. Sé que no tengo derecho a quejarme porque mis vacaciones son generosas pero … qué queréis que os diga:

¡TODAVÍA NO TENGO GANAS DE VOLVER A LA ESCUELA!

Me gustaría seguir unos días más jugando al mus con mis sobrinos: Áureo (15 años), Motita (13 años), Pablo (11 años) y Mario (10 años). Me gustaría seguir teniendo conversaciones filosóficas con Elenita (4 años). Me gustaría seguir escuchando a Martín (casi 2 años) cómo repite todos los finales de palabras de los mayores, especialmente si tienen tono de regañina. Me gustaría seguir comiendo lo que no debo, jugando como una más y no teniendo obligaciones durante unos días más. ¿Me traerían los Magos de Oriente esto si se lo pidiera? Voy a probar.

Un saludo, Montse

Anuncios

11 comentarios »

  1. Querida, no sabes como te entiendo. De siempre he reivindicado poder perder el tiempo, hacer cosas inútiles, dejar que pase el tiempo y verlo pasar sin hacer nada por detenerlo. Pero claro, eso significa bajarte del tren que impera, y no es fácil, aunque deberíamos intentarlo. Se pasa pipa transgrediendo y malgastando el tiempo. Besos.

    Salud y República

    Comentario por RGAlmazán — 4 enero 2010 @ 3:43 pm | Responder

  2. jajaja, querida Montse si es que donde se ponga un sofá…. me ha gustado esa reflexión acerca de las actividades extras, es verdad, es que lleva uno un ritmo de vida que eso de vaguear como tú dices ni se lo contempla. Tu pídele a los reyes lo que quieras que ellos son….¡¡ MAGOS ¡¡ y quién sabe. ;-)

    Comentario por Jorge Matute — 4 enero 2010 @ 5:23 pm | Responder

  3. Rafa, pero nosotros nos montamos en el tren que nos da la gana, no? Si los demás quieren dejarse llevar, allá ellos. Nosotros a lo nuestro.

    Jorge, lo del sofá ni te cuento!!! A veces, cuando estamos terminando de comer, digo, callad, callad y me dicen qué pasa? Entonces les digo, no oís cómo me está llamando el sofá a voces? jajajaja, y me dicen qué tonta eres!!! Entonces, feliz de la vida me voy a echarme la siesta.

    Bueno, a ver cuándo quedamos un día para perder el tiempo los tres juntos, con tus nietos, Rafa y con tus hijos, Jorge. Un abrazo, Montse

    Comentario por Montse — 4 enero 2010 @ 11:15 pm | Responder

  4. Hola Montse,

    que he seguido las miguitas de roscón y he llegado hasta aquí, ya sabes, vagueando y perdiendo el tiempo ;)

    Muy cálida tu casa, he leído algunas entradas, y no sé, queda muy ñoño decir esto pero ojalá los reyes traigan mucha gente como tú, que lleven la simpatía, las dudas y la ternura bien selladitas en la frente, para que la sepamos reconocer.

    Que el 2009 ya se ha largado (hasta otra) y que en el 2010 sigamos tejiendo lazos de amistad.

    (ups, me ha salido el haba, me toca invitar ;)

    un abrazote,

    Rbc

    Comentario por Rbc — 5 enero 2010 @ 2:51 pm | Responder

  5. Que si esos días “extras” no te los traen los reyes, siempre se lo puedes pedir a tu médico de cabecera, que la seguridad social regala las bajas.
    pero mejor cambio de tema, que yo llevo una empresa y lo del absentismo lo llevo requetefatal.
    Rbc

    Comentario por Rbc — 5 enero 2010 @ 2:53 pm | Responder

  6. Querida Rbc:

    Cuando en NaDa PeRmAnEcE te dije que te pasaras por mi casa porque le había pedido a los magos un regalito para ti no me refería a que te pasaras por aquí (aunque estoy encantada de verte en esta casa, eh!!!), simplemente estaba jugando con nuestra amistad y nuestra complicidad virtuales. ¿Te das cuenta de cómo pueden interpretarse las cosas de mil formas? Ésa es la grandeza y, al mismo tiempo, la miseria de la ambigüedad del lenguaje natural.

    Al final, el regalo lo he tenido yo, tu visita, ¡me encanta! Espero verte más por aquí. Además, podemos aprovechar este espacio más escondido para planear alguna maldad a Andriu, jejeje.

    Lo de las bajas, habrá de todo mujer, habrá quien realmente la necesite y quien le eche morro a la vida. Y en la enseñanza pública, casi que es mejor valorado/a aquél/aquélla que le echa morro. Y no creas estoy empezando a plantearme aprender a ello. ¿Por qué mi familia me enseñó la honestidad?, ahora me cuesta más aprender a echarle morro a la vida, ¡vaya!

    Un abrazo, Rbc. Montse

    Comentario por Montse — 5 enero 2010 @ 10:26 pm | Responder

  7. Lo del sofá parlante me ha hecho mucha gracia. Lo de la conspiración contra Andriu no tanto…

    Yo peco mucho de lo que tú denuncias: tratar de exprimir el tiempo y sentirme culpable si me entrego a la indolencia de dedicarme a “perderlo”. Tendré que enmendarme y aprender a regirme por principios menos “utilitaristas”.

    Rbc, me alegra verte por aquí también.

    Un abrazo.

    Comentario por Andriu — 6 enero 2010 @ 7:55 pm | Responder

  8. Montse, qué razón tienes!, la vagueza está muy desprestigiada últimamente y hay que alzarla un poco para que se incluya en los Derechos Humanos y tener un pilar donde agarrarnos cuando nos digas: ¡vagos! jajaaj (es broma), pero de todos modos uno se acostumbra muy pronto a lo bueno y como decía mi abuelo:

    -perro que no callejea, poco manduquea.

    Un abrazo con olor a carbón dulce. Manu

    Comentario por Manu — 6 enero 2010 @ 8:46 pm | Responder

  9. Andriu, no te preocupes, no será ninguna emboscada…con lo salaó que tú eres y lo espléndidas que somos nosotras, te trataremos como un marajá.
    Yo la verdad es que no me dejo descuidar el tiempo, y no por falta de ganas, sino que me paso el día corriendo de aquí para allá, la empresa, los niños, la compra,…una “atleta urbana”, por decirlo con optimismo. En definitiva, que estoy metida de lleno en el disparate de vida occidental que llevamos, con la única filosofía de ir tirando, pero me encandila la idea de tumbarme a aprovechar el tiempo; me gusta esa actitud desgarbada q se parece demasiado a una forma de incredulidad existencial, de imposibilidad latente, de necesidades evidentes, de mierda en verso. Y me encanta encontrarme de repente con alguien quietecito, en cualquier municipio de por aquí, mirando la montaña, así, sin más, sentado en algún canto a la sombra, aguardando nada. En parsimonia intrigante. En esa calma excesiva y feroz q conduce irremediablemente a la tortura de devastarte el cerebro invocando probabilidades a cuenta-gotas. O en alguna playa de la ciudad, mirando al infinito y tiritando silencio de burbujas, en un día de estos en que te aprece q faltan océanos en el mundo para tantas marejadas.
    En cuanto a lo de echarle jeta, hay auténticos especialistas en eso, pero también es cierto que hay gente francamente responsable con su trabajo. Lo siento guapa, pero me temo que tu educación y tus genes te han arrojado al grupo de los cumplidores. Y también tiene su recompensa…mira tus alumnos cómo te aprecian. Ese afecto y respeto que te has ganado es otro de los bienes intangibles de los que se hablaba hace poco en otro foro. Y seguro que te arropa más que una mantita de sofá en un lunes laborable ;)
    Otro beso, también invisible.
    Rbc

    Comentario por Rbc — 7 enero 2010 @ 11:53 am | Responder

  10. […] o cosas concretas que te hacen feliz, que creo que fue lo que hice en mi segundo  intento ¿Qué es la Felicidad? II. Y en esta segunda ocasión, sí que mi respuesta quedó muy incompleta (afortunadamente, hay […]

    Pingback por ¿Qué es la Felicidad? (III) « Cosas de la vida — 10 enero 2010 @ 5:16 am | Responder

  11. […] Llevo tiempo sin escribir, en mi mente hay varios post rondando pero estoy en un momento que no me apetece escribir sobre esos temas. Y es que, como dice el genial Sabina, La vida no es un bloc cuadriculado y este mes me estoy dedicando a sentir, a disfrutar de las pequeñas Cosas de la Vida (que al final son las MÁS GRANDES). Ya vendrán tiempos de reflexión, de compromiso, de trabajo… ahora toca VIVIR y para mí VIVIR incluye necesariamente VAGUEAR en el mejor sentido de la palabra. Ya expliqué en su momento que para mí vaguear, poder perder el tiempo, es un ingrediente fundamental de eso que todos andamos buscando y que llamamos FELICIDAD. […]

    Pingback por Tiempo para vivir sin sobrevivir « Cosas de la vida — 19 agosto 2010 @ 10:13 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: