Cosas de la vida

7 agosto 2009

Menos que un amor y más que un amigo

Filed under: Amor,Filosofía — Montse @ 10:08 pm

Las canciones son auténticas historias de vida en las que muchas veces nos sentimos como si fuéamos los  protagonistas. Las canciones nos sirven para comprendernos, afirmarnos, autocompadecernos, sentirnos, identificarnos… La canción que hoy quiero compartir con vosotras y vosotros nos cuenta una historia que podríamos protragonizar cualquiera de nosotros y nosotras. ¿Quién no se ha sentido alguna vez más que un amigo pero menos que un amor?, ¿quién no ha sido alguna vez el mejor amigo o la mejor amiga? ¿Quién no ha vivido alguna vez una de estas historias difíciles pero apasionantes?

Qué bien que al fin dejamos de ser dos buenos amigos
el amor nos volvió completos desconocidos
y descubrimos que éramos totalmente distintos
empezar de nuevo a pesar del tiempo vivido.

Me cansé de ser, tu hermano mayor,
tu mejor amigo, tu socio, tu confesor.

Me cansé de ser experto en el amor
que sentías por otros, otros que no eran yo.

Empezar a querer como nunca había querido
descubrir una parte de ti que no había conocido
y encontrar otro mundo ahí detrás que me habías escondido
y jugar a esos juegos que tu me tenías prohibidos.

Me cansé de ser, tu hermano mayor,
tu mejor amigo, tu socio, tu confesor.

Me cansé de ser experto en el amor
que sentías por otros, otros que no eran yo.

Me cansé de hacer de sabio profesor,
de contarte historias que no me creía ni yo.

Me cansé de poner cara de comprender,
de darte consejos y de no decirte que yo…

Me cansé de hablar de amor y de no hacerlo contigo
me cansé de recoger lo que sobraba de tus líos
de no ser el que cada noche te quitaba el vestido,
me cansé ser menos que un amor y más que un amigo

¿Cómo suelen acabar estas historias?, ¿por qué muchas personas tienen miedo a mezclar amistad y amor?, ¿es posible esa mezcla o quizá más bien es imposible que haya amor sin amistad? Os propongo una reflexión en común sobre el asunto.

Un saludo amoroso y/o amistoso, Montse

Actualización (8 de agosto de 2009)

Hace Rafa un comentario en este post que merece la pena sacarlo a la luz. Dice: Es como si hubiera una línea entre la amistad y el amor. La primera requiere cariño y en el amor sube el listón de la intensidad y juegan además otros aspectos, no creo que pueda existir amor sin amistad. Pero es verdad que muchas veces se pisa la línea, y ahí puede haber dos opciones: se traspasa o se vuelve atrás. En el primer caso, se podría decir que es cobardía o sensatez y en el segundo valentía u osadía, depende. La ventaja y el peligro del amor es que exige, generalmente, exclusividad o al menos clara prioridad, y eso puede implicar a otras personas.

A lo que contesto:  Yo también creo que no puedo existir amor sin amistad, por eso hay amores que se evaporan, porque no se construyeron sobre la amistad sino sobre la pasión y la atracción y esas dos cosas son intensas pero no duraderas. En cambio, la amistad hace que el amor perdure cuando la intensidad de la pasión y la atracción se van agotando. Por otra parte, me parece totalmente acertado el análisis que has hecho de cuando la amistad y el amor pisan la línea, pero creo que lo has escrito al revés, ¿no?. Creo que cuando amistad y amor pisan la línea y se decide volver atrás puede ser sensatez (antes que perder una amistad uno/a se queda con la duda) o cobardía (no actúas por miedo); y si se traspasa puede interpretarse como valentía (la cobardía es asunto de los hombres no de los amantes, como dice Silvio Rodríguez) u osadía (te tiras a la piscina y se arma un pisto que…)

En fin, es una situación complicada pero, al mismo tiempo, muy intensa e interesante, al menos para mí. Además, creo que situaciones como éstas sacan a la luz la madurez real de las personas, al menos, en lo emocional; y también ponen de manifiesto si lo que en teoría se defiende coincide con lo que en la práctica se hace.

Más saludos amorosos y/o amistosos. Montse

Anuncios

14 comentarios »

  1. Es como si hubiera una línea entre la amistad y el amor. La primera requiere cariño y en el amor sube el listón de la intensidad y juegan además otros aspectos, no creo que pueda existir amor sin amistad. Pero es verdad que muchas veces se pisa la línea, y ahí puede haber dos opciones: se traspasa o se vuelve atrás. En el primer caso, se podría decir que es cobardía o sensatez y en el segundo valentía u osadía, depende. La ventaja y el peligro del amor es que exige, generalmente, exclusividad o al menos clara prioridad, y eso puede implicar a otras personas.
    En fin, un debate muy interesante, lástima que no estemos sentados en una mesa charlando sobre ello, aquí faltan palabras.
    Un beso

    Salud y República

    Comentario por RGAlmazán — 8 agosto 2009 @ 7:28 am | Responder

  2. Rafa, ¡qué interesante tu reflexión! Yo también creo que no puedo existir amor sin amistad, por eso hay amores que se evaporan, porque no se construyeron sobre la amistad sino sobre la pasión y la atracción y esas dos cosas son intensas pero no duraderas. En cambio, la amistad hace que el amor perdure cuando la intensidad de la pasión y la atracción se van agotando. Por otra parte, me parece totalmente acertado el análisis que has hecho de cuando la amistad y el amor pisan la línea, pero creo que lo has escrito al revés, ¿no?. Creo que cuando amistad y amor pisan la línea y se decide volver atrás puede ser sensatez (antes que perder una amistad uno/a se queda con la duda) o cobardía (no actúas por miedo); y si se traspasa puede interpretarse como valentía (la cobardía es asunto de los hombres no de los amantes, como dice Silvio Rodríguez) u osadía (te tiras a la piscina y se arma un pisto que…)

    En fin, es una situación complicada pero, al mismo tiempo, muy intensa e interesante, al menos para mí. Además, creo que situaciones como éstas sacan a la luz la madurez real de las personas, al menos, en lo emocional; y también ponen de manifiesto si lo que en teoría se defiende coincide con lo que en la práctica se hace.

    ¡Qué atractiva esa mesa redonda que planteas!, ¿para cuando la convocatoria, quizá en septiembre en Córdoba?

    Un abrazo, Montse

    Comentario por Montse — 8 agosto 2009 @ 3:35 pm | Responder

  3. ¿Y si lo que ocurre es que la amistad supera su línea?
    ¿Y si la supera y además hay pruebas de ello?

    ¿Y si todo esto sucede entre personas del mismo sexo?

    Comentario por ---- — 9 agosto 2009 @ 8:25 pm | Responder

  4. ¿Y si eso es Amor? Pues nada, a disfrutarlo, ¿acaso algo lo impide?

    Saludos, Montse

    Comentario por Montse — 9 agosto 2009 @ 8:58 pm | Responder

  5. Hay otra canción de Jarabe de palo que trata del mismo tema, y que empieza así:

    “Como quieres ser mi amiga,
    Si por ti daría la vida…”

    Adivino que el compositor sabe de lo que habla (o canta).

    Todavía recuerdo la cara a cuadros que se le quedó a la amiga a la que le dediqué esa canción, jeje.

    Un abrazo.

    Comentario por Andriu — 11 agosto 2009 @ 12:02 am | Responder

  6. ya, bueno, no es fácil

    Comentario por ---- — 11 agosto 2009 @ 12:12 am | Responder

  7. Pues sí, Andriu, parece que el compositor sabe de lo que habla. Había oído la canción muchas veces pero nunca me había detenido a escuchar el mensaje, a entenderlo. Cuando te detienes en ello las canciones se vuelven distintas. ¡Me encanta! ( http://www.youtube.com/watch?v=fZJzsMyyDpQ ) Fíjate que en este caso el protagonista opta por no pasar la línea, por la sensatez o la cobardía, según se mire como decía Rafa. Andriu, supongo que la conocerás, pero por si acaso te recomiendo la canción titulada “Algo contigo”, ha sido versionada por muchos cantantes, últimamente por Rosario, aquí la tienes http://www.youtube.com/watch?v=5BRcOvQ8Zys

    —, como decía Ortega, “nada importante le es regalado al ser humano”, que sea difícil no significa en absoluto que sea imposible. Ánimo y a por todas.

    Un abrazo, Montse

    Comentario por Montse — 11 agosto 2009 @ 1:27 am | Responder

  8. ¿Crees de verdad que no pasa la línea? No estoy de acuerdo. El verso “cuando esta carta recibas” nos aclara que la canción es toda una confesión o declaración de amor. Y la propia pregunta “¿Cómo quieres ser mi amiga?” se puede expresar como: “Yo no puedo ser meramente tu amigo (sino algo más)”.

    También conocía la canción de Rosario, pero sin haberme fijado en la letra.

    Parece, pues, que el tema de tu post es un “problema” o dilema del corazón bastante frecuente. Estoy de acuerdo con lo que comenta Rafa de las líneas. Hace un tiempo, por cierto, veía el problema de las líneas del siguiente modo (de acuerdo con una escena de “Friends”): con una persona con la que hay cierto feeling puede uno traspasar la línea hacia la amistad y quedarse ahí definitivamente, sin posibilidad de que la relación pueda volver a “erotizarse”. (Ello ocurre cuando con esta persona hacemos cosas como: confesarle nuestra vida sexual o sentimental con otras personas, tirarnos pedos y/o eructos, etc.) Creo recordar a Chendler decirle a Ross (o viceversa) algo así como “Ten cuidado, cuando cruzas esa línea ya no hay marcha atrás”. Uno queda instalado definitivamente en la amistad.

    Sin embargo, ya no estoy de acuerdo con esto que creía hace unos años. Ahora pienso que incluso con el grado de confianza que se da entre dos buenos amigos, este súbito enamoramiento, esta sed repentina, esta transmutación de todo, es posible. De hecho creo que esa confianza, ese conocimiento de la otra persona, esa transparencia entre ambas (incluso si hay pedos y eructos de por medio) favorece más que obstaculiza ese posible -y fatídico, si no es recíproco- enamoramiento entre ambos.

    Un abrazo

    pd: lo de la cara a cuadros ocurrió hace muchos años pero aún hoy sigo en las mismas, dedicando cancioncitas…

    Comentario por Andriu — 11 agosto 2009 @ 10:30 pm | Responder

  9. Andriu, yo creo que no pasa la línea porque aunque parezca que se decide a pasarla, en realidad, lo único que hace es confesarle lo que siente asumiendo de antemano su fracaso. Creo que suelta lo que siente porque no puede más llevarlo dentro pero se acobarda, cree que lo van a rechazar y que a partir de ahora no sólo no va a conseguir tenerla como amor sino que tampoco la va a tener como amiga. No sé, a lo mejor, interpreto lo que no hay, pero a mí me lo parece.

    Yo creo que la confianza facilita más que perjudica al amor porque en confianza se viven mejor los complejos que cada cual arrastra. Lo que pasa que nos han vendido el amor romántico de Hollywood y ese amor (que a mí juicio no existe) sí que es incompatible con la confianza (forma más elegante de decir “pedos y eructo”, jajaja). Por eso, cuando cumplimos años, dejamos de creer en tu primera interpretación sobre la relación entre amistad-confianza-amor y nos pasamos a la segunda.

    Los comentarios están siendo más interesantes que el post, ayer pensé en escribir otro post con ellos, hoy lo sigo pensando… a ver si me inspiro un día de estos, buscaré canciones, ¿alguien me ayuda?

    Besos y abrazos amistosos y amorosos con confianza, jajaja.

    PD: Yo también he dedicado varias canciones y al final siempre ha resultado una experiencia agridulce.

    Comentario por Montse — 11 agosto 2009 @ 11:58 pm | Responder

  10. ¿Nadie ha escrito “sexo” o es que mis gafas ya no me sirven? Porque puede haber sexo por pura necesidad y ganas y que circunstancialmente ambas persona estén “libres” y luego sigan las cosas como estaban (esto para mí en las películas, pero hay quien puede permitírselo, que yo lo he visto)

    ¿Y qué diferencia habrá si son del mismo sexo? Este debate debiera empezar a estar obsoletísimo. La tendencia sexual no tiene que ver con enamoramientos, amistades o deseos y meteduras (con pedón) de patas y aciertos sublimes.

    Por experiencia sé que un beso con lengua a tu mejor amigo a los 17 años, acaba con la amistad. Pero más pardilla que yo no la había en todo el pueblo y mi educación, llevada a cabo con exquisito esmero y consecución de objetivos, me había convertido a esas alturas en una insensata, ignorante y por lo tanto, una adolescente sin recursos emocionales-sexuales. Como muchas de ahora por más listas que se crean. Al tener ligado tan íntimamente el sexo al amor, todo lo que fuera cogerte la mano en la noria de la feria, ya era sexo, y aquello o pasaba a noviazgo, o pasaba a chungo. Menos mal que algunas cambiamos a palos y a base de años y experiencias ;))

    Por experiencia sé que si traspasas la línea de la amistad por sexo, pueden pasar millones de cosas, dependiendo de:

    – La formación académicoemocional de ambos dos.
    – Que el uno o la una se enamore y el otro o la otra, no.
    – Que te estés muriendo de ganas y se pase la vida y no hagas nada, y te quedes con la incógnita. Yo ésto sólo lo haría por un amigo casado, o con novia, pero si está libre yo no me quedo con las ganas de saber, ni de todo lo demás. Luego ya veremos. Estas relaciones suelen enseñarte mucho de lo que tú eres y creces y creces y creces hasta la luna ;P
    – Que a los 50 años haya un reencuentro de las personas, se renueva la amistad, sigue habiendo química y “ahora sí que me importa un bledo” y te tires (con perdón) al charco. Ah, o a la charca, que tiene más animalitos y más vegetación, jajajaja.
    – Un montón de posibilidades más, dependiendo de las personas implicadas.

    Y la repera: Lo ideal sería que tras una amistad consolidada, de repente un día te meta la lengua hasta la campanilla y encima te guste. ¿Te he contado que mi mejor amigo se llama Hugh Jackman? ;DDD

    Pues ya lo sabes: ése es míoooooooo

    un beso y mucho amor, guapa.
    Lola

    Comentario por ©Lola — 12 agosto 2009 @ 7:42 pm | Responder

  11. Buenas Montse! Cuánto tiempo :P Estaba por internet y recordé que hacía mucho que no me pasaba por aquí, y me encuentro con esta entrada! me encanta esa canción, me parece que hiere de una forma tan bonita… porque me identifico con ella (y quién no?) y me gusta mucho.

    Qué tal las vacaciones? yo muy bien, mañana vuelo hacia Mallorca!

    Saludos, María.

    Comentario por Música de guardia — 16 agosto 2009 @ 5:33 pm | Responder

  12. Lola, ¡cuánta razón tienes! pero estarás conmigo en que no es lo habitual. Con respecto a lo de si son del mismo sexo, para los/as adolescentes no es tan fácil asumirlo.

    Hola María, me alegro de verte por aquí y de que te guste esta canción. Ya nos queda poco para vernos más seguido. Por poco coincidimos, yo el miércoles me voy a Menorca. Pasatelo genial.

    Saludos, Montse

    Comentario por Montse — 16 agosto 2009 @ 9:30 pm | Responder

  13. Hola Montse,

    En cuanto a si pasa la línea o no, es verdad que no queda del todo claro y que la cosa se presta a la especulación. Yo creo que el mero hecho de confesarse (mediante la carta o ramo de rosa en mano, da igual) es ya un modo de “pasar la linea” y de hacer algo que no haría uno con una persona hacia la que “sólo” se siente amistad. Sin embargo, coincido contigo en que parece como si el protagonista de la canción diera la batalla por perdida de antemano. Quizás esta impresión se deba al tono melancólico y algo derrotista de la melodía, que nada pega con el entusiasmo y la ilusión del amor correspondido. Quizás el estribillo “Cómo quieres ser mi amiga” es la respuesta anticipada a un imaginado rechazo amistoso de ella del tipo de: “Pero no te preocupes, podemos ser amigos”.

    En lo de la confianza y la edad estamos de acuerdo. La madurez desmitifica ilusiones y fantasías en el amor, al tiempo que resulta más tolerante con los pedos y eructos, jajaja.

    Lola: en cuanto a lo de traspasar la línea de la amistad hacia el sexo y no de la amistad hacia el amor, bufff… no sé, no sé. Creo que si uno da el paso -o salto: es casi un abismo para el que hace falta muco coraje- de la amistad hacia otro territorio no es sólo buscando un cuerpo con el que pasarlo bien. Y es que se trata de una persona que uno conoce y que, además, que uno quiere (doy por sentado que a los amigos se les quiere). Si ya es delicado diferenciar sexo y amor, si ya de por sí trae esta delimitación quebraderos de cabeza en esas relaciones que en principio sólo buscan placer sexual mutuamente proporcionado, sin “complicaciones”, en el caso de jugar a esto con una amiga o amigo, la cosa es más delicado y me parece complicado circunscribir el asunto a una relación de sexo sin amor. En la amistad ya ha amor; pedirle sexo sin amor a un amigo me parece un deporte para el que hace falta un equilibrio exquisito.

    Por supuesto, el que ambos sean del mismo sexo no altera el tema de debate.

    Un abrazo.

    Comentario por Andriu — 16 agosto 2009 @ 10:57 pm | Responder

  14. Perdonad mi intromisión en este blog con el que me he topado. Creo que el problema surge cuando un amigo de siempre, cuya línea siempre ha sido muy fina, continúa con esa fina línea con el paso de los años. Y no creo que el sexo, en una amistad ya consagrada, juegue papel alguno en el “enamoramiento” de dos amigos… creo que es el “redescubrimiento” de esa persona en un nuevo espacio emocional al que nos dirijamos el que hace que dos personas “se vean” capaces de enamorarse. Esto es muy delicado, ya que en un principio, la base de la amistad se basa en la confianza y en poder contar con la otra persona. Sin embargo, esta ecuación no llega nunca a ser del todo cierta en el “amor romántico”. Otros son los elementos que entrarían en juego.

    Yo prefiero no perder una amistad de las buenas y no cambiar las reglas del juego con un amigo. Creo que puede haber muchas relaciones pasionales en nuestras vidas, pero un amigo de los de toda la vida (con esa fina línea) aparecen muy pocas veces.

    Un saludo!

    Comentario por X — 18 marzo 2010 @ 11:30 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: