Cosas de la vida

31 diciembre 2009

Feliz 2010

Filed under: Amor,General,Personal — Montse @ 11:01 am

Pues sí, casi sin darnos cuenta, ya pasó uno más. Y aunque para las uvas hay algunos nuevos, a los que ya no están los echaremos de menos. Y a ver si espabilamos los que estamos vivos y en el año que viene nos reímos más y aprendemos a disfrutar día a día de las Cosas de la Vida.

Os deseo a todas las personas que habitáis esta casa virtual un feliz año nuevo, espero que el nuevo 2010 supere en felicidad al viejo 2009, que nos permita hacer realidad alguno de nuestros sueños y que nos siga proporcionando expectativas en todos los ámbitos de la vida. Ojalá que el año que estamos a punto de estrenar esté lleno de risas, complicidades, compañía y afecto. Y, como dice Mafalda, ojalá que aprovechemos el año nuevo y el resto de la vida para hacernos cada vez mejores personas.

Para todas las personas que formáis parte de las Cosas de Mi Vida: mi familia, mis amig@s, mis alumn@s y ex-alumn@s, las personas que visitan habitualmente este blog y las que llegan a él por casualidad, os regalo esta felicitación de Mafalda que me envió el año pasado Bárbara Marcos Lara, una antigua alumna mía.

Pongamos cada uno nuestro granito de arena para que año a año consigamos que Mafalda no vea un sinsentido el hecho de cambiar de año porque cada cambio de año traiga consigo una pequeña mejoría en el mundo.

Un fuerte abrazo, Montse

Anuncios

24 diciembre 2009

¿Feliz Navidad?

Filed under: Filosofía,General,movilización — Montse @ 7:45 pm

El fin de año huele a compras, enhorabuenas y postales con votos de renovación,

y yo que sé del otro mundo que pide vida en los portales, me doy a hacer una canción.

La gente luce estar de acuerdo, maravillosamente todo parece afín al celebrar,

unos festejan sus millones, otros la camisita limpia y hay quien no sabe qué es brindar.

Mi canción no es del cielo, las estrellas, la luna,

porque a ti te la entrego, que no tienes ninguna.

Mi canción no es tan sólo de quien pueda escucharla,

porque a veces el sordo lleva más para amarla.

Tener no es signo de malvado y no tener tampoco es prueba de que acompañe la virtud,

pero el que nace bien parado, en procurarse lo que anhela no tiene que invertir salud.

Por eso canto a quien no escucha, a quien no dejan escucharme, a quien ya nunca me escuchó:

al que su cotidiana lucha me da razones para amarle: a aquél que nadie le cantó.

(Canción de Navidad. Silvio Rodríguez)

Desde mi visión laica de la vida, me gustaría que llegara pronto ese día en el que lo que dice Ska-p en su Villancico dejara de ser cierto.

Paremos el mundo, pero no para bajarnos como decía mi apreciada Mafalda, sino para imprimirle una dirección distinta.

Un abrazo, Montse

21 diciembre 2009

¿Qué es la Felicidad?

Filed under: General — Montse @ 1:29 am

Como dice Savater, ésta es una de esas preguntas imposibles, enormes, gigantes que todo ser humano se plantea alguna vez en su vida. Yo incluso diría que es una pregunta imprescindible en toda vida humana, una pregunta recurrente que aparece y desaparece en función de las circunstancias que en cada momento nos toca vivir. Y no sé por qué, o sí lo sé pero eso no importa, últimamente me he topado  varias veces con ella, bien porque yo misma me la haya hecho, bien porque alguien me la haya planteado.

Recuerdo, por ejemplo, cuando uno de los primeros días de clase de Psicología una alumna de 2º de Bachillerato me dijo que estaría muy bien organizar unas sesiones entorno a la pregunta ¿qué es la Felicidad?.  Poco después, llegó a mis manos el libro de Bertrand Russell titulado La conquista de la felicidad. Y, casualidades de la vida o intereses que focalizan tu atención, hace poco he llegado hasta el blog En la boca del Lobo del periodista Ramón Lobo y allí he encontrado un post cuyo título es Oportunidades de ser feliz.

Así las cosas, me he dicho a mí misma, de hoy no pasa, voy a intentar  dar mi propia respuesta a esta gran pregunta y, al mismo tiempo, voy a invitar a las personas que se asoman por esta casa virtual a que sean tan amables de dejarnos sus respuestas. ¡Ah!, también están invitados todos mis alumnos y alumnas de todos los cursos a los que doy clase (desde 2º de ESO hasta 2º de Bachillerato). Y, por supuesto, todos los alumnos y alumnas a los que no les doy clase sean del IES Fernando de Mena o de cualquier otro centro. (Un mensaje para  mis chicos y chicas: os invito amablemente a dejar vuestras respuestas, no vais a hacer que tenga que coaccionar, ¿verdad?, jajaja).

Como ya dijo Aristóteles en su Ética a Nicómaco, el fin último, la meta de todos los seres humanos, es la felicidad. Afirmación con la que al parecer estamos de acuerdo todas las personas, sean cuales sean nuestras convicciones. También echaremos mano de Aristóteles para explicar que la Felicidad es el Bien Supremo, el fin último, porque  siempre se quiere por sí misma y nunca por otras cosas, mientras que las demás  cosas las queremos para ser felices. Así lo dice nuestro filósofo:

“Consideramos perfecto lo que se elige siempre por sí mismo y nunca por otra cosa. Tal parece ser, más que nada, la felicidad, pues la elegimos siempre por ella misma y nunca por otra cosa”.

Sin embargo, a pesar del aparente acuerdo, no es una tarea fácil encontrar la respuesta a la pregunta ¿qué es la felicidad?. De hecho, hace más de ventiséis siglos que buscamos dicha respuesta y todavía no la hemos encontrado. Es verdad que existe un acuerdo unánime en considerar a la Felicidad como Bien Supremo o Fin Último pero, como el propio Aristóteles indicó en su momento, el desacuerdo aparece nada más intentar concretar cuál es el contenido de la felicidad: ¿es el placer?, ¿la riqueza?, ¿el lujo?, ¿el éxito?, ¿un poco de todo en su justa medida?, ¿nada de lo anterior? … Las respuestas pueden ser tan variadas como variados somos los seres humanos.

Pero como de lo que hoy se trata es de dar mi propia respuesta, vamos a ello. En primer lugar, quiero dejar claro que para mí esa respuesta no es una respuesta acabada y conclusa sino más bien una respuesta que voy construyendo y que, por lo tanto, mi respuesta hoy no es la misma que hubiera dado en el pasado ni tampoco la coincidirá con la que pueda dar en el futuro. Creo que la felicidad es algo que madura al mismo tiempo que maduramos nosotros. Quizá por ello, en mis años universitarios no me hacía feliz vivir en Madrid y ahora vivir en esa ciudad no sería un inconveniente para mi felicidad sino todo lo contrario. Además, creo que muchas veces no sabemos apreciar la felicidad y está a nuestro lado pasando desapercibida. Creemos que la felicidad tiene que ser algo extraordinario cuando la mayoría de las veces la felicidad está en las cosas pequeñas de la vida.

Pero, como sabemos, los humanos somos unos eternos insatisfechos y esa insatisfacción constante, que muchas veces es motor de vida, otras nos impide disfrutar de día a día de las cosas cotidianas de la vida que son las que al final nos dan la felicidad. Nadie nos enseña a ello, ¿verdad? Nos han enseñado los logaritmos y las integrales, el imperativo categórico de Kant, el PH y el aparato de Golgi, las subordinadas adjetivas y hasta el kernel de un sistema operativo. Pero nadie nos ha ayudado a aprender a disfrutar día a día de las Cosas de la Vida. Y es que, después de tantos siglos, todavía impera la dictadura de la razón que impusieron Sócrates y Platón. Y, no voy a ser yo quien niegue la importancia de la razón en los seres humanos, somos seres racionales, por supuesto, pero no sólo racionales. Además de la dimensión intelectual, está la dimensión afectiva y con esa dimensión tiene que habérselas cada cual como buenamente puede. Y a fuerza de ensayos y errores vamos aprendiendo y nos vamos construyendo.

Pero este proceso de construcción se alarga innecesariamente con ensayos y errores que acaban produciendo sufrimiento evitable. Y todo ello por habernos empeñado en descuidar la educación de la vida afectiva y por habernos empeñado en hacer depender esta tarea de la responsabilidad individual de cada uno, ¡con lo productivo que suele ser el aprendizaje cooperativo entre iguales! Creo que, después de tantos siglos, va siendo hora de empezar a enmendar errores, ¿no creéis?

¡Vaya, hace ya más de una hora que llegó la medianoche y casi ni he empezado a decir qué es para mí la felicidad! Se me ha hecho demasiado tarde, mañana tengo clase a primera hora y mis alumnos y alumnas se merecen que yo esté en plena forma, así que tengo que dejarlo aquí, pero seguiré. De momento, para no dejar todo en el aire, diré que para mí uno de los ingredientes de una vida feliz es el deseo de mejorar las cosas, el no conformarse con lo que es si nos parece que no debe ser, la protesta para al menos no ser cómplices con nuestro silencio. Lo canta Pablo Milanés, la vida no vale nada si en fin lo que me rodea no puedo cambiar


Aunque algunas veces nos decepcionemos, flaqueen nuestras fuerzas e incluso estemos hundidos, siempre hay que tirar pa’lante y seguir luchando por un mundo mejor. Y, como dice Fito en esta canción de cuando formaba parte de Platero y tú,  cantar nos ayuda a recobrar algunas fuerzas perdidas porque al cantar nos podemos olvidar de todos los malos momentos:

Hasta mañana, un abrazo, Montse.

15 diciembre 2009

Mi decisión y mis argumentos

Filed under: Educación,Filosofía,General — Montse @ 7:41 pm

He intentado atender a todos los alumnos y alumnas (les dé o no les dé clase) que se han puesto en contacto conmigo para preguntarme algo, trasladarme sus preocupaciones o hacer sus propuestas.

Ahora, voy a explicar cuáles son las decisiones que finalmente he tomado y, si me lo permitís, voy a intentar hacer una reflexión sobre todo lo que ha ocurrido. Y es que, como siempre os digo, la Filosofía está en la vida, la Filosofía no sólo es una materia que tenemos que estudiar y aprobar (que también) sino fundamentalmente una actitud vital.

En primer lugar, para que a mis alumnos y alumnas de 4º ESO B les quede claro (¡sois vag@s hasta para leer cosas que os incumben, jolín!) entre tanto comentario les diré que mañana NO tendrán examen de Ética. He decidido no hacer el examen por varios motivos:

  1. Si siempre trato de consensuar con vosotros/as las fechas para que no se os juntes los exámenes, no voy ahora a juntarlos yo misma por unas circunstancias ajenas a todos/as.
  2. Hay notas suficientes para sacar una media y como todas se van acumulando para la nota final, da igual que ahora tengamos x notas y en la siguiente evaluación el doble. Todo cuenta y esto es un proceso no un aquí y ahora.
  3. Creo que hacerlo mañana es demasiado precipitado porque tenemos clase a 6ª hora y la evaluación es esa misma tarde, lo que significa que no me daría tiempo a corregir y hacer todos los informes.

Así las cosas, mañana a 6ª que tenemos clase decidiremos qué día lo hacemos cuando volvamos de vacaciones y aprovecharemos para analizar las razones que habéis dado y debatir sobre el asunto.

Para mis chicos y chicas de 1º de Bachillerato B tengo dos propuestas:

  1. Los alumnos y alumnas quieran harán el examen el jueves en la hora de clase y les contará para la media de esta evaluación.
  2. Los alumnos y alumnas así lo decidan harán el examen después de las vacaciones y les contará para la media de la siguiente evaluación.

Y finalmente, una reflexión para todos/as. Hemos de tener claro que ante una situación inesperada hay que tratar de buscar la mejor solución posible. Está claro que nadie tiene la culpa de que haya nevado y de que haya helado, no la tienen los alumnos y alumnas y tampoco los profesores y profesoras. Por eso, en mi opinión, ni unos ni otros pueden cargar con todas las consecuencias que la nueva situación conlleve.

A mí, personalmente, me parece injusto que ahora los alumnos y alumnas tuviérais que hacer todos los exámenes en un mismo día. No podéis ser vosotros los que salgáis perjudicados por lo que no se podía prever. No comparto esa decisión en caso de que sea la que alguien tome. Pero es lo que yo pienso, nada más. Además, creo a estas alturas debemos tener notas suficientes para sacar una nota media.

Pero, al mismo tiempo pienso que la mayoría de vosotros y vosotras también estáis argumentando sólo en función de vuestros intereses, no de lo que pueda ser más o menos justos y universalizable, sino en función de lo que más os conviene. Es decir, que estáis cayendo justo en lo mismo que estáis criticando, ¿os parece coherente?

Como muy bien saben mis alumnos y alumnas de 2º de ESO para encontrar una solución justa debemos preguntarnos tres cosas:

  1. ¿Cómo me gustaría que me trataran a mí?
  2. ¿Qué consecuencias tiene lo que hago?
  3. ¿Qué sucedería si no lo hiciera?

Y, además, es importantísimo escuchar a los demás y dialogar porque, como dice el refrán, cuatro ojos ven más que dos y a lo mejor alguien da un argumento en el que yo no había caído y me convence, que no me vence ni me impone, de algo que es justo para todos o, al menos, es digno de ser tenido en cuenta por todos/as.

En fin, que nos queda mucho por aprender a todos/as, mucho por enseñarnos mutuamente y mucho por crecer como personas. ¿O me equivoco?

Un abrazo, Montse.

PD: Por lo que sé hasta el momento, mañana hay clase. Si hubiera cualquier novedad os informaría lo antes posible.

14 diciembre 2009

Mañana día 15 no hay clase

Filed under: Educación,General — Montse @ 9:52 pm

Chicas y chicos del “Fernando de Mena”, tras el envío masivo de mensajes que me habéis hecho al Siestta y al tuenti preguntando si era verdad lo que estaba diciendo la televisión local os informo de que acabo de recibir un e-mail del jefe de estudios del instituto en el que me dice lo siguiente:

Por decisión del Consejo Escolar de Localidad, reunido en sesión plenaria esta tarde, se suspenden las clases en todos los centros de Socuéllamos durante el día de mañana, 15 de diciembre.

De momento, es todo lo que sé. Así que tranquilizaros y no os preocupéis por los exámenes que se harán cuando se pueda. Cualquier noticia que me llegue la publicaré en el blog para que estéis informados y tranquilos.

Un abrazo, Montse.

Actualización una hora después:

Aquí os dejo una foto de la nevada que ha caído hoy en Socuéllamos. ¿No dicen que una imagen vale más que mil palabras?, pues aquí la tenéis gracias a la amabilidad de Pedraza y de Guardiola, dos de los chicos de ATRAPA2, ¡gracias chicos!

Arroparos bien que hace un frío que pela.  Saludos, Montse.

13 diciembre 2009

Mari Paz, siempre te encontraré entre mis recuerdos

Filed under: Amor,General — Montse @ 7:42 pm

Un día como hoy de 1999 te fuiste para siempre y, 10 años después, sigo sin poder aceptar que te tuvieras que ir tan pronto. Recuerdo perfectamente que aquel año daba clase en el instituto de Pedro Muñoz y tanto al ir como al venir  me invadían la tristeza y la impotencia al pensar que tú estabas ahí. ¡No podía soportar pensar en ti estando en ese lugar! De hecho, a ese lugar no he vuelto nada más que cuando ha sido absolutamente imprescindible, he preferido recordarte en otros lugares y circunstancias. Y, aunque hoy ya no estés aquí, quiero que sepas que por muchos años que pasen jamás podré acostumbrarme a que ya no estés aquí.

Mari Paz, no he podido ni he querido olvidarte y me he acordado muchísimas veces de ti: todos los 14 de enero porque era el día de tu cumpleaños, todos los 13 y 14 de diciembre, cada vez que he ido a examinarme de oposiciones, cuando las listas  de Filosofía han avanzado y he pensado que podía ser tu turno para  disfrutar de esta profesión que tanto te hubiera gustado y que tan bien habrías desarrollado…

Siempre he pensado que hubieras sido una profe excelente porque tenías una habilidad especial para entenderte con los adolescentes y para hacerte querer por grandes y por chicos. Y me da mucha rabia que la vida no nos haya dado tiempo para que trabajáramos juntas tú y yo en el mismo departamento. Ése será  ya siempre uno de mis deseos imposibles. Lamentablemente, eso ya no puede ser, lo único que hoy es posible es homenajearte con mis palabras y cantarte con el corazón.

Cada vez que veo a tu madre o a tu hermana, tu recuerdo es lo primero que me viene a la mente y trato de no hacerlo visible porque si a mí me produce sufrimiento no puedo ni imaginarme qué le producirá a ellas.  Por eso, muchas veces, ni siquiera me paro con ellas. Pero el jueves pasado, cuando vi a tu madre, no pude evitarlo porque estos últimos días he pensado mucho en que se iban a cumplir 10 años de tu ausencia. Así  que me enfrenté a la realidad, me paré con tu madre y estuvimos hablando de ti, de los años que habían pasado y de lo mucho que hubieras disfrutado de tus sobrinas. ¡Ay, qué injusta es la vida!

Y así, cuando la pena cae sobre mí, miro hacia atrás y te busco entre mis recuerdos porque recordar -del latín recordari- es volver a pasar por el corazón. Y hablando de recuerdos, ¿te acuerdas de cómo se sorprendió el conductor del autobús G cuando una mañana que íbamos a la Facultad entramos y tú le diste los buenos días? Y es que la amabilidad fue siempre una de tus señas de identidad. La amabilidad y las ganas de hacer sentir bien a la gente. ¿Te acuerdas cuando mi padre te decía Maria Paz y yo le decía que ya le había dicho varias veces que no eras Maria Paz sino Mari Paz?, tú siempre lo justificabas y me decías, deja al hombre que me diga como quiera, qué más da Montse. ¿Te acuerdas de las tardes-noches que pasábamos en la tienda de mi madre?, ¿y de las tardes de semana santa en tu casa esperando a tu primo Nacho para ver la procesión (más bien para verlo a él?, ¿y de lo bien que te lo pasabas en las fiestas de El Pedernoso y de lo que nosotras te echábamos de menos esa semana? En fin, esos y otros muchos recuerdos son los que hacen que en cierta manera sigas estando entre nosotros.

Un abrazo, Montse.

10 diciembre 2009

Día Internacional de los Derechos Humanos

Filed under: Educación,Filosofía,General,movilización — Montse @ 12:01 am

El pasado 6 de diciembre, celebrábamos el 31 aniversario de la Constitución Española.  El 31 aniversario de La Ley de Leyes, La Ley Fundamental del Estado que establece los Derechos Fundamentales de los ciudadanos y ciudadanas de este país. Y hoy, cuatro días después, celebramos el 61 aniversario de los Derechos Humanos, de la Constitución del Mundo, de la Constitución de todos los seres humanos.

Hoy, 10 de diciembre de 2009, hace 61 años que la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamaba la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Como afirma Esteban Beltrán (Director de la Sección Española de Amnistía Internacional), en un mail de dicha ONG que ha llegado a mi correo, el 10 de diciembre celebramos el Día Internacional de los Derechos Humanos, una fecha de celebración por los derechos alcanzados y también para recordar que hay muchas personas que todavía carecen de ellos. Una fecha para seguir trabajando por esas personas y que no caigan en el olvido.

Es cierto que hemos recorrido un largo camino y que se han conseguido muchas cosas pero todavía queda mucho por hacer. Los Derechos Humanos no son una realidad conseguida: todavía son muchos, demasiados, los Estados que utilizan la tortura y la pena de muerte; son muchas las personas perseguidas  por su forma de pensar, son muchas las mujeres y las niñas que sufren la violencia machista, son muchos las personas viven en la más absoluta pobreza.

Por eso hoy, 10 de diciembre, y siempre, hay que seguir reivindicando los Derechos Humanos, denunciando la violanción de los mismos y exigiendo su cumplimiento, porque los Derechos Humanos tienen que estar por encima de todo.

Sigamos trabajando por los Derechos Humanos, pongamos LOS DERECHOS HUMANOS POR ENCIMA DE TODO para que el mundo sea mejor hoy que ayer pero peor que mañana. Pongamos los Derechos Humanos por encima de todo para que Fito abandone la tristeza y se abrace a la utopía y la esperanza.

Un abrazo, Montse

PD: Muchas gracias a los chicos y chicas del IES Juan José Gómez Quintana de Suances (Cantabria) y a su profesor, por compartir con todos el fantástico trabajo que hicieron el año pasado con motivo del 60 aniversario de los Derechos Humanos. GRACIAS.

6 diciembre 2009

Históricamente la que ha sido discriminada es la mujer

Filed under: Educación,Filosofía,General,movilización — Montse @ 11:47 pm

[De Pandora] proviene toda la raza de las mujeres, la mortal raza femenina y la tribu de esposas que viven  con hombres mortales y los ofenden. Las mujeres son malas para los hombres y conspiran en el error.

Así habló el poeta Hesíodo, en el siglo VIII a. de C., de la primera mujer enviada por Zeus a la Tierra: Pandora, la introductora de todos los males en la humanidad. La misoginia es habitual en los textos griegos. También muchos filósofos teorizaron sobre la inferioridad de la mujer. Aristóteles, por ejemplo, afirma que Hay que considerar la naturaleza femenina como un defecto natural y en el capítulo II del Libro I de su Política escribe: “De tal modo, por naturaleza, están definidos la mujer y el esclavo. (La naturaleza no hace nada precariamente … sino cada cosa con una única finalidad …). Entre los bárbaros, la mujer y el esclavo ocupan el mismo rango. La causa de esto es que carecen del elemento gobernante por naturaleza”. No hay que olvidar que la civilización cuna de la democracia negó a las mujeres el derecho de ciudadanía.

También en el Antiguo Testamento se defiende una concepción negativa de la mujer, Eva es la primera mujer creada por Dios y la responsable del pecado original. En el Génesis Dios le dijo a la mujer: “multiplicaré tus dolores en tus preñeces; con dolor parirás los hijos, y estarás bajo la potestad de tu marido, y él te dominará”. (Génesis, 3, 16). Del mismo modo, en las Doce Tablas Romanas, se justifica que las mujeres estuvieran bajo la tutela del padre, el marido o el hermano “a causa de su ligereza mental” y reconocían jurídicamente la maiestas del marido – el pater familias- sobre la esposa. En Roma, sólo los ciudadanos podían disfrutar de la libertad política en el ámbito público y de la potestad respecto a la familia y los bienes en el derecho privado. Tampoco aquí las mujeres eran consideradas ciudadanas.

Ya en la Edad Media, filósofos como Averroes afirman que “La mujer no es más que el hombre imperfecto”. Y Tomás de Aquino (considerado Santo por la Iglesia Católica) dice que “Como individuo, la mujer es un ser endeble y defectuoso”.

Y esta subordinación de la mujer al hombre no es algo exclusivo de la Antigüedad Clásica ni de la teocéntrica Edad Media, sino que en pleno siglo XVIII un pensador como Rousseau que defiende la Igualdad entre los hombres y la Democracia como sistema político afirma lo siguiente acerca de las mujeres:

“Toda la educación de las mujeres ha de hacer referencia a los hombres. Complacerlos, serles útiles, hacerse querer y honrar por ellos, educarlos de jóvenes, entenderlos de adultos, aconsejarlos, consolarlos, hacerles la vida agradable y dulce; éstos son los deberes de las mujeres en todas las épocas y lo que se les ha de enseñar desde su infancia”.

Y en el siglo XIX, pensadores de la talla de Schopenhauer o Nietzsche hacen afirmaciones como las que siguen:

  • Schopenhauer: “¿Qué puede esperarse de las mujeres, si se reflexiona que en todo el mundo no ha podido producir este sexo un solo genio verdaderamente grande, ni una obra compleja y original en las bellas artes, ni un solo trabajo de valor duradero? […] Tomadas en su conjunto, las mujeres son y serán las nulidades más cabales e incurables”.
  • Nietzsche: “La felicidad del hombre es: yo quiero. La felicidad de la mujer es: él quiere.”

A lo largo de la historia, a cada sexo se le han asociado unos roles sociales y unas pautas de comportamiento diferentes. Al conjunto de estos elementos es a lo que se ha denominado género. A diferencia del sexo -que depende exclusivamente de la biología-, el género es una construcción social y cultural que cambia en el espacio y en el tiempo y que puede ser modificada.

Tradicionalmente, la mujer ha sido considerada un ser inferior que no ha tenido reconocidos sus derechos. A lo largo de la historia, ha sido la mujer la que ha estado discriminada y subordinada, la que no ha tenido acceso a la educación, la que ha tenido su papel reservado en exclusiva al ámbito de lo privado y a la que se le valoraba el ser sumisa, obediente y sensible. En cambio, esa misma tradición, ha reconocido siempre a los hombres sus derechos, les ha posibilitado el acceso a la educación y a la cultura, les ha concedido el protagonismo en el ámbito de lo público y les ha valorado el ser activos, decididos e inteligentes.

Afortunadamente, no todos los hombres ni todas las mujeres han considerado siempre a la mujer como un ser inferior ni han defendido la subordinación de la mujer. Siempre ha habido voces discrepantes que han puesto de manifiesto la necesidad de acabar con esta situación injusta y han reivindicado los derechos de las mujeres. Esta lucha ha sido mayoritariamente llevada a cabo por mujeres, ya que eran al fin y al cabo las que estaban sufriendo la injusticia en sus carnes. Pero no han sido sólo las mujeres las que han luchado por los derechos de la mujer, también ha habido hombres que han puesto su granito de arena en esta lucha. Así , por ejemplo, ya en la Antigua Grecia, el propio Platón defendió en su República la necesidad de que los niños y las niñas fueran educados de la misma forma desde su más tierna infancia. Y en el siglo XIX, el filósofo, economista y parlamentario inglés J. S. Mill defendía la necesidad de eliminar la subordinación femenina como clave para lograr el progreso social. Y afirmaba lo siguiente:

“Que las mujeres tengan las mismas fundamentadas razones que los hombres, por el hecho de ser personas, a reclamar el derecho al voto o a tener un lugar en el jurado, es algo difícil de negar por cualquiera”.

No obstante, a pesar de algunas honrosas excepciones, ¿acaso no ha sido la mujer quien ha sufrido la discriminación y quien no ha tenido el reconocimiento de sus derechos? ¿Quizá por eso existe la discriminación positiva como medida transitoria hasta que se consiga la igualdad real y  es normal que esa discriminación positiva beneficie a las mujeres porque son las mujeres y no los hombres quienes históricamente han estado subordinadas, discriminadas y subyugadas? ¿Quizá por eso existe un Día Internacional de la Mujer y no uno del hombre porque lo ocurrido a lo largo de la historia pone de manifiesto que el hombre desde siempre ha tenido reconocido sus derechos y ha gozado de oportunidades que la mujer no ha gozado y no hay nada que reivindicar al respecto?

El feminismo (que no es lo contrario del machismo, ojo), la discriminación positiva y muchas otras medidas que hombres y mujeres han adoptado y adoptan para conseguir un mundo justo en el que las mujeres y los hombres seamos personas con igualdad de derechos y oportunidades (que no igualitarismo) pueden interpretarse mal de forma interesada, pueden tergiversarse malintencionadamente, pero los hechos hablan por sí mismos y la HISTORIA de la humanidad está ahí.

Si a los hechos ocurridos a lo largo de la historia sumamos hechos actuales como que en los países supuestamente desarrollados los puestos de responsabilidad y poder siguen estando ocupados mayoritariamente por hombres a pesar de que hay más universitarias que universitarios, que un porcentaje importante de mujeres cobran menos que los hombres realizando el mismoo trabajo, que hay un número importante de mujeres que mueren a manos de sus maridos, ex-maridos, amantes, parejas porque deciden no someterse más; y que en los países no considerados desarrollados se siguen practicando la ablación del clítoris y la lapidación femenina o que la mayor parte de los pobres y analfabetos del mundo son mujeres… Entonces, ¿a qué viene tanto revuelo por lo que sólo es una lucha por un mundo más justo?, ¿a qué viene esa tergiversación malintencionada según la cual defender los derechos de la mujer es ir en contra de los hombres?, ¿por qué se empeñan algunos en querer hacernos pasar por lo que no somos?

BASTA YA DE METIRAS Y DEMAGOGIA, todavía hoy no se ha conseguido la igualdad real entre los hombres y las mujeres, en algunos países ni siquiera la igualdad teórica, y luchar por esa igualdad no es defender las denuncias falsas ni ir en contra de los hombres. Y si alguien se empeña en tergiversar las cosas y afirmar lo que no es, está falseando la realidad.

Afortunadamente, cada vez quedan menos cavernícolas que echen de menos el modelo de mujer que irónicamente critica la canción De mayor quiero ser mujer florero de Ella Baila Sola

Si las mujeres hicieran la revolución a este nivel,

si rechazaran el trabajo doméstico,

si obligasen a los hombres a hacerlo con ellas,

si este trabajo dejara de ser el trabajo clandestino al que están condenadas,

si esto cambiara, toda la sociedad daría un vuelco.

(Simone de Beauvoir)

Un saludo, Montse

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.