Cosas de la vida

17 abril 2008

Dos socuellaminos en las Cortes Jóvenes

Filed under: General — Montse @ 9:09 pm

El pasado 2 de marzo, os contaba que la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha en colaboración con el Instituto de la Juventud y las Cortes Regionales había puesto en marcha una actividad nueva titulada Cortes Jóvenes. Días más tarde, exactamente el 25 de marzo, os presentaba a l@s candidat@s de nuestro IES, el IES Fernando de Mena. Y, finalmente, el pasado 7 de abril os informaba de los resultados obtenidos a nivel de centro en la jornada democrática que habían vivido los alumnos y alumnas de 1º de Bachillerato.

Hoy, 17 de abril, en el portal de educación de la JCCM se han hecho públicos los resultados finales del proceso democrático llevado a cabo para elegir a los 47 chicos y chicas que actuarán como jóvenes parlamentarios/as el próximo 9 de mayo en las Cortes Regionales de Toledo. Y hemos hecho pleno, ¡sí!, nuestra candidata: Verónica Gómez Carrasco y nuestro candidato: Carlos Bonilla Trillo son ya diputados electos. Desde aquí quiero transmitirles mi más sincera enhorabuena: Vero y Carboni; Carboni y Vero muchísimas felicidades a los dos, espero que ese día y medio de convivencia con otros chicos y chicas de vuestra edad sea para vosotros una experiencia enriquecedora e inolvidable.

Al mismo tiempo, quiero mandar un saludo a Juan Luis Romero del Hombrebueno Muñoz, Juanlu o Goodmen para los amig@s, que compartió con Vero, con Carboni la ilusión de la primera fase democrática y que también hubiera sido un digno representante del Fernando de Mena en Toledo.

Por último quiero manifestar mi agradecimiento a los profes que han hecho que esta actividad se haya llevado a cabo, ell@s son:

  • Ramón Castro, que nos prestó su inestimable ayuda a la hora de elaborar los blogs de los candidatos.
  • Elena Díaz Pedroche que me acompañó a la reunión celebrada en Alcázar de San Juan en la que se nos informó de la existencia del proyecto Cortes Jóvenes y se contagió de la misma ilusión que yo para llevar a cabo este proyecto.
  • Al director del IES Fernando de Mena que nos permitió a Elena y a mí misma asistir a dicha reunión informativa.

Felicidades a nuestros flamantes diputados jóvenes, un abrazo para ambos, Montse.

Anuncios

60 comentarios »

  1. ¡Hola Montse! Muchas gracias por el post y por habernos dado la oportunidad de participar en un proyecto como este; como tantas veces he dicho el esfuerzo ha merecido la pena. Ahora nos esperan unos días fantásticos en Toledo en los que esperamos defender los intereses de nuestros compañeros, que tanto nos están apoyando, como se merecen y sin tu apoyo e ilusión no estaría siendo posible.

    Un saludo
    Vero

    Comentario por Vero — 18 abril 2008 @ 2:07 pm | Responder

  2. Bueno empezar simplemente con palabras de agradecimiento, tanto para ti, como para tu hermana, como para nuestro dj ramón. Vuestra colaboración y empeño ha sido fundamental para todo haya llegado a buen puerto y para que podamos ir a Toledo. GRACIAS. Vuestra ilusión se ha plasmado en nosotros.
    Al principio he de reconocer que no veia nada claro, pero cada triunfo me esta enseñando que debo ser un persona comprometida y que dedique cada voto recido en defender los intereses de tanto jóvenes que ven en nuestras ideas un reflejo de que todo puede cambiar, de que las cosas quizás tengan solución o que se puedan enfocar desde otro punto de vista. Es nuestra obligación. Por eso, me gustaria que cuando vengamos de Toledo lo podamos hacer con la cabeza bien alta, y sabiendo que nuestro trabajo se ha quedado hecho.
    Un saludillo, Carboni

    Comentario por Carlos — 18 abril 2008 @ 6:51 pm | Responder

  3. Gracias a vosotros, vuestra participación en este proyecto sólo me ha aportado ilusión, así que la agradecida soy yo. Un abrazo, Montse

    Comentario por Montse — 18 abril 2008 @ 10:27 pm | Responder

  4. Hola Montse. Te ruego que no utilices la arroba (@) si quieres hacer soportable la lectura de tus entradas. No es una cuestión de corrección política ni de sexismo. Nuestro idioma ha subsistido sin este símbolo durante siglos porque, simplemente, no es necesario. El género neutro, en castellano, coincide con el masculino. El hecho de que las mujeres sigan siendo discriminadas en todo el mundo no tiene nada que ver con eso. Si varías esta norma dificultas muchísimo la comprensión de tus mensajes. No tienes más que escuchar los discursos de Zapatero o Ibarretxe: “Españoles y españolas queremos que todos y todas seáis buenos y buenas ciudadanos y ciudadanas”. Nuestra expresión, si usaramos los dos géneros, sería interminable. Por eso existe el género neutro. Si dices “españoles” cualquier hispanohablante entiende que te refieres a ambos sexos. No creo que ninguna mujer se sienta discriminada por usar nuestra lengua con corrección.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 2:28 pm | Responder

  5. Querido Lector:
    ¿Y a ti te parece que es una casualidad que en castellano el género neutro coincida con el masculino?, en fin… La lengua transmite valores y no es inamovible, así que a lo mejor una forma de que empiecen a plantearse que hay que cambiarla es hacer textos, según tú, tan incómodos como los míos.

    De todas formas, mira que tienes empeño en que el género femenino siga silenciado, ¡eh! porque yo me he leído varias veces esta entrada y la encuentro súper soportable. No obstante, usaré la misma educación que tú has usado conmigo y te diré: si realmente te resultan tan insoportables mis entradas no entres a leerlas, lo que yo no voy a hacer es para contentarte a ti (que además te escondes tras un pseudónimo genérico) renunciar a una lucha que a mí me parece importantísima y que es conseguir la igualdad real entre hombres y mujeres.

    Un saludo a tod@s, Montse

    Comentario por Montse — 20 abril 2008 @ 4:39 pm | Responder

  6. El género neutro coincide con el masculino, como dije, sí. ¿Me puedes explicar cómo se defienden los derechos de las mujeres variando esto? Mientras tú (sola, acaso con los ignorantes de los políticos) tratas de luchar contra la lengua española en aras de una supuesta reivindicación de los derechos femeninos, las mujeres en todo el mundo son ninguneadas, vejadas, y en el mejor de los casos, aún no se respetan sus derechos. De verdad que no entiendo la conexión entre esto y el idioma español.
    Harías mejor en escribir textos comprensibles y cómodos para el lector en los que lucharas por la igualdad entre hombres y mujeres, pero sobre temas que realmente importan: Ablación, sueldos, velo, etc…
    La lengua, por sí sola, como sistema, no transmite valores, ¿qué valores transmite el francés? ¿y el alemán? ¿y el finés? Ni los comunistas rusos pudieron cambiar el idioma para adaptarlo a su ideología, ni Hitler pudo (tampoco se le ocurrió tal disparate) adaptar el alemán a sus consignas fascistas. No creo que las feministas más decerebradas de España se planteen, ni de lejos, proponer a la RAE que se varíe la gramática de la lengua.
    Te repito que ninguna mujer se puede sentir herida porque se la englobe en un simple “vosotros”.
    Te invito a que leas algún libro, el que quieras, desde una novela hasta un manual de sociología, o un peridódico, para ver si encuentras alguna arroba o algún “os/as)”. ¿Es que están escritos por machistas? ¿Todos los que escriben en castellano (correctamente) son unos machistas retrógados? No, sólo están bien escritos, se entienden. Con las arrobas y las barras incomodas al lector, le estás poniendo trabas, la comunicación se distorsiona. Puede que demuestres que estás muy comprometida con la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, pero no podrás transmitir bien tus mensajes porque están mal escritos.
    Tus entradas no me resultan insoportables, sólo su lectura. Es muy incómodo, de verdad, nadie que se quiera comunicar con claridad escribe así.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 5:59 pm | Responder

  7. Por cierto, el género femenino no tiene nada que ver con el sexo femenino. “Género” se refiere sólo al ámbito gramatical (masculino, femenino y neutro) y “sexo” a la condición (biológica, orgánica), es decir: hombres y mujeres. Y sí, entonces el término “violencia de género” es incorrecto porque no se refiere a sustantivos masculinos que agreden a verbos o a los pobres adjetivos. Es mejor “violencia machista” o “violencia doméstica”. Aunque la palabra “violencia” me parece un eufemismo para denominar los asesinatos de mujeres que cada día jalonan los noticieros.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 6:05 pm | Responder

  8. Es sorprendente que taches de descerebradas a algunas feministas. En primer lugar te diré que el feminismo no es algo exclusivo de mujeres, feministas son hombres y feministas son mujeres. Fenimistas son simplemente aquellas personas que luchan por erradicar un hecho histórico que ha significado una injusticia, a saber: el no reconocimiento de sus derechos a los mujeres. Así que no veo dónde encuentras tú que se sea descerebrado/a y menos aún entiendo que cuando pones ese adjetivo lo apliques directamente a una mujer. Hay cosas que chirrian.

    No obstante, agradeciendo tus consejos, seguiré haciendo hincapié en que las mujeres también existimos, y lo seguiré haciendo en mi escritura, en mis intervenciones en todo tipo de reuniones, en todas las facetas de mi vida.

    Saludos, Montse

    Comentario por Montse — 20 abril 2008 @ 6:17 pm | Responder

  9. Para terminar copio del Diccionario Panhispánico de dudas (lo puedes consultar en http://www.rae.es)

    2. Uso del masculino en referencia a seres de ambos sexos

    2.1. En los sustantivos que designan seres animados, el masculino gramatical no solo se emplea para referirse a los individuos de sexo masculino, sino también para designar la clase, esto es, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos: El hombre es el único animal racional; El gato es un buen animal de compañía. Consecuentemente, los nombres apelativos masculinos, cuando se emplean en plural, pueden incluir en su designación a seres de uno y otro sexo: Los hombres prehistóricos se vestían con pieles de animales; En mi barrio hay muchos gatos (de la referencia no quedan excluidas ni las mujeres prehistóricas ni las gatas). Así, con la expresión los alumnos podemos referirnos a un colectivo formado exclusivamente por alumnos varones, pero también a un colectivo mixto, formado por chicos y chicas. A pesar de ello, en los últimos tiempos, por razones de corrección política, que no de corrección lingüística, se está extendiendo la costumbre de hacer explícita en estos casos la alusión a ambos sexos: «Decidió luchar ella, y ayudar a sus compañeros y compañeras» (Excélsior [Méx.] 5.9.96). Se olvida que en la lengua está prevista la posibilidad de referirse a colectivos mixtos a través del género gramatical masculino, posibilidad en la que no debe verse intención discriminatoria alguna, sino la aplicación de la ley lingüística de la economía expresiva; así pues, en el ejemplo citado pudo —y debió— decirse, simplemente, ayudar a sus compañeros. Solo cuando la oposición de sexos es un factor relevante en el contexto, es necesaria la presencia explícita de ambos géneros: La proporción de alumnos y alumnas en las aulas se ha ido invirtiendo progresivamente; En las actividades deportivas deberán participar por igual alumnos y alumnas. Por otra parte, el afán por evitar esa supuesta discriminación lingüística, unido al deseo de mitigar la pesadez en la expresión provocada por tales repeticiones, ha suscitado la creación de soluciones artificiosas que contravienen las normas de la gramática: las y los ciudadanos.

    2.2. Para evitar las engorrosas repeticiones a que da lugar la reciente e innecesaria costumbre de hacer siempre explícita la alusión a los dos sexos (los niños y las niñas, los ciudadanos y ciudadanas, etc.; → 2.1), ha comenzado a usarse en carteles y circulares el símbolo de la arroba (@) como recurso gráfico para integrar en una sola palabra las formas masculina y femenina del sustantivo, ya que este signo parece incluir en su trazo las vocales a y o: l@s niñ@s. Debe tenerse en cuenta que la arroba no es un signo lingüístico y, por ello, su uso en estos casos es inadmisible desde el punto de vista normativo; a esto se añade la imposibilidad de aplicar esta fórmula integradora en muchos casos sin dar lugar a graves inconsistencias, como ocurre en Día del niñ@, donde la contracción del solo es válida para el masculino niño

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 6:17 pm | Responder

  10. Hay descerebrados en todas las familias. Lo siento pero hay políticos descerebrados, fontaneros descerebrados y médicos descerebrados. También feministas, claro, por ejemplo las que piden que se censure una novela porque el protagonista es un violador o las que reivindican que le oso del escudo de Madrid es una osa.
    Por otra parte hay dos tipos de feminismo: el moderado que pretende la igualdad entre hombres y mujeres; y el que persigue la conquista de privilegios antes exclusivos de los hombres. Tengo claro que tú (y yo) estamos con el primero y no con el segundo (a éste, fácilmente se le puede tachar de descerebrado).

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 6:24 pm | Responder

  11. En cualquier caso, lamento que no hayas entendido la frase de las feministas descerebradas. Te pongo otro ejemplo a ver si conseguimos entendernos:

    “Ni el domador más descerebrado se metería en esa jaula” ¿todos los domadores son descerebrados? No, simplemente en esta frase se pretende expresar que meterse en esa jaula sería una locura.

    “Ni el bailarín más torpe ejecutaría un salto tan lamentable” ¿todos los bailarines son torpes? No, por supuesto.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 6:28 pm | Responder

  12. Existen dos tipos de leyes:
    Las leyes naturales, que son independientes de la voluntad de los seres humanos rigen inexorablemente los fenómenos naturales.
    Las leyes humanas, que son fabricadas por los seres humanos. Estas leyes no son inamovibles, son así pero nada impide que sean de otra forma. Estas leyes que no son necesarias son: morales, jurídicas, gramaticales, económicas… Son leyes o normas que pueden cambiar, de hecho han cambiado a lo largo del tiempo.

    En otra ocasión ya debatí sobre el asunto, y no me apetece volver a repetir los mismos argumentos. Acepto que incumplo las normas gramaticales, ¿qué sanción debo asumir por ello? Porque seguiré incumpliéndolas mientras perciba que eso sirve para algo. Y el hecho de que levante tantas ampollas el asunto significa que para algo sirve.

    Por cierto, gracias por tus explicaciones y por tu información bibliográfica pero lo de http://rae.es no es nada nuevo ni para l@s alumn@s menos aventajados.

    Saludos y me voy a corregir. El mundo ya no es lo que era ¡Dios mío!, ¿cómo puede ser profesora una persona que incumple de forma consciente y sistemática las reglas gramaticales? Pero… evitemos hacer juicios porque como analicemos qué otras normas incumplen otros profesores… alguno puede salir escaldado. Ciao, Montse

    Comentario por Montse — 20 abril 2008 @ 6:31 pm | Responder

  13. Claro que puede haber personas que defiendan el feminismo y sean hombres descerebrados o mujeres descerebradas. Pero fíjate, qué casualidad, cuando hablaste de descerebradas hablaste en femenino. ¡Casualidad, sólo casualidad!

    Tengo que corregir, lo siento, aquí acaba mi aportación a este debate virtual, saludos, Montse.

    Comentario por Montse — 20 abril 2008 @ 6:37 pm | Responder

  14. ¿Me puedes explicar para qué sirve?
    Si levanta ampoyas es porque es ilógica (dejémos lo de que sea incorrecta) y engorrosa para el lector.
    En serio, estoy muy intrigado, ¿para qué servirá?

    Suerte en tu combate contra la gramática.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 6:37 pm | Responder

  15. Estimado lector:
    Ya que usted anda embarcado en la tarea de hacer cumplir las normas gramaticales denunciando el uso ilegítimo de dichas normas, le recordaré que la RAE no ha admitido, aún, la palabra ‘ampoya’, quizá quiso decir ‘ampolla’, ¿verdad? ¡Ay! Siempre preocupado por lo que hacen las demás personas y desatendiendo lo que hace él mismo.

    Saludos, Montse.

    Comentario por Montse — 20 abril 2008 @ 6:41 pm | Responder

  16. Dije “descerebradas” porque la mayoría (por lógica) de las feministas son mujeres. ¿No te suena raro “los feministas”?
    Si te quieres ofender con cualquier cosa es muy fácil encontrar motivos. Hace falta estar en contínua tensión y a la defensiva.

    A mí me ofende el subjuntivo, mira. No soporto ese tono dubitativo. Difunde una imagen errónea de los españoles, nosotros somos emprendedores, decididos. Voy a comenzar una campaña contra el subjuntivo. Me voy a inventar otro modo: el “implantivo” (por ejemplo). Ya no diremos “Ay, si fuera más alto…” sino que afirmaremos con decisión: “Si fueroyé más alto”.
    Ánimo, camaradas, únamonos contra el subjuntivo. Él tiene la culpa de todos nuestros males.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 6:45 pm | Responder

  17. Jaja, sí, me he equivocado. “Dejémos” tampoco lleva tilde.
    Si quieres que entremos en esto…

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 6:47 pm | Responder

  18. No encuentro el “dejémos” que tú señalas. Pero, esté o no esté, yo soy una pobre incumplidora de las normas gramaticales, ¿pero usted? Usted que da lecciones de ello.

    Por otra parte, si piensa que mi lucha por conseguir la igualdad efectiva de oportunidades entre hombres y mujeres se reduce sólo a usar la @, creo que me subestima o quizá muestra su capacidad. Considero que sólo alguien poco inteligente puede pensar que yo creo que el uso de la @ es la única forma de luchar por los derechos de la mujer. En fin, en cada uno de nuestros actos se demuestra quiénes somos.

    Saludos, Montse

    Comentario por Montse — 20 abril 2008 @ 6:55 pm | Responder

  19. Comentario 5:

    -“…que empiecen a plantearse…” ¿Quiénes? no se entiende.

    -“…siga silenciado, ¡eh!…” A no ser que me quieras dar un susto, lo que pretendías escribir era “¿eh?”

    -“…súper soportable…” si lo escribes separado, súper, te refieres a la gasolina. Creo que pretendías decir “supersoportable” o “super-soportable”. En cualquier caso, el añadir “super” para enfatizar la expresión es una práctica demasiado coloquial, propia de la pobreza léxica de los adolescentes acutales.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 6:56 pm | Responder

  20. Por cierto, continua no lleva tilde, doctor en gramática. Y, por otra parte, ¿estar a la defensiva?, ¿de qué?, ¿de quién?, ¿es que pretendes atacarme? No olvides que no ofende quien quiere sino quien puede.

    ¡Ah! cuando quieras empezamos con la revisión de las faltas de ortografía, no tengo inconveniente, siempre que no confundas una falta de ortografía con una falta mecanográfica. ¿Vale?

    Más saludos, Montse

    Comentario por Montse — 20 abril 2008 @ 6:59 pm | Responder

  21. Le estás dando vidilla a este post, gracias por hacerlo.
    Por otra parte, cada un@ tiene un vicio propio de l@s adolescentes, un@s el de la pobreza léxica, otr@s el de las borracheras y otr@s…

    Saludos, Montse

    Comentario por Montse — 20 abril 2008 @ 7:02 pm | Responder

  22. El “dejémos” estaba en un comentario mío. No trataba de atacarte y no tiene nada que ver con que seas mujer, de verdad, no sé qué tengo que hacer para demostrar que no soy machista. Quizá el problema sea que tengo pene. Pido perdón por ello.

    Nunca he dicho que la única forma que tienes de defender los derechos de la mujer. De hecho, implícitamente, en comentarios anteriores he hecho referencia a que puedes hacerlo (y de hecho lo haces) de otras maneras. En mi humilde opinión de macho ibérico ignorante, más útiles.

    Desde luego serías muy poco inteligente si pensaras que el uso se la arroba es la única forma de luchar por los derechos de la mujer. Yo no he sugerido tal cosa, tampoco lo pienso ni pienso que lo pienses.

    Lo que sí lamento es que me insultes, aunque quizá para ti, como soy hombre, llamarme tonto (aunque sutilmente) es algo obvio y hasta redundante.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 7:03 pm | Responder

  23. Otro desliz con lo de continua. Sí. Como descargo diré que intento escribir rápido.

    Me complace dar “vidilla” al post, pero preferiría mantener las formas y no entrar en descalificaciones. Podemos hablar civilizadamente, al fin y al cabo eres mujer y, por tanto, más capaz que yo, un bruto homínido.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 7:06 pm | Responder

  24. Yo no he insultado a nadie, tú que sabes tanto de gramática, sabrás que cuando se utiliza el condicional (“Si piensa que mi lucha…”) sólo se afirma si la condición es verdadera. Así que si tú piensas que mi lucha se reduce al uso de la @ (cosa que también es decirme tonta de forma sutil) entonces yo pienso que tu capacidad es …

    Saludos finales, Montse

    Comentario por Montse — 20 abril 2008 @ 7:06 pm | Responder

  25. No tengo nada en contra de los hombres, es más hoy hombres a los que adoro. Estoy en contra del machismo, de las personas machistas, sean hombres o mujeres. NO HAGAS DEMAGOGIA. Montse

    Comentario por Montse — 20 abril 2008 @ 7:07 pm | Responder

  26. Es muy gracioso eso que dices del condicional. Hasta un niño de primaria entendería que con el comentario 18 pretendías llamarme tonto. Y además con ese final sentencioso. Hay muchos niveles de lectura, Montse, y por suerte hay quien sabe leer entre líneas (aunque esas líneas estén plagadas de incómodas arrobitas).
    Sí, hacía demagogia. Muy facilona, por cierto. Tanto que su intención era sarcástica.
    Si amas a hombres, o incluso a todo el santo universo, no hace más que congratularme. Estamos salvados. Lo único en lo que pretendía incidir era el estado de tensión en el que lees cada cosa que se escribe aquí, atenta a si esta palabra puede ser ofensiva para las mujeres, esta otra para los indios y aquélla para los delfines moteados del atlántico. De verdad, hoy en día el machismo está en peligro de extinción, celebrémoslo llevándonos bien y confiando en la buena fe del que nos habla.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 7:18 pm | Responder

  27. Bueno me integro en este diálogo ortográfico, no se si con faltas o no. Pero quiero felicitar a todos los que han hecho de un sueño una realidad. A los que han luchado porque sea posible que esos chicos lleguen tan alto, tanto los que han llegado a las cortes como los que no.

    Un saludo y enhorabuena a todos porque no hay nada mejor en el mundo que hacer lo que te gusta y que ayudar a los demás a buscar eso que les gusta.

    Comentario por laumoma — 20 abril 2008 @ 7:31 pm | Responder

  28. Mira Montse, ahí tienes un buen ejemplo. ¿Crees que alguien se sentiría ofendido por el comentario de Laumoma? Cuidado que ha escrito “todos” y “chicos”. Uyuy ¡qué machista!

    Laumona yo te felicito por escribir un comentario comprensible.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 7:36 pm | Responder

  29. Hola a todos de nuevo. Navegando por el blog me he fijado en el número de comentarios de esta entrada, y cual ha sido mi sorpresa al descubrir que se debía a un tema tan superficial como es el uso de la arroba para designar a ambos géneros, así como las faltas ortográficas y gramaticales.

    Con todos mis respetos, Lector, y sin querer ofenderte en ningún momento, me permito recordarte aquel dicho tan oído pero tan pocas veces escuchado de “cuando el sabio señala la luna el tonto mira el dedo” algo que, en mi opinión, creo que está pasando aquí.

    Salvo en circunstancias muy concretas que, a mi parecer, no se dan en este blog, como podría ser un empleo excesivo de este símbolo, el uso de la @ no dificulta la lectura de ningún escrito, como mucho puede llegar a retrasar la finalización de este; un inconveniente sin importancia si tenemos en cuenta la cantidad de valores que transmite, como es el respeto al por desgracia infravalorado género femenino.

    Y es que si tenemos en cuenta que en pleno siglo XXI hemos conseguido llegar a la luna antes que reconocer y practicar la pariedad de sexos se puede llegar a entender que cualquier acción resulta poco para erradicar esta injusta desigualdad, y este simple gesto, que no cuesta trabajo alguno llevar a la práctica, puede inculcar una valiosa lección al ojo lector.

    Con ello no pretendo decir que quien no emplee la arroba no cree ni lucha por conseguir un mundo digno, cada cual es libre para adoptar las medidas que considere necesarias para ello, pero puesto que se trata de una acción solidaria no veo motivo para criticar esta nimiedad.

    Bajo mi punto de vista ninguna mujer se sentiría ofendida al observar que se usa el masculino para hablar de ambos géneros, pero una puntualización nunca viene mal, ya es hora de comenzar a modificar este idioma que llega a ser machista incluso cuando no pretendemos serlo.

    Respecto a las faltas gramaticales y ortográficas me remito al dicho utilizado anteriormente para intentar hacerte comprender que lo importante de un escrito no es la falta de una tilde, un signo de interrogación, un pronombre relativo, etc, sino la esencia y el mensaje que se intenta transmitir. Y creo que los deslices que has puntualizado en el comentario 19 no son motivo para abrir un debate, el lector en ningún momento pierde el hilo temático o sufre una confusión, y puedo afirmarlo en primera persona porque yo también he leído esas entradas

    Por último me gustaría pedirte que dejaras atrás los tópicos y matices sin importancia en lo que a igualdad de géneros se refiere; lo importante es la unión para acabar con esta lacra heredada de siglos anteriores, no el poder de una simple arroba.

    Un saludo

    Vero

    PD: Tengo 17 años y podrás observar que en mi comentario no he utilizado formas como “super”, “hiper” etc, ni abreviaturas de ningún tipo, por lo que te agradecería que no te refirieras a las expresiones vulgares del castellano como propias de la juventud actual (de nuevo me remito al comentario 19); creo que es un encasillamiento que sobra puesto que en actividades como la nombrada en este post (que no trataba de gramática) se demuestra que en España afortunadamente una gran parte de los jóvenes luchan por quitarse el lastre del botellón, el lenguaje de móvil y la vida fácil.

    Comentario por Vero — 20 abril 2008 @ 8:32 pm | Responder

  30. Hola Vero:

    En primer lugar enhorabuena por los modales con que te conduces y por lo bien que escribes a tus 17 años. Descuida que no voy a corregirte el comentario. No soy tan paranoico. Lo tuyo es digno de alabanza y punto, y es que, por desgracia, la juventud actual adolece de una pobreza expresiva alarmante, como dije en el famoso comentario 19.
    Lo que intentaba hacer entender a Montse es que el uso de la arroba o de las barritas (os/as) no tiene ningún efecto moralizante, publicitario ni reivindicativo. Únicamente dificulta la lectura. Pasa lo mismo con las faltas de ortografía. Un texto sin tildes, con faltas, mal puntuado, es muy molesto de leer. Introduciendo un símbolo ajeno al sistema lingüístico lo único que conseguimos es perturbarlo. Por no hablar de las dichosas barritas. Fíjate cómo opera la mente de un lector ante un texto de ese estilo:
    “los as ministros as del actual gobierno se pusieron a disposición de los as ciudadanos as españoles as”
    ¿Te das cuenta de lo incómodo que es articular a cada momento “os as” “os as”? Esto es porque uno de los principios que regula la lengua (cualquiera) es el principio de economía: La finalidad del mensaje es transmitir el máximo de información con los elementos mínimos precisos. En tu comentario distingues la dificultad de lectura con el “retraso de finalización”. Es lo mismo, Vero. Si un escritor retrasa deliberadamente la comprensión de su mensaje está dificultando su comprensión. Por ejemplo ahí tienes los pleonasmos, esto es, la adición de información innecesaria.
    En el caso de las arrobas la distorsión de comprensión se produce porque la atención se desvía hacia ese símbolo extraño que no pertenece a ningúna lengua conocida. (Al igual que en un exámen la atención del corrector se desvía si se cometen faltas de ortografía). En el caso de las barritas la distorsión deviene por la prolongación antinatural del mensaje.
    ¿Esto son caprichos de los académicos? En absoluto, estas reglas no son imposiciones sino que provienen de la naturaleza misma del lenguaje. Ocurre en todos los idiomas, te lo aseguro.
    ¿Se puede luchar contra estas normas? Cada persona se expresa como buenamente puede o quiere. Si te hace feliz utilizar las arrobitas porque crees que estás realizando una buena acción, adelante, hazlo, pero te sugiero que en un examen, en un escrito que ha de ser mostrado a los demás, no lo hagas. En el primer caso porque te suspenderán, eso que escribes no es castellano y en el segundo (la razón del primero) porque no te expresarás con efectividad, esto es, con claridad.
    No entiendo, de verdad, qué se consigue. La lengua no se va a cambiar: las lenguas evolucionan pero nunca por imposiciones. Podríamos extender estas buenas intenciones al usar el idioma a otros ámbitos ¿por qué no? Claro que sí. De repente loz organizadorez de la exzpo de Zaragoza podrían pedir a la RAE que ze ezcribiera todo con zeta. sssYsssparassssolidarizarnosssssconsssslassszonasssssquessssnosssstienenssssaguassspordríamosssssponersssestassssesesssssquesssrecuerdansssssussssonido.
    OH phuedó eztarr rehalménte en komtra de lax normas grámatikahlex porkue són inpozicionés injuzthas.
    ¿Ves? las normas gramaticales no son caprichosas y el hecho de seguirlas no se basa en una obediencia ciega al poder dominante, ni nada por el estilo. Las seguimos para poder entendernos entre nosotros, son como las reglas del juego. Si queremos comunicarnos entre nosotros de forma efectiva y directa lo mejor que podemos hacer es seguir las normas ortográficas y gramaticales.
    ¿Conocéis a alguna escritora feminista española que escriba con las arrobas? ¿Sí? Como dije, ni la más enfebrecida defensora de las mujeres escribe con arrobas ¿por qué? porque quieren hacerse entender. Es simple.
    Vero, por el bien de tu futuro académico te sugiero que no caigas en estas “nimiedades” como tú dices. Lo son porque nada tienen que ver con la mujer y sus derechos. Sólo con los políticos y su afán de buscar un lenguaje políticamente correcto y alejado del resto de hablantes.
    Pero este es otro tema.

    P.S. ¡Ni se te ocurra poner arrobas ni barras en un exámen o una oposición o algún escrito importante, de verdad, no te arruines la carrera!

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 9:21 pm | Responder

  31. Como dije escribo rápido y, por supuesto, no me voy a parar a editar cada comentario. Por eso he escrito examen con tilde y… en fin…

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 9:25 pm | Responder

  32. La barra

    Entre los usos que la Ortografía de la Academia recoge para el signo barra (/) se halla el de indicar dos o más opciones posibles cuando se emplea entre dos palabras (solo/sólo, asímismo/asimismo) o entre una palabra y un morfema (Querido/a amigo/a). Los dobletes del tipo o/a, o-a, o(a), constituyen una buena solución para textos breves o con apariciones espaciadas; en documentos en los que no se conoce a la persona que va a hacer un trámite: en formularios, fichas, solicitudes, contratos, nóminas, cartas…; solución, en cualquier caso, deseable cuando se trate de documentos relacionados con el empleo (animador/a sociocultural, auxiliar administrativo/a, camarero/a, director/a, costurero/a…) Si se opta por esta forma de concordancia, deberá aplicarse no sólo a los sustantivos, sino a todos los elementos oracionales que con ellos concuerdan: adjetivos, participios, etc.

    La arroba

    La arroba se trata de un claro ejemplo de cómo lenguaje y sociedad guardan una estrecha relación. La amplia difusión de las tecnologías de la información y de Internet nos ha hecho familiarizarnos con el uso de la arroba y de esta forma comienza a aparecer en textos del castellano como una grafía más. En cuanto a su utilización dentro de una propuesta de lenguaje no sexista, se utiliza generalmente en sustitución de la terminación “-os” del masculino usado como genérico con la intención de introducir la doble marca de género, masculino y femenino. De esta manera, vemos l@s niñ@s como alternativa a “los/as niños/as” o simplemente a “los niños.” Si bien puede resultar un recurso alternativo en un cierto tipo de mensajes o de textos con un contexto no muy formal, no es recomendable su utilización, pues a los problemas que plantea la barra (/), se une el que no se pueda reproducir oralmente y el que no se trate de una grafía de la lengua castellana.

    Texto tomado casi en su integridad de la unidad didáctica:

    Rodríguez Hevia, Gloria (2003): ¿Qué es…? El lenguaje sexista.pdf . Construyendo contigo la igualdad, 2. Instituto Asturiano de la Mujer, Oviedo.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 9:45 pm | Responder

  33. Yo no soy política y me encanta usar la @ y as/os. Por cierto, a ver si el hecho de escribir ‘exámen’ no se va a deber a la rapidez al escribir sino a algo que está muy interiorizado porque lo has escrito dos veces en este comentario y varias en los anteriores. ¡Uy!, el catedrático no es infalible.

    Vero has lo que te dé la gana, tienes capacidad de sobra para pensar por ti misma, decide tú y actúa como tú consideres oportuno. Como decía Kant:
    “La Ilustración es la liberación del hombre de su culpable incapacidad. La incapacidad significa imposibilidad de servirse de su inteligencia sin la guía de otro. Esta incapacidad es culpable porque su causa no reside en la falta de inteligencia sino de decisión y valor para servirse por sí mismo de ella sin la tutela de otro. ¡Sapere aude! ¡Ten el valor de servirte de tu propia razón!: he aquí el lema de la ilustración”. (I. Kant. ¿Qué es la Ilustración?)

    Vero, analiza y decide por ti misma. Un saludo, Montse

    Comentario por Montse — 20 abril 2008 @ 9:48 pm | Responder

  34. Jo, desde las 7 que me fui a corregir alguno sigue erre que erre. ¿Qué hubiera sido de su domingo si no hubiera encontrado mis arrobas? A este paso, este post va a ser el más comentado. Lamentablemente, la mayoría de los comentarios nada tienen que ver con el contenido del mismo.

    Saludos, Montse.

    Comentario por Montse — 20 abril 2008 @ 9:52 pm | Responder

  35. El problema de la arroba es que es impronunciable. A ver cómo te las apañas para leer tus textos Montse. (Por cierto ¿en qué otro comentario he escrito “exámen”? Madre mía, me estás contagiando de incorrección ¿te das cuenta? Ahora soy un escritor díscolo).

    Vero, decide por ti misma, no hagas caso de los profesores de filosofía, oyes, ésos son los peores. Que hasta piensan, fíjate. Pero los de lengua, ay los profes de lengua, ésos son el demonio, guárdate de ellos y de sus pérfidos consejos. Invéntate tu propio idioma ¡es más divertido! (y podrás decir que eres toda una ilustrada, que eso viste mucho). Tampoco estaría mal que siguieras los consejos del instituto de la mujer para evitar el lenguaje sexista. Creo que con eso se zanja la discusión. Si hasta las feministas me dan la razón…

    Salud@s y bes@s par@ tod@s.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 10:03 pm | Responder

  36. Jajaja, tienes razón, Montse, me has alegrado la tarde. La mar de entretenido he estado.

    Ya te dejo tranquila con tus arrobas locuelas. No olvides recomendarles a tus alumnos que las utilicen, así cuando lleguen a la universidad se acordarán todos de ti, te lo aseguro.

    Te animo a que recogas firmas con otros compañeros implicados en la causa para que la RAE modifique la anticuada y sexista gramática española. Venga, que los académicos también están muy aburridos y seguro que les hacéis pasar un buen rato.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 10:07 pm | Responder

  37. Ya sé, ya sé. “Recogas”, como ves en la segunda lectura me corrijo. En realidad es una campaña para homenajear a Juan Ramón Jiménez.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 10:11 pm | Responder

  38. Yo a mis alumn@s no suelo darles consejo a no ser que me lo pidan directamente. No me creo ninguna diosa para andar dando por ahí consejos que nadie ha pedido, se cree el ladrón que tod@s son de su condición.

    A ver si es verdad que dar por zanjada esta absurda discusión. Saludos, Montse

    Comentario por Montse — 20 abril 2008 @ 10:12 pm | Responder

  39. De verdad, hija, que estás siempre a la defensiva.

    Comentario por Lector — 20 abril 2008 @ 10:13 pm | Responder

  40. Palabra de Dios.

    Comentario por Montse — 20 abril 2008 @ 10:20 pm | Responder

  41. No me lo puedo creer… Un beso, Montse, y ánimo. ¡Y enhorabuena a los diputados!

    Comentario por Juanjo — 21 abril 2008 @ 8:59 am | Responder

  42. Vaya tela…

    En fin, enhorabuena a esos jóvenes socuellaminos.

    Comentario por nata — 21 abril 2008 @ 2:11 pm | Responder

  43. ¡Qué discursión más entretenida! ¡Si parece que se han colado en tu blog dos estudiantes de traducción! jejejeje! ¡Enhorabuena a los dos nuevos diputados y un besazo para Vero, mi prima!

    Comentario por Cris — 22 abril 2008 @ 12:15 am | Responder

  44. Patente de corso, por Arturo Pérez-Reverte

    HACIENDO NUEVAS AMIGAS

    La ventaja de vivir en España es que a veces me dan hecha esta página, o casi. Hoy se la brindo a la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, a cuya presidenta, Rafaela Pastor, debo el asunto. Diré de paso que escribo presidenta porque está impuesto por el uso –por eso figura en los diccionarios– y también por ese agradecimiento del que antes hablaba; en realidad presidenta es a presidente lo que amanta es a amante; y que yo recuerde ahora, sólo parturienta es de verdad parturienta y no parturiente, pues las únicas que paren son las hembras, mientras que amante, contribuyente, paciente o presidente, por ejemplo, son palabras de género neutro –aquí sí es correcto decir género y no sexo, pues hablamos de palabras, no de personas–. Pero bueno. Igual todo esto es muy complicado para doña Rafaela. Así que para no darle quebraderos de cabeza, iré al grano. Y el grano es que la antedicha, en nombre de la plataforma que preside, exigió hace unos días que la Real Academia Española incluya en el diccionario las palabras miembra y jóvena, con este singular argumento de autoridad: «Si tenemos que destrozar el lenguaje para que haya espacios de igualdad, se deberá hacer». Y además, dos huevos duros.

    Pero lo más bonito del aquí estoy de doña Rafaela se refiere al latín, al que acusa de originar buena parte de los males que afligen a las mujeres en España. El latín es machista y culpable, sostiene apuntando con índice acusador. El español actual viene, según ella, de una lengua forjada en una época «en que las mujeres eran tratadas como esclavas y eran los hombres los que decidían y concentraban todo el poder». Sobre el árabe –que también tuvo algo que ver en nuestra parla– doña Rafaela no se pronuncia: sería racismo intolerable en boca de una feminata andalusí. Es sólo la lengua de Virgilio y de Cicerón la que, a su juicio, «nos supone un lastre, ya que validamos nuestra sociedad mirando siempre al pasado». Lo curioso es que, a continuación, la señora –dicho sea lo de señora sin animus iniuriandi– admite que ni sabe latín ni maldita la falta que le hace. Sobre la historia de Roma, de quiénes eran esclavos y quiénes no lo eran, tampoco parece saber más que de español o de latín; pero en política, como en Internet, cualquier indocumentado afirma cualquier cosa, y no pasa nada. Es lo bueno que tienen estos ambientes promiscuos. Cuantos más somos, más nos reímos.

    Lo más estupendo y moderno es la conclusión de doña Rafaela: hace falta una represión «a través de inspecciones sancionadoras» de quienes no ajusten su lenguaje a la cosa paritaria, a las leyes de igualdad estatal y andaluza, y a ese prodigio de inteligencia y finura lingüística que es el Estatuto de Andalucía. En cuyo contenido político, por cierto, no me meto; pero cuya pintoresca redacción, que incurre en los extremos más ridículos, debería avergonzar a todos los andaluces –y andaluzas– con sentido común. O sea: para que España sea menos machista, cada vez que yo me siento a teclear esta página, por ejemplo, debería tener a un inspector de lenguaje sexista sentado en la chepa, dándome sonoras collejas cada vez que escriba señora juez en vez de señora jueza –que la RAE incluya algo en el diccionario no significa que sea lo más correcto o recomendable, sino sólo que también se usa en la calle–; o me haga pagar una multa si no escribo novelas paritariamente correctas: un guapo y una guapa, un malo y una mala, un homosexual y una lesbiana, una parturienta y un parturiento.

    Y sobre todo, el latín. Ahí está, sí, la fuente de todos los males, a juicio de doña Rafaela y su hueste. Tolerancia cero, oigan. Incluso menos que cero. Ni un elogio más a esa lengua que, incluso muerta, sigue haciendo tanto daño. Porque cada vez que a una mujer la despiden del trabajo en Manila por estar embarazada, la culpa es del latín. Cada vez que una mujer taxista le grita a otra conductora –lo presencié en Madrid– «¡Mujer tenías que ser!», la culpa es del latín. Cada vez que hay una ablación de clítoris en Mogadiscio, la culpa es del latín. Cada vez que un hijo de puta acosa o viola a su empleada en San Petersburgo, la culpa es del latín. Cada vez que un capullo meapilas se arrodilla ante una clínica de Londres con los brazos en cruz para protestar contra el aborto, la culpa es del latín. Cada vez que un marido llega a casa borracho, en Yakarta, y golpea a su mujer, la culpa es del latín. Cada vez que una mujer le pega una paliza en Vigo a la mujer que es su pareja, la culpa es del latín. Si los académicos no hubieran estudiado latín, la Real Academia Española estaría llena de miembras, y el diccionario lleno de jóvenas. Y a las imbéciles, con mucha propiedad, las llamaríamos imbécilas.

    Comentario por Lector — 23 abril 2008 @ 6:47 pm | Responder

  45. Hola, desde luego me parece mentira que alguién diga que molesta el que se escriba con arroba o con os/as, mira en el lenguaje es en lo primero que se transmiten los valores culturales de las sociedades, con lo cual decir que se trata tan sólo de una lengua es una aberración…

    Luego haciendo referencia a una de tus comentarios en el que hablabas de que el género hacia referencia a adjetivos, pues casi me da la risa, y para mi desde luego es mucho más adecuado el concepto de violencia de género, el género son los roles que se les han atribuido históricamente a mujeres y hombres, sobre los conceptos mujer y hombre también recaen los estereotipos que a cada uno se les han asignado, sexo biológico, macho – hembra, y precisamente lo que intenta incorporar la perspectiva de género, es aquellos valores que están asignados a cada género como si no fueran exclusivos del género sino de la cultura, y hacerlo salientes para todos/as, adoptar una perspectiva en la que se eliminen las diferencias del sistema de género…

    Saludos

    Comentario por psikoeduca — 1 mayo 2008 @ 9:59 pm | Responder

  46. Pasaremos por alto que tienes un verdadero problema con la redacción.
    No me molesta que se use arroba, cada cual escribe como puede o quiere, simplemente es molesto a la lectura. El lenguaje escrito es sólo una representación de la lengua oral y, al no existir sonido para “@”, cualquier esfuerzo por leer este signo es inútil, sencillamente no podemos leerlo porque no podemos pronunciarlo. La única solución que tenéis para vuestras campañas de concienciación por medio del lenguaje es inventaros un género neutro, esto es, usar la “u” por ejemplo. En ese caso diríamos “señorus” “hijus” y cosas por el estilo. Yo os animo a hacerlo, puede ser muy divertido.
    No entraré a comentar lo de los “valores culturales de las sociedades” (que me suena a “personas humanas”). Lo que es una aberración es usar el lenguaje como si fuera una pancarta. Se pueden inferir muchas características de una persona por cómo habla, el léxico que utiliza, su tono de voz, sus modales. Pero intentar subvertir el orden natural del lenguaje (recuerda que siempre necesitaremos un género neutro, que ya existe en castellano, y respetar el principio de economía, algo natural por otra parte), por muy buenas intenciones que se tenga, es inútil.
    El Instituto de la mujer con frecuencia hace recomendaciones para evitar el lenguaje sexista, no estaría de más que las siguierais y que os dejarais de arrobas y tonterías (como muy bien indica el Instituto de la mujer).
    En cuanto al género, me alegra alegrarte. Si tú consideras más adecuado “violencia de género” adelante, estás con la mayoría: con los periodistas y los políticos. Es incorrecto porque en el sentido de “rol sexual” no es más que una traducción literal del inglés “gender”. En castellano “género” significa otra cosa, aunque me temo que a ti te da lo mismo.
    No estaría de más que te informaras antes de opinar con tanta vehemencia (“aberración”, “me da la risa”).
    Saludos, y si tienes alguna duda aquí estamos para ayudarte.

    Comentario por Lector — 1 mayo 2008 @ 10:53 pm | Responder

  47. Psikoeduca: Hay personas empeñadas en desviar la atención de lo importante, ¡qué le vamos a hacer!

    Lector: ¿Podrías explicarme qué es eso “del orden natural del lenguaje” (te cito textualmente)? ¿Acaso el lenguaje es algo natural? Desde bien pequeña me enseñaron que el lenguaje, o mejor dicho la lengua, porque el castellano es una lengua mientras el lenguaje es una capacidad. Bueno, a lo que iba, la lengua es producto de un acuerdo o convención, es algo artificial, pero si ahora tú dices que es natural… Quizá por ello estás tan empeñado en que no se puede cambiar. Empiezo a entenderte.

    Por otra parte, ¿por qué cuando te refieres al Instituto de la Mujer hablas siempre en femenino? ¿Es que los objetivos que persigue esta institución es sólo una cuestión de mujeres? Creo que se llama Instituto de la Mujer porque la que ha estado y sigue estando en una posición de subordinación es la mujer. Pero igualmente creo que son hombres y mujeres, esto es, personas de bien, las que se ocupan de que la situación mejore. Así que no estaría de más que no identificaras el Insitituto de la Mujer sólo con mujeres.

    Un saludo, Montse

    Comentario por Montse — 1 mayo 2008 @ 11:22 pm | Responder

  48. Desde luego que es poco importante lo de la arroba.
    Me es muy difícil conseguir que me entiendas, Montse. Sin duda es una incapacidad mía. Veamos: dije “orden natural del lenguaje”
    El lenguaje es algo natural, sí, no me hagas desempolvar a Saussure, no me apetece coger el libro ahora. La lengua es convencional, como dices. No encuentro la línea en que digo que la “lengua es algo natural”, ayúdame, me vas a volver loco. Las lenguas evolucionan pero cualquier intento de cambiarlas…
    Me refiero al Instituto de la mujer, claro, y no lo hago en femenino. Lee otra vez. “Las siguierais…” me refiero a las recomendaciones, no a las mujeres del instituto de la mujer ya que en ningún momento he hecho referencia a ellas sino sólo al Instituto, si hubiera querido retomarlo hubiera dicho “lo siguierais”, una expresión menos adecuada, creo (normalmente se siguen recomendaciones pero no se siguen instituciones).
    Tú también desvías tu atención, Montse, nunca criticas ni rebates el argumento de mis comentarios sino sólo cuestiones tangenciales.

    Comentario por Lector — 1 mayo 2008 @ 11:46 pm | Responder

  49. Y para lo de “género”, de verdad, como siempre, el Panhispánico de dudas ¡para las dudas!

    Comentario por Lector — 1 mayo 2008 @ 11:54 pm | Responder

  50. Llevo un tiempo siguiendo la polémica y mi primera reacción fue de perplejidad, puesto que la entrada en la que ha surgido el debate nada tiene que ver con el machismo, la violencia de género (más tarde explicaré por lo que sí hay que llamarla de género) ni nada relacionado con el tema. Y es curioso que se plantee una polémica así en una entrada que nada tiene que ver con el tema cuando el blog está lleno de otras muchas entradas que sí versan sobre este tema y donde tendrían mucho más sentido las apreciones que hace Lector. No obstante, supongo que lo de menos es el lugar y por ello ya me he decidio a contestar.
    El comentario 44 tendría muchas observaciones que hacer, pero para empezar no dice mucho de nadie el apoyar sus argumentos en el argumento de autoridad. Máxime cuando Lector ha dado repetidas lecciones sobre gramática y no sé cuántas cosas más, como para terminar apoyando lo que dice no en razones sino en que otros, parece ser más importantes y más doctos, también han dicho y dicen. ¿Y qué? También Artistóteles defendió la esclavitud y quiero imaginar que Lector no seguirá defendiéndola por ello. Y antes de que se tergiverse lo que digo, aclaro que no por ello Aristóteles deja de ser uno de los grandísimos dentro de la historia de la Filosofía, aunque tampoco deja de ser cierto que erró gravemente cuando defendió cosas tales como la citada esclavitud.
    En el “Diario azul de Carlota” de Gemma Lienas se explica muy bien y de forma muy sencilla por qué el término violencia doméstica es incorrecto (porque no es asunto privado relativo a una familia, es un asunto público que requiere la actuación de las instituciones y el rechazo de toda la sociedad) y no se debe utilizar género y sexo como intercambiables, puesto que el sexo hace referencia a la biología y la violencia de género (también vale violencia machista) es una violencia que se encamina a las mujeres por el simple hecho de serlo. Porque para ser hombre o mujer no sólo intervienen características biológicas, sino también culturales, puesto que el ser humano es un ser biológicamente débil que se completa culturalmente, por ello, como la violencia de género hace referencia a las connotaciones culturales que durante la historia se han dado al hecho de ser mujer, y por ello, sumisa, segundona y mil cosas más, es por lo que sí es correcto hablar de violencia de género y es imprescindible luchar contra ella. Por cierto, es imprescindible luchar contra esa violencia siendo biológicamente hombre o biológicamente mujer, porque lo importante es ser una persona al cien por cien. Por ello me sorprende (también me horroriza) que Lector siga empeñado en presentar la lucha feminista de forma ridícula y como si fuera una guerra entre hombres y mujeres. Es una lucha por conseguir la igualdad real y esto lo defiende cualquier persona de bien (sea mujer o no). Y no merece la pena contestarlo, pero lo haré. Eso de perdona que tenga pene, qué significa… Estoy cansada de que se me tache de estar en contra de los hombres por defender la igualdad de las mujeres, y estoy harta de que por defender lo que pienso con vehemencia se me tache de agresiva y a los hombres que son vehementes se les aplauda por su determinación.
    Y la VIOLENCIA DE GÉNERO Y/O MACHISTA sigue con vida porque hay gente como Lector que sigue empeñado en presentar el problema como algo tonto o baladí y que sólo preocupa a “descerebradas feministas”. Insisto que el feminismo es cuestión de personas, no de hombres o mujeres y continúo diciendo que la INVISIBILIDAD a la que la historia y, por tanto, también la lengua como producto histórico) ha condenado a las mujeres exige que cualquier mecanismo que consiga hacerlas visibles, sea recomendable usarlo. Por ello, porque hay una reciprocidad entre lenguaje y pensamiento, son urgentes los cambios en las leyes gramaticales de todas las lenguas, porque el condenar a la invisibilidad al 50 % de la población es condenarla también al segundo puesto social, político, histórico… El pensamiento necesita palabras, palabras que tienen género y que por ello exigen la utilización de palabras neutras (cosa que aconseja el Instituto de la mujer: usar familias en vez de padres, o bien; usar madres/padres -ninguna ley gramatical habla de que se tenga que usar primero el género masculino y sin embargo todo el mundo utiliza hijo/a en lugar de hija/o). No niegues que cuando hablamos de padres, nos hacemos una imagen mental masculina. Además, la utilización de este tipo de genéricos masculinos en los que también han de estar incluídos los femeninos (como tú dices que recogen las leyes gramaticales, cosa cierta, no hay que negarlo) son equívocos, puesto que cuando yo digo los hombres nadie sabe si ha de incluir sólo a los varones, a todas las personas o a qué. Por ello, para mejorar la univocidad de la lengua y la visibilidad de las mujeres, es mejor emplear palabras neutras. No obstante, a mí también me gusta usar la /, poniendo siempre primero el femenino, o la @. Razón: primero, porque parece que toca un poquito las narices, lo que cual demuestra palpablemente que la lucha feminista no es cosa del siglo XIX, que está muy viva también en el XXI. Segundo porque por encima de las leyes gramaticales (que como bien explicó Montse son convencionales y, por tanto, susceptibles de ser cambiadas) están las leyes morales (que yo las creo naturales, aunque sí creo que es convencional su conocimiento, pero en la gnoseología de la ley natural no voy a entrar ahora) y supogo que Lector pensará que es más importante ser moralmente bueno que léxicamente correcto. Y supongo que convendrá conmigo en que la igualdad es un valor incuestionable.
    Y para terminar, por qué Lector seguramente aceptará palabras como software, ipod y cosas por el estilo, y no puede aceptar alumn@s. En este sentido, el castellano tampoco tenía dentro de su vocabulario la palabra teléfono antes de que éste se inventara, de lo que concluyo que usar la palabra teléfono será gramaticalmente incorrecto…
    La ALTURA DE LOS TIEMPOS requiere un plus no gramatical (conecto este hilo de debate con el otro que desvió la atención sobre la palabra matrimonio y que tuvo a mentes lúcidas debatiendo sobre si era correcto hablar de matrimonio homosexual durante meses y sin embargo ninguna de esas mentes pensantes repararon en el hecho de que lo crucial era conseguir ampliar derechos civiles a tod@s. Ahora también dirán que el matrimonio es algo natural, cuando es puramente contractual y por lo tanto, qué más dá quién lo contraiga siempre que sea libremente).
    Me he liado y me he extendido demasiado, pero es que ESTOY CANSADA DE TANTA HIPOCRESÍA Y TANTO MACHISMO.Un machismo que se quiere esconder debajo de la corrección gramatical.
    Un saludo a tod@s.
    (Perdón por las posibles erratas, no me ha dado tiempo a revisar el mensaje antes de enviarlo, la impaciencia ha podido más que yo)

    Comentario por Esther Díaz Pedroche — 2 mayo 2008 @ 5:18 pm | Responder

  51. Hola Esther. Bienvenida a la discusión.
    Poco más puedo añadir, la polémica ha derivado en una crítica a cómo expresa cada uno sus opiniones.
    La “auctoritas” es un recurso fundamental de la retórica. Montse te puede iluminar más a este respecto. Siempre es pertinente apelar a voces autorizadas para reforzar nuestro argumento (el Instituto de la Mujer y un miembro de la RAE, Pérez-Reverte), sobre todo cuando a la parte contraria los argumentos se la traen al pairo.
    Con lo de Aristóteles te has metido en lo que comúnmente se llama “un jardín”.
    Me gustan las razones de Gemma Lienas, aunque se podría objetar que dicha violencia se ejerce, comúnmente, en el ámbito doméstico. Son sólo matices, si éstos son importantes pues desterremos la “violencia doméstica” (la expresión y el fenómeno, claro).
    (“biológicamente hombre” “persona cien por cien”): Otro jardincito, pero te entiendo. A veces me siento biológicamente geranio, esos días mi porcentaje de persona se reduce al 74,3 por ciento. Acéptame la broma, por dios, y no te lo tomes a mal, distendamos esta tensión.
    ¿Yo ridiculizo a las feministas? No, sólo a las que creen que usar la arroba sirve de algo (y no sirve porque es ridículo, ¡NO SE PUEDE LEER!) En el mundo las mujeres sufren violencia y discriminación ejercida por los hombres, son vejadas, humilladas, maltratadas y un grupo de feministas (pocas, por suerte) centran su lucha en la gramática española y en el género neutro. Es muy fácil pensar que porque tengo otra opinión respecto a la arroba automáticamente soy machista, no caigas en eso. En cualquier caso, te agradecería que me señalaras en qué comentario he ridiculizado a las feministas (al colectivo, a todas. Y uso el femenino porque, lógicamente son mayoría).
    Si no entiendes lo del pene, no sé si te puedo ayudar… Montse lo entendió… empezaríamos con el concepto de ironía y de ahí en adelante.
    Me niego a tener que demostrar constantemente que no soy machista sólo por defender la gramática española. Si crees que no quiero (y de hecho peleo) por la igualdad de hombres y mujeres, no puedo hacer para que cambies de parecer. Piensa lo que te dé la gana (una forma de razonamiento propia del totalitarismo: “o estás conmigo o contra mí”).
    ¿Yo presento el problema de la violencia machista como algo ridículo? Me parece que no has leído lo que he escrito. Te ruego que me refresques la memoria ¿Cuándo he sugerido yo tal cosa, dios mío?
    Si todavía no has entendido lo de las feministas descerebradas te remito al comentario 11.
    No voy a entrar en una discusión lingüística para comentar argumentos del tipo “reciprocidad entre lenguaje y pensamiento” (¡dios santo, qué miedo!). Las lenguas evolucionan, como he dicho hata la saciedad, y si tenéis éxito en vuestra campaña puede que dentro de 500 años ya no coincidan el género neutro y el masculino, pero es que no es tan fácil, tenéis que inventar un género neutro porque no existe sonido para la arroba ¡NO SE PUEDE PRONUNCIAR, DIOS MÍO ¿ES QUE NO ME HABÉIS LEÍDO?! Debéis ser coherentes y usar la @ siempre que habléis, no sólo cuando escribís comentarios en bitácoras de la red pero ¿Cómo lo vais a hacer? Espero ansioso vuestras respuestas.
    El batiburrillo pseudofilosófico y lingüístico requiere una clase de repaso de lengua de 4º de ESO y una charla con Montse. Muy bueno lo del teléfono.
    Con feministas como vosotras ¿para qué queremos machistas? Ya estáis tardando para recoger firmas y llevarlas a la RAE. Ánimo (sincero).
    Saludos cordiales Esther.

    Comentario por Lector — 2 mayo 2008 @ 7:00 pm | Responder

  52. Y en cuanto a lo de “violencia de género”, como siempre, diccionario de dudas:
    http://www.rae.es

    Comentario por Lector — 2 mayo 2008 @ 7:01 pm | Responder

  53. (Un secretito: las firmas a la RAE de poco servirían. La Gramática que elabora es descriptiva y no perscriptiva. Así que centraos en cambiar la forma de hablar de 350 millones de personas. Os doy ánimos, de verdad).

    Comentario por Lector — 2 mayo 2008 @ 7:09 pm | Responder

  54. […] le pongo unas cuantas arrobitas y ya está el lío armado, el último podéis encontrarlo en Dos socuellamin@s en las Cortes Jóvenes, pero hay muchos más, por ejemplo: Reflexionando sobre la titulación en 4º de ESO. ¡Qué […]

    Pingback por ¿Por qué la @ toca tanto las narices? « Cosas de la vida — 2 mayo 2008 @ 9:55 pm | Responder

  55. Hola lector! Te dejo uno de los artículos que hice para la asignatura de género e intervención social cuando estudiaba Trabajo Social, tengo más sobre la perspectiva de género en mi blog, exclusión social, el estado de bienestar, la familia, etc etc. Te dejo el del sistema de género:

    El concepto de género ha sido utilizado por la Teoría feminista para establecer que “lo masculino” y “lo femenino” son construcciones psicosociales, esto supone que los roles de hombres y mujeres vienen determinados por factores culturales y sociales asignados a los géneros, y no por los hechos naturales o biológicos.

    “El sujeto (…), no tiene una libertad absoluta desde el momento en que, en todas las acciones que emprende, su libertad está más o menos cercenada por la situación.”[1] Esto supone que la libertad con la que nace el ser humano se va restringiendo a lo largo de su historia, y hace que las situaciones que se van dando en su vida, lo vayan construyendo social y culturalmente, haciendo que hombres y mujeres desempeñen papeles diferentes en situación de desigualdad, esto viene determinado por el Sistema de Género, ya que es un sistema de marginación de las mujeres, en el que las construcciones que se proyectan sobre hombres y mujeres hacen que los individuos de un mismo sexo se homogenicen, les asignen una desigual distribución del poder (menor en la mujeres), las expectativas que se crean sobre los sexos son diferentes desde el nacimiento, al mismo tiempo que este sistema organiza la sociedad de una forma jerárquica y regula las prohibiciones; en ésta jerarquía las mujeres siempre tienen menor valor.

    Como bien dice Simone de Beauvoir “no se nace mujer: se llega a serlo” [2] y por lo tanto “no se nace hombre: se llega a serlo”. Pero hombres y mujeres a lo largo de las historia han desempeñado diferentes roles, estos roles han sido asignados a los sexos de una forma jerárquica patriarcal, en la que los hombres siempre han tenido una posición superior en la estructura social, esto ha ocurrido en todas las sociedades, no se conoce ninguna sociedad que haya sido matriarcal.

    Hoy en día vivimos bajo un sistema jerárquico patriarcal democrático, el ser democrático, ha llevado a pensar y a decir que no existen desigualdades, se defiende que nos podemos construir como queremos, sin embargo, en él se mantiene la división sexual del trabajo, la desigualdad en la educación, en el ámbito doméstico, etc. Los casos de violencia familiar pueden ser explicados desde éste sistema patriarcal, en el que los hombres (algunos) consideran que ellos tienen el poder, sentir que la mujer tiene que estar sometida a sus decisiones, y por ello, entre otras muchas causas ejercer la violencia sobre ésta (física, psicológica). El patriarcado democrático también conlleva que muchas mujeres consideren que sus decisiones están tomadas en libertad, sin embargo existe una fuerte presión social desde este sistema que hace que las mujeres y hombres sigan reproduciendo roles, se mantengan las desigualdades; valga como ejemplo que las mujeres cobran menos que los hombres en el desempeño del mismo trabajo, las mujeres han accedido al mundo laboral y es un gran paso, pero la mayoría realizan trabajos asignados socialmente a las mujeres (servicios) y además siguen siendo ellas las encargadas del trabajo doméstico o reproductivo.

    Tomando “el concepto de género como una construcción cultural frente al concepto sexo (…) se ha vinculado el sexo a la biología y a la naturaleza, y el de género a la cultura y a la sociedad” [3] Teniendo esto en cuenta, podemos hablar de la identidad humana, ésta esta compuesta por el sexo biológico, el género y la identidad sexual ; el sexo biológico sería la parte invariable, nacemos siendo machos o hembras, el género, como ya se ha mencionado, es la construcción psicosocial y tanto machos como hembras se pueden sentir femeninas o masculinos (otro aspecto es la presión social que se hace para que los machos “sean masculinos” y las hembras “femeninas”, con sus “correspondientes roles”) y en último lugar está la identidad o práctica sexual, que en todos los casos puede ser homosexual, bisexual o heterosexual.

    En una noticia aparecida el 21 de Octubre de 2003 (El País) se decía que la identidad sexual podía explicarse a través de los genes, independientemente de que esto sea cierto o no, lo más importante es la influencia de los aspectos sociales y culturales; además, incluso aunque se admitiera la existencia de los genes que explican la identidad sexual, no tendríamos que olvidarnos de que sobre esa identidad no se debe ejercer ninguna imposición, el género es el que determina las construcciones culturales asignadas a machos y a hembras, independientemente de su identidad – práctica sexual.

    Como hemos podido observar el género esta construido sobre el sexo biológico, a los machos y hembras se les asignan unas características que son construcciones sociales y culturales, que hacen que éstas/os sean representadas/os de distintas maneras, los hombres simbolizan la dominación y las mujeres la sumisión; ello hace que se establezcan estereotipos sobre hombres y mujeres, ejemplo: Mujer: sensible, chismosa,…. Hombres: fuerte, no llora,… .

    Para finalizar nos remitimos a lo que, en líneas generales, ha supuesto el trabajo académico desde la perspectiva de género; “ los estudios de género se orientan en dos direcciones:1) analizan críticamente las construcciones teóricas patriarcales y extraen de las historia las voces silenciadas que defendieron la igualdad entre los sexos y la emancipación de las mujeres; y 2) la teoría feminista aporta una nueva forma de interrogar la realidad, acuña nuevas categorías analíticas con el fin de explicar aspectos de la realidad que no habían sido tenidos en cuenta” [4]

    [1] Simone de Beauvoir “El Segundo Sexo” Volumen I “Los hechos y los mitos” (Pág. 12) Ediciones Cátedra, Instituto de la Mujer 1998
    [2] Simone de Beauvoir “El Segundo Sexo” Volumen II “La experiencia vivida” (Pág. 13) Ediciones Cátedra, Instituto de la Mujer 1998
    [3] Celia Amoros “Diez palabras clave sobre mujer.” (Pág. 7 Navarra , Verbo Divivno 1995
    [4] Celia Amoros “Diez palabras clave sobre mujer.” (Pág. 60) Navarra , Verbo Divino 1995

    Comentario por psikoeduca — 2 mayo 2008 @ 10:23 pm | Responder

  56. Qué buen comentario Psikoeduca, muy ilustrativo.
    Aunque me temo que el término “género” sigue siendo una mala traducción, se ha usado por extenso en esos estudios que citas pero de forma poco cuidadosa.
    Te remito al diccionario panhispánico de dudas, de nuevo:

    http://www.rae.es

    En cualquier caso, esclarecedor comentario.

    Comentario por Lector — 3 mayo 2008 @ 1:30 am | Responder

  57. Hola lector:
    Mira, sinceramente, no creo que sea necesario que desarrolles más el tema. Hemos tenido suficiente. Pero antes, algunas puntualizaciones. En primer lugar, no debes olvidar que la RAE la componen, e históricamente sobre todo, hombres. Por lo tanto ha sido una Institución masculina. Esto supone, que a la hora de dictar las normas pensaban en masculino y además, se gestaron en una época en la que las mujeres ni siquiera eran un cero a la izquierda, eran simplemente, un apéndice, una costilla de los hombres, y por lo tanto sin capacidad para decidir y mucho menos influir en las decisiones de todo tipo: políticas, económicas, lingüísticas, etc. Por lo tanto, no es malo, es hasta necesario abrir este debate sobre la lengua. No podemos tampoco olvidar que se trata de algo vivo, de hecho, los huéspedes de hace cuatro siglos ya no son los que reciben, sino los recibidos (y no ha pasado nada). Sin las normas convenimos todos que son convencionalismos, acuerdos tomados entre todos, habría que hacer partícipes a las mujeres en tales decisiones, y nunca se ha hecho. Así que, a lo mejor va siendo hora de abrir un debate sobre este tipo de asuntos. El idioma nunca es neutro y normalmente es tendencioso. Y esto a todos los niveles. Si hablamos de la zorra del desierto al referirnos a una mujer, seguro que pensamos en una prostituta; pero si hablamos del zorro del desierto, que cojones, se trata de uno de los militares más brillantes de la segunda guerra mundial (o ¿era un puto?)Que hasta ahora nunca se ha utilizado la arroba como signo de nuestro idioma el castellano, la pregunta es ¿y por qué no lo incorporamos? porque nunca antes se hizo, porque no lo utilizan otros idiomas, esos argumentos, sencillamente son falacias. El que nunca antes su utilizara o que otros no lo usen, no quiere que nosotros y a partir de ahora no podamos hacerlo. Por otro lado, el que los políticos digan lo de ciudadanos y ciudadanas, ¿cuál es el problema? que “Si un escritor retrasa deliberadamente la comprensión de su mensaje está dificultando su comprensión. Por ejemplo ahí tienes los pleonasmos, esto es, la adición de información innecesaria.” y mi pregunta es, que los políticos repitan eso es un pleonasmo discursivo, no necesariamente. Si tú consideras que es innecesario, a lo mejor es lo que tú piensas, yo no lo veo innecesario, lo veo imprescindible. Que el discurso se alarga, más estás tú alargando esto, así que ese argumento tampoco me sirve.
    Y recuerda que muchas normas gramaticales, muchas expresiones, se modifican en nuestro idioma por el uso. Utilicemos esos símbolos o esas formas de expresión, y que nuestros académicos modifiquen lo que todo el mundo utiliza. No pasa nada. El idioma seguiría vivo y sobre todo más equitativo.
    Y por cierto, no seamos tan puntillosos. A Juan Ramón Jiménez le dieron el nobel de literatura y se negaba a utilizar la g y utilizaba la j, cuando el sonido se correspondía con este. Y ni perdió calidad su poesía, ni pasó nada.

    Comentario por Rafa — 4 mayo 2008 @ 8:50 pm | Responder

  58. Hola Rafa:

    Llegas tarde, ya nos hemos olvidado de la arroba. Ahora tenemos claro que es sólo una llamada de atención, una pegatina para poner en los correos electrónicos, como en el día del DOMUN.
    No es que muchas expresiones se modifican por el uso, es que toda la lengua evoluciona por él. De lo contrario seguiríamos hablando como en el siglo XVIII. Eso también lo tenemos ya claro todos en este larguísimo comentario, tan largo que creo que no lo leíste completo.
    Te animo sinceramente a que comiences a utilizar la arroba, todos los días. Empieza ya mismo. A ver si cunde el ejemplo. Cuando termines de convencer a los españoles vete a hacer las américas. Aunque… ya puestos ¿por qué nos ponemos todos de acuerdo y terminamos con la pobreza? o… ¡ay, dios, qué idea! ¿por qué no terminamos con la guerra en el mundo? No debe de ser tan difícil, sólo hay que ponerse de acuerdo.
    Mira, Rafa, lo de la guerra lo veo más fácil que convencer a 350 millones de personas que utilicen un sonido que no existe, en serio ¿cómo lo hacemos? lo de pronunciar la @, digo. Espero instrucciones con impaciencia, que no voy a ser yo quien perpetúe este idioma tan machita, por dios.
    “Si tú consideras que es innecesario, a lo mejor es lo que tú piensas” Sí, amigo, te lo confirmo: a no ser que diga lo contrario, todo lo que exprese es lo que pienso, o lo que creo pensar. Y contestándote… sí, caramba, tienes razón discursos de este estilo son muy necesarios:
    “Estimados y estimadas amigos y amigas, puedo prometer y prometo que a partir de mañana todos y todas los y las españoles y españolas tendrán una subvención por cada hijo o hija nacido o nacida en los últimos tres años”

    Éste sí es un discurso moderno y tolerante, sí señor. ¿Cómo nos las hemos arreglado hasta ahora con el anquilosado español? Aunque… había como un eco ¿no?
    Ay, Rafa, si de verdad prefieres estos discursos cuando leas los de Kennedy te van a parecer escritos por un extraterreste porque, malditos sean, están bien escritos. Si ya los políticos españoles están a años luz de los americanos, con esos discursos de besugos estaremos en el parbulario de la oratoria. Eso sí, no ofenderemos a nadie (sólo al buen gusto).
    Saludos, Rafa. Y, de verdad, deja el tema, que nosotros ya lo hemos superado. Lee lo último de Montse.

    Comentario por Lector — 4 mayo 2008 @ 9:43 pm | Responder

  59. parvulario con b ¿Ves que no soy puntilloso? ¡Soy humano, paridez!

    Comentario por Lector — 4 mayo 2008 @ 9:52 pm | Responder

  60. Se acabó. Me niego a seguir siendo una persona. A partir de ahora soy un persono.

    Comentario por Felipe — 8 mayo 2008 @ 12:50 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: