Cosas de la vida

2 mayo 2008

¿Por qué la @ toca tanto las narices?

Filed under: Educación,Filosofía,General — Montse @ 6:36 pm

No sé por qué mis “inocentes arrobitas” crean tanta polémica. Ya ha ocurrido varias veces en este blog, yo escribo un post inocente y amable, le pongo unas cuantas arrobitas y ya está el lío armado, el último podéis encontrarlo en Dos socuellamin@s en las Cortes Jóvenes, pero hay muchos más, por ejemplo: Reflexionando sobre la titulación en 4º de ESO. ¡Qué obsesión, qué cansancio!, ¿podrían reciclarse un poco en sus críticas, no?

En fin, yo ya he hablado sobre el asunto de la @ y los valores que transmiten las lenguas en alguno de mis posts anteriores, así que no me pienso repetir, quien esté interesada/o en leer lo que en su momento traté de argumentar lo tiene en: “La lengua silencia y desprecia a las mujeres” y en El feminismo no es lo contrario del machismo. Lo dicho, yo no voy a repetirme. No obstante, mi hermana Esther ha hecho un magnífico comentario en una de las polémicas desatadas en este blog, y como es mi hermana, como estoy totalmente de acuerdo en lo que dice y como creemos en el copyleft, me permito el lujo de copiarlo literalmente a continuación (eso sí, reconociendo su autoría, está muy feo eso de copiar sin decir de quién se copia. Hay que compartir el conocimiento pero ser honest@s).

Esther dice lo siguiente en su comentario: Llevo un tiempo siguiendo la polémica y mi primera reacción fue de perplejidad, puesto que la entrada en la que ha surgido el debate nada tiene que ver con el machismo, la violencia de género (más tarde explicaré por lo que sí hay que llamarla de género) ni nada relacionado con el tema. Y es curioso que se plantee una polémica así en una entrada que nada tiene que ver con el tema cuando el blog está lleno de otras muchas entradas que sí versan sobre este tema y donde tendrían mucho más sentido las apreciones que hace Lector. No obstante, supongo que lo de menos es el lugar y por ello ya me he decidio a contestar.

El comentario 44 tendría muchas observaciones que hacer, pero para empezar no dice mucho de nadie el apoyar sus argumentos en el argumento de autoridad. Máxime cuando Lector ha dado repetidas lecciones sobre gramática y no sé cuántas cosas más, como para terminar apoyando lo que dice no en razones sino en que otros, parece ser más importantes y más doctos, también han dicho y dicen. ¿Y qué? También Artistóteles defendió la esclavitud y quiero imaginar que Lector no seguirá defendiéndola por ello. Y antes de que se tergiverse lo que digo, aclaro que no por ello Aristóteles deja de ser uno de los grandísimos dentro de la historia de la Filosofía, aunque tampoco deja de ser cierto que erró gravemente cuando defendió cosas tales como la citada esclavitud

En el “Diario azul de Carlota” de Gemma Lienas se explica muy bien y de forma muy sencilla por qué el término violencia doméstica es incorrecto (porque no es asunto privado relativo a una familia, es un asunto público que requiere la actuación de las instituciones y el rechazo de toda la sociedad) y no se debe utilizar género y sexo como intercambiables, puesto que el sexo hace referencia a la biología y la violencia de género (también vale violencia machista) es una violencia que se encamina a las mujeres por el simple hecho de serlo. Porque para ser hombre o mujer no sólo intervienen características biológicas, sino también culturales, puesto que el ser humano es un ser biológicamente débil que se completa culturalmente, por ello, como la violencia de género hace referencia a las connotaciones culturales que durante la historia se han dado al hecho de ser mujer, y por ello, sumisa, segundona y mil cosas más, es por lo que sí es correcto hablar de violencia de género y es imprescindible luchar contra ella. Por cierto, es imprescindible luchar contra esa violencia siendo biológicamente hombre o biológicamente mujer, porque lo importante es ser una persona al cien por cien. Por ello me sorprende (también me horroriza) que Lector siga empeñado en presentar la lucha feminista de forma ridícula y como si fuera una guerra entre hombres y mujeres. Es una lucha por conseguir la igualdad real y esto lo defiende cualquier persona de bien (sea mujer o no). Y no merece la pena contestarlo, pero lo haré. Eso de perdona que tenga pene, qué significa… Estoy cansada de que se me tache de estar en contra de los hombres por defender la igualdad de las mujeres, y estoy harta de que por defender lo que pienso con vehemencia se me tache de agresiva y a los hombres que son vehementes se les aplauda por su determinación

Y la VIOLENCIA DE GÉNERO Y/O MACHISTA sigue con vida porque hay gente como Lector que sigue empeñado en presentar el problema como algo tonto o baladí y que sólo preocupa a “descerebradas feministas”. Insisto que el feminismo es cuestión de personas, no de hombres o mujeres y continúo diciendo que la INVISIBILIDAD a la que la historia y, por tanto, también la lengua como producto histórico) ha condenado a las mujeres exige que cualquier mecanismo que consiga hacerlas visibles, sea recomendable usarlo. Por ello, porque hay una reciprocidad entre lenguaje y pensamiento, son urgentes los cambios en las leyes gramaticales de todas las lenguas, porque el condenar a la invisibilidad al 50 % de la población es condenarla también al segundo puesto social, político, histórico… El pensamiento necesita palabras, palabras que tienen género y que por ello exigen la utilización de palabras neutras (cosa que aconseja el Instituto de la mujer: usar familias en vez de padres, o bien; usar madres/padres -ninguna ley gramatical habla de que se tenga que usar primero el género masculino y sin embargo todo el mundo utiliza hijo/a en lugar de hija/o). No niegues que cuando hablamos de padres, nos hacemos una imagen mental masculina. Además, la utilización de este tipo de genéricos masculinos en los que también han de estar incluídos los femeninos (como tú dices que recogen las leyes gramaticales, cosa cierta, no hay que negarlo) son equívocos, puesto que cuando yo digo los hombres nadie sabe si ha de incluir sólo a los varones, a todas las personas o a qué. Por ello, para mejorar la univocidad de la lengua y la visibilidad de las mujeres, es mejor emplear palabras neutras.

No obstante, a mí también me gusta usar la /, poniendo siempre primero el femenino, o la @. Razón: primero, porque parece que toca un poquito las narices, lo que cual demuestra palpablemente que la lucha feminista no es cosa del siglo XIX, que está muy viva también en el XXI. Segundo porque por encima de las leyes gramaticales (que como bien explicó Montse son convencionales y, por tanto, susceptibles de ser cambiadas) están las leyes morales (que yo las creo naturales, aunque sí creo que es convencional su conocimiento, pero en la gnoseología de la ley natural no voy a entrar ahora) y supogo que Lector pensará que es más importante ser moralmente bueno que léxicamente correcto. Y supongo que convendrá conmigo en que la igualdad es un valor incuestionable.
Y para terminar, por qué Lector seguramente aceptará palabras como software, ipod y cosas por el estilo, y no puede aceptar alumn@s. En este sentido, el castellano tampoco tenía dentro de su vocabulario la palabra teléfono antes de que éste se inventara, de lo que concluyo que usar la palabra teléfono será gramaticalmente incorrecto…

La ALTURA DE LOS TIEMPOS requiere un plus no gramatical (conecto este hilo de debate con el otro que desvió la atención sobre la palabra matrimonio y que tuvo a mentes lúcidas debatiendo sobre si era correcto hablar de matrimonio homosexual durante meses y sin embargo ninguna de esas mentes pensantes repararon en el hecho de que lo crucial era conseguir ampliar derechos civiles a tod@s. Ahora también dirán que el matrimonio es algo natural, cuando es puramente contractual y por lo tanto, qué más dá quién lo contraiga siempre que sea libremente)

Me he liado y me he extendido demasiado, pero es que ESTOY CANSADA DE TANTA HIPOCRESÍA Y TANTO MACHISMO.Un machismo que se quiere esconder debajo de la corrección gramatical.
Un saludo a tod@s

Esther, no te has liado en absoluto, lo has dicho todo muy bien y muy clarito, y por eso no se merecía estar escondido en el puesto 50 de los comentarios de un post que nada tenía que ver con la polémica. Además, vamos a sacarle la parte positiva: 1) Lector te ha dado la fuerza suficiente para que retomes las ganas de opinar y expresarte en la blogosfera y, espero que también para que retomes tu blog. 2) Dicen que si escuece es que cura, así que si tanto escuece la @ algo debe estar curando, jejeje.

Un saludo, a tod@s, Montse. Para Lector he reservado, sin acritud, el premio:

Anuncios

21 comentarios »

  1. Jajaja. Gracias por el premio. No está mal que le pongas sentido del humor.
    ¿Por qué copias el comentario de Esther? No tiene sentido sin leer toda la polémica. ¿Es que se te han acabado los argumentos? Supongo que cuando las instituciones encargadas de velar por los derechos de la mujer te llevan la cotraria, poco más se puede decir ¿no?

    Comentario por Lector — 2 mayo 2008 @ 7:24 pm | Responder

  2. ¿De verdad crees que la arroba molesta porque supone un avance en la lucha por los derechos de la mujer? molesta porque es ridícula y no se puede leer, simplemente. La razón es lingüística y no moral (mis razones, al menos). Aunque supongo que es más fácil (mucho más fácil) para ti llevar la discusión al terreno ético y ponerme sin más en el bando de los machistas retrógrados. Pues hala, a discutir sobre otra cosa.

    Comentario por Lector — 2 mayo 2008 @ 7:27 pm | Responder

  3. Leí una de tus entradas anteriores. Te cito:

    “La @ es para Meana «un recurso más para incluir a las mujeres, un icono para una pegatina, un cartel o una pancarta, pero no para llenar un texto». Es, dice, «sólo un recurso del que tampoco se debe abusar».”

    Totalmente de acuerdo con Meana (y, por extenso, contigo) usemos la arroba para pegatinas, carteles y pancartas pero no para nuestros textos. Y si aparece en algún texto, que no se abuse de él, puesto que es sólo una llamada de atención, una denuncia. Parece que Meana tiene claro que la finalidad de la arroba es el de reivindicar una realidad injusta y no el de sustituir nuestra flexión nominal.

    En este sentido, ninguna objeción, no se pretende que la arroba se instaure en nuestra lengua sino que sirva sólo de símbolo de una lucha, de bandera, y que no forme parte de nuestro idioma sino que nos haga tomar conciencia.

    Aunque… no entiendo por qué has cambiado de opinión, Montse, supongo que se te ha olvidado la charla con la filóloga.

    Comentario por Lector — 2 mayo 2008 @ 7:43 pm | Responder

  4. Pon una @ en tu blog y los comentarios se multiplicarán, jejeje. ¿De verdad se cree que nuestra lucha es conseguir que la RAE admita la @? jajajajaja.
    Por cierto, no creo que haya cambiado de opinión en ningún sitio, simplemente cuanto más toca las narices la @ más la uso yo, ¡me gusta tocar las narices, sobre todo a algunos!

    Saludos, Montse

    Comentario por Montse — 2 mayo 2008 @ 9:19 pm | Responder

  5. No me importa que me toques las narices si conseguimos terminar la discusión con este buen tono.
    Usa la arroba cuando te apetezca, si crees que sirve de algo bienvenida sea.
    Viva la arroba.

    Comentario por Lector — 3 mayo 2008 @ 1:25 am | Responder

  6. Aunque no olvides tus palabras y las de Meana: la arrobita para las pancartas.
    Has reculado pero no te lo reprocho, que conste. La arroba es una reivindicación pero no está aquí para quedarse, ojalá algún día no haga falta.

    Comentario por Lector — 3 mayo 2008 @ 1:39 am | Responder

  7. Por supuesto que la arroba es un medio, no un fin. Es más, ni siquiera es el medio más importante, es simplemente uno de ellos. Y le habéis dado más importancia de la que tiene aquéllos/as a los/as que tanto os molesta.

    No sé si he reculado, quizá hemos reculado los dos. Porque el tono con el que empezaste tu primer comentario no es el mismo que el que estás utilizando ahora. Te aseguro que razonando podemos llegar a acuerdos, pero imponiendo no me muevo ni un ápice (¡qué le vamos a hacer, me gusta ser así!).

    Además, reconócelo, tú has sido el que has suavizado tu tono porque en el premio “arroba de oro” te hizo mucha ilusión.

    Venga, un saludo y a luchar por la igualdad real de oportunidades entre personas. Montse

    Comentario por Montse — 3 mayo 2008 @ 10:53 am | Responder

  8. Todos contentos pues.
    Lo cierto es que envidio tu determinación y tu empuje. Te animo a que sigas así.

    (Tanteo otro debate: ¿Qué opinas de la ley de paridad? ¿Es necesaria o a la larga perjudica a la mujer?).

    Saludos.

    Comentario por Lector — 3 mayo 2008 @ 12:40 pm | Responder

  9. Es realmente curiosa la conversación que estáis manteniendo, y casi da pudor intervenir, porque vengo leyéndola desde el post anterior. Sigan, sigan ustedes, que seguiré leyéndola desde el otro lado de la mirilla.

    Un saludo, Montse.

    Comentario por Juanjo — 3 mayo 2008 @ 1:09 pm | Responder

  10. Juanjo tú estás siempre invitado a entrar donde quieras sin pedir permiso, eres siempre bienvenido, así que adelante, participa que seguro que aprendemos mucho de tus aportaciones. Un abrazo, Montse

    Comentario por Montse — 3 mayo 2008 @ 9:44 pm | Responder

  11. Lector: El debate sobre la ley de paridad me parece interesantísimo, acepto el reto, pero en estos momentos estoy muy ocupada. En cuanto encuentre tiempo y esté inspirada me lanzo a ello. En el fondo soy masoca, porque estás deseando que diga algo para ir a por mí. No obstante, sobre estos temas mi opinión no es impulsiva sino muy meditada. En unos días, digo lo que pienso sobre la ley de paridad.

    Saludos, Montse

    Comentario por Montse — 4 mayo 2008 @ 10:51 am | Responder

  12. Nada más lejos de mi intención que dedicarte mis invectivas más desaforadas. Reservémoslas para cuando hagan falta y para quien se las merezca. El mundo ya es bastante violento e inhóspito, no contribuyamos a ello. Yo vengo a aquí a hablar, con toda la calma (¿o es flema?) con que se puede desbaratar y recomponer el mundo sentado cómodamente en un sillón con un wishkey en una mano y un triste descreimiento en la otra.

    En cuanto a la Ley de paridad no lo tengo nada claro… Espero tu iluminación para despejar mis dudas.

    Comentario por Lector — 4 mayo 2008 @ 11:30 am | Responder

  13. Querido Lector:

    Aún a riesgo de parecerte una “tocapelotas” (cosa que tampoco me importa, por otra parte), te diré que eso de la iluminación no me ha gustado nada, me suena a dogmatismo y no me tengo por dogmática. Te daré mi opinión, más o menos razonada pero nunca iluminada, incluso la daré vehementemente, pero -insisto- sin iluminación de ningún tipo. Y, en segundo lugar, para que éste sea un diálogo en condiciones de simetría (ética dialógica) tendrías que ir presentándote porque tú pareces saber mucho de mí pero yo no sé exactamente quién eres.

    Un saludo, Montse

    Comentario por Montse — 4 mayo 2008 @ 11:51 am | Responder

  14. Tómate lo de “iluminación” como una exageración cordial. ¿Por qué no me has de iluminar, a mí o a cualquiera? Sobre todo cuando no tengo una opinión formada… siempre te puedo vampirizar la tuya.

    No sé nada de ti que no esté bien claro en tu blog.
    Mi nombre de esclavo es Paco, puestos a ser esclavos mejor asumir que no se es un Francisco. Todo sea por la simetría.

    Comentario por Lector — 4 mayo 2008 @ 12:46 pm | Responder

  15. Ais, me encanta el civismo. Queridos Montse y lector, me alegro de veras por vuestra reconciliación. Me da que este será el principio de unas interminables, interesantes y educadas discusiones entre dos “toca-narices” como parecéis ser ambos :)

    Me quito el sombrero con Esther, como siempre, y aplaudo su comentario. Posicionándome un poco, he de manifestar que el rechazo hacia la tan mal entendida lucha por la igualdad de género de hoy en día repercute negativamente en mi consideración para con las arrobas “toca-narices”.

    La todavía desigualdad que sufre la población femenina en muchos aspectos requiere todo tipo de denuncias, no lo dudo. El lenguaje es convención y, por encima de la filología y de muchas cosas más, está la moral, tampoco lo dudo; pero no puedo evitar manifestar mi rechazo absoluto al uso de la arroba, a pesar de tenerme por una persona de bien. ¡Es de lo más incómodo!

    Cierto es que nuestro lenguaje se presta a equívocos. El otro día sin ir más lejos, yo misma me adentré rauda y veloz en un bar tras leer en su puerta un cartel enorme en el que rezaba “se necesita camarero”:

    -yo soy la persona que buscas. He sido camarera durante dos años, soy simpática, apañá y trabajadora, ¿cuándo empiezo?

    -lo siento, busco camarero. Hombre.

    Irme sin pagar el café no consiguió calmar mi mal humor. Con qué poco le pueden torcer el día a una, eh.

    En fin, os dejo el enlace de un interesentasímo artículo leído en http://www.ottoreuss.blogspot.com escrito por el mismo Carlos Otto, un gran periodista con inquietudes lingüísticas y, por supuesto, una persona de bien:

    http://ottoreuss.blogspot.com/search?q=j%C3%B3venes+y+j%C3%B3venas

    Disculpen, no sé poner enlaces como dios manda

    Saludos!!

    Comentario por nata — 4 mayo 2008 @ 7:24 pm | Responder

  16. No sabía yo que la combinación “Alt+2” iba a suscitar una polémica tan grande. Si lo llega a saber el que inventó ese símbolo hubiera creado una “G” rodeada con otro círculo… Bromas a parte, creo que estas discursiones sobre la licencia que se toman los hispanohablantes para emplear tal o tal signo son bastante tontas.

    Soy partidario de un orden académico en lo que a la lengua se refiere. Hay unas normas gramaticales y ortográficas que están hechas para cohesionar nuestro idioma. A partir de ahí es el hablante el que decide las normas que empleará. Así es como hemos llegado a tener el idoma que compartimos hoy en día: los hablantes transformaron el latín para convertirlo en castellano (¿perdió el idioma su “glamour”? Que yo sepa, no…). Si una mayoría decide que el género neutro reaparezca con la desinencia -@, será el tiempo el que lo acabe fijando o rechazando.

    Además, los idiomas son elementos de comunicación. Un idioma es útil y un código es válido mientras que sea comprensible. La palabra “chic@s” se entiende sin necesidad de aclaraciones entre paréntesis. Otro gallo cantaría si no se entendiera…

    Y ya para acabar, como además somos libres de hacer con nuestro idioma lo que queramos, dentro de unos límites lógicos, (en su casa, cada uno coloca los muebles donde quiere, ¿no?), tenemos derecho a adaptarlo a nuestras ideas y a las causas que creemos justas (el término “hostia” está recogido en el DRAE y hay sectores de la población que no lo usan…¿aconsejamos a todo el mundo su uso?).

    En definitiva, no hay lógica para tales polémicas: el uso de la “a comercial” como sustitutivo de la desinencia de “género extensivo” no implica una interrupción comunicativa, aunque yo sigo prefieriendo el uso de la barrita, ocupa más espacio en el texto…y me gusta más leer alumnas/os, que alumn@s. ¡Para gustos, colores!

    Montse, un abrazo muy fuerte, y cuenta conmigo para lo que necesites (en referencia a tu último comentario en mi bitácora)

    Comentario por Enrique Lomas — 7 mayo 2008 @ 6:43 pm | Responder

  17. Estoy aburrido de hablar sobre esto pero no me puedo resistir a contestar cada comentario, llámalo aburrimiento, llámalo vida anodina.

    “(…) es el hablante el que decide las normas que empleará”
    “(…) somos libres de hacer con nuestro idioma lo que queramos (dentro de unos límites lógicos)”.

    A lo primero te digo: Mirar, Enrique, oy e dezidió mesaltar alguna normas grámatical.,-., ?¡ké te parecía¿¿¿¿¿??¡¡!,

    El relativismo es lo que tiene, como abras la llave, a ver quién es el guapo que se atreve a parar. Todo es relativo, todo vale, la libertad es lo supermás importante del mundo mundial.

    Ahora en serio. Como bien dices, existen unos límites lógicos a esa libertad del hablante. Esos límites se llaman normas gramaticales y las ha fijado la fuerza de la costumbre. ¿Que éstas pueden cambiar? claro, no han parado de hacerlo. Pero las reglas son necesarias en la medida en que nos permiten comunicarnos de forma óptima. Imagínate un partido de fútbol (lamento la comparación) en que un equipo juega con unas reglas y el rival con otras. Un equipo entiende que el portero y los jugadores con dorsales pares pueden tocar el balón con las manos y que acumulando tres saques de banda se castiga con un saque de esquina; el otro, que sólo los delanteros pueden meter goles y que el partido acaba cuando se marcan tres tantos.
    Me he ido por las ramas, pero ¿crees que éstos capullos podrían jugar a algo? Pues eso es lo que pasa cuando nos saltamos las normas a la torera, dificulta nuestra comunicación. Si eres lingüista llámalo “ruido comunicativo”.
    “La palabra chic@s se entiende sin necesidad de aclaraciones” ¿Ah sí? pues yo oigo eso por la calle y te juro que no sé qué carajo significa, ¿Chic@s dices? ¿Eso qué es lo que es? Estoy aburrido de repetirlo, ¿alguien me quiere decir cómo se pronuncia la arroba, cómo se dice? Veo bastante difícil (esto es ironía, nótese) que un sonido que no existe y que nadie sabe pronunciar se imponga en una lengua. ¡Sólo sabemos escribirlo pero no se puede usar en el lenguaje hablado!
    Me deprimís, de verdad.

    Comentario por Lector — 7 mayo 2008 @ 7:52 pm | Responder

  18. Lector, no te deprimas, de verdad, que el tema no va a provocar ningún conflicto armado ni ninguna crisis en la lengua castellana.

    Vayamos por partes…

    Para empezar, si eres lingüista, sabrás que la escritura, la ortografía y la gramática son convenciones, acuerdos. Primero se habla, y luego, esos signos orales se plasman en la escritura. El castellano ha ido adaptando su escritura a los signos orales dentro de una norma. Pues bien, en otros idiomas no ha ocurrido tal cosa: el francés, por ejemplo, fijó su escritura en un momento determinado de la historia de la lengua, y su escritura no ha evolucionado de manera significativa. No obstante no quiero irme a ejemplificar con otros idiomas. El castellano (estándar), contrariamente a como se cree, no tiene un equivalente entre la grafía escrita y la pronunciación: la letra “e” se pronuncia de manera diferente según su posición (“pelo” se pronuncia [pélo], con “e” cerrada; y “perla” se pronuncia [pErla], con “e” abierta). Como ves, una grafía puede corresponder a dos sonidos distintos. No veo por tanto el inconveniente en que una posible grafía “@” no se pueda corresponder con un sonido “o”, “a” o “i”, poco importa.

    Por otro lado, siguiendo con la normativa de nuestro idioma, tengo que plantear otra cuestión: hoy en día es normativo el uso de “sos” para la segunda persona del singular del presente de indicativo del verbo “ser”, correspondiente a algunas variantes del castellano. Esta adaptación, modernización, incorporación de las hablas no peninsulares enriquece el idioma. La Academia se ha adaptado a una realidad cultural y social. ¿Por qué no adaptarse a otra? ¿Por qué no cambiar el “género extensivo” por un “género neutro”? Hoy en día está más extendido el uso de “@” en Internet que el de otra solución, de espaldas a la norma. Y como la norma la hacemos los hablantes, la mayoría será la que decida cuál queremos que sea: no somos los filólogos o lingüistas los que nos encargamos de hacer un idioma natural (podemos empezar a hablar un “castellano de laboratorio”, al más puro estilo esperanto), son los hablantes de cada idioma los que deciden día a día cómo quieren que evolucione su idioma. Los hablantes de latín se tirarían de los pelos cada vez que leían o escuchaban deformaciones de la lengua de Cicerón…no obstante hoy en día tenemos idiomas que han sabido demostrar su nivel de cultura (volvamos a pensar que el castellano, el francés, el catalán, el portugués, el rumano, el occitano, el retorrománico, el arpitano, el italiano y el sardo es “latín mal hablado”).

    Y acabando ya, decir que si mañana los hispanohablantes decidimos recuperar el género neutro para el caso expuesto, y de manera general se usa la desinencia “e”, el tiempo decidirá si se hace normativa o no: chicos, chicas y chiques (adaptación ortográfica incluída); perro, perra y perre; alumno, alumna y almne. ¿Quién es el más culto de los académicos para decidir cómo tiene que hablar y escribir un pueblo de unos pocos millones de hablantes?

    Que la lengua siga su camino, se enriquezca y se haga fuerte. Que el puritanismo del “limpia, fija y da esplendor” no impida la modernidad que el castellano merece. Y si esa modernidad tiene que pasar por la aceptación de la grafía “@”, será decisión de todos los hablantes, no sólo de académicos, lingüistas y filólogos.

    P.S.: Que conste que yo no estoy de acuerdo con el uso de la “a comercial”: mi postura es más favorable al uso de la barra oblicua, aunque esto no me impide respetar las preferencias de otros hispanohablantes, sin caer por ello en depresiones, me gusten más o menos.

    Comentario por Enrique Lomas — 8 mayo 2008 @ 12:49 pm | Responder

  19. Ay, sí me deprimo sí.
    El español es de los idiomas con mayor correspondencia entre grafías y fonemas (por las razones que das: el francés y el inglés escrito se fijaron en la edad media y no han evoluciondado desde entonces, mientras que la lengua sí). De acuerdo que no existe una correspondencia entre grafías y sonidos, (maldita la diferencia que hay entre una “d” fricativa y una oclusiva) Pero te imaginas una lengua con un signo para cada alófono, ¿Adoptaríamos el AFI? Un absoluto disparate: ¿Un abecedario de 107 y 55 modificadores? como si no nos costara ya que lo chavales escriban “vacaciones” con “v”.
    Por otra parte te contradices: la adopción de la arroba (correspondiente a un sonido que todavía es un misterio) es lo más parecido a lo que tú llamas lengua de laboratorio.
    Dime en qué novela de ciencia-ficción los hablantes de una lengua se ponen de acuerdo para hacer algo. Es realmente alucinante. De hecho, dime cuándo un grupo de más de mil personas sin organizarse se han puesto de acuerdo para algo. Aunque… siempre podemos usar el blog de Montse… siempre puedes ser tú el creador del nuevo género neutro. Genial. Si la lengua evoluciona ten por seguro que no es por decisión de nadie, ni siquiera de los hablantes.
    De las dos tonterías, la de la barrita es la menos mala pero corremos el riesgo de hablar como tartamudos. ¿Es que tú hablas así? ¿Escribes así?
    Y la depresión es inevitable, de verdad. Es una suerte que estés de coña.

    Comentario por Lector — 8 mayo 2008 @ 4:48 pm | Responder

  20. Vaya discusión. Porque no estaba en ese momento que si no me meto yo también, jeje. Vaya tio pesado. Tenía ganas de juergas!! jeje. No te preocupes montse la @ no tiene por qué agradarle a todo el mundo. Besos

    Comentario por Lila — 9 mayo 2008 @ 8:15 pm | Responder

  21. Hola Lila. Se nota que no estabas en ese momento porque no has leído la discusión. Cuando lo hayas hecho siempre puedes aportar algo, no es tarde… ¿puedes aportar algo? ¿no es tarde?

    Comentario por Lector — 10 mayo 2008 @ 1:34 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: