Cosas de la vida

21 noviembre 2007

¿En qué educamos cuando…?

Filed under: Educación,General — Montse @ 11:53 pm

¿En qué valores estamos educando cuando?:

  • Nos callamos ante las injusticias.
  • No somos capaces de reconocer un error.
  • Incumplimos una ley y nos jactamos de ello.
  • Llegamos tarde a una reunión.
  • Abusamos de nuestra cuota de poder.
  • Reconocemos sin pudor ser machistas.
  • Afirmamos irresponsablemente que a las mujeres que las violan es porque provocan.
  • No somos capaces de ponernos en el lugar de las/os más desfavorecidas/os.
  • Etc., etc., etc.

CHILDREN SEE, CHILDREN DO

Un saludo, Montse

Anuncios

5 comentarios »

  1. Llevo un tiempo observando tu espacio y siempre me ha hecho ilusión dejar mi testimonio puesto que lo encuentro realmente interesante. No me había decidio antes, quizás por pereza, pero mi hermana Alicia (alumna tuya) me recomendó que lo hiciera. Y como esta última entrada me ha impactado (puesto que lamentablemente en nuestra sociedad, es el pan de cada día) me he decidido a hacerlo.

    Más que en qué valores estamos educando yo diría que en qué tipo de animales nos estamos convirtiendo (se sentirían tan ofendidos si supieran que a algunos seres se les compara con ellos…). Más que educar a los niños en unos valores DEMOCRÁTICOS (sí, en mayúscula, porque la DEMOCRACIA en minúscula no creo que exista), creo que somos algunos adultos los que tendríamos que volver “al cole” para revisar algunos viejos conceptos tales como IGUALDAD, DIVERSIDAD, TOLERANCIA y RESPETO (al igual que la palabra DEMOCRACIA, no los puedo concebir en minúscula).

    Ya para acabar, que creo que me estoy poniendo un poco pesado, animarte a que sigas apoyando el no-sexismo en el lenguaje. ¿Por qué perderíamos el neutro latino? ¡Con lo útil que nos sería actualmente! Porque eso del “género extensivo” creo que es un invento de los gramáticos para callar algunas bocas… Pero me ha resultado gracioso el empleo en esta entrada del femenino en primer lugar, y del masculino en última posición. De hecho, eso mismo es lo que hacen los profesores (sin excepción, que yo sepa) en la Universidad de Montreal (donde estoy estudiando este año) cada vez que se dirigen a nosotros.

    ¡Un abrazo muy grande desde “la belle Province”!

    Comentario por Enrique Lomas — 22 noviembre 2007 @ 12:47 am | Responder

  2. Los/as docentes, por el hecho de serlo, no carecemos de defectos, pero sí podemos ser mucho más responsables y consecuentes en nuestro trabajo. No podemos exigir al alumnado las cosas que ni siquiera nosotros mismos cumplimos y, por ende, deberíamos exigirnos más a nosotros mismos. Debemos ser más humildes y abrazar una autocrítica permanente y necesaria. ¿Cómo es posible tolerar las quejas de compañeros/as a los que vemos cómo diariamente incumplen puntualidad, asistencia a reuniones, uso de los sistemas protocolarios de gestión del centro, etc, etc? Esto me lleva a plantear una cuestión a la que a menudo le doy muchas vueltas: existen poquísimos medios de control para el funcionario docente. Para que se aplique la ley de sanciones en la función pública casi es posible llegar a cometer una auténtica barbaridad. Puedes tener impunidad durante muchos años (o incluso durante toda una vida laboral) sin cumplir con esmero y dedicación en tu trabajo, y encima cobramos trienios y sexenios cuando a veces ni siquiera tenemos el interés en formarnos adecuadamente para nuestro trabajo. Es decir, cobramos por un hecho inevitable: que la vida pasa. Pero no se valora el rendimiento del docente, el grado de cumplimiento en su trabajo, la implicación en la vida académica de su/s centro/s de destino, etc. Llevo 5 años de jefe de estudios de un centro grande y complejo, sé que he cometido muchos errores y los asumo con responsabilidad. Desde mi primer año en el cargo me autoimpuse un horario (moral, que no legal) de 8 a 14 de lunes a viernes (aparte las tardes que se tercian) Quiero decir que he tenido ocasión de ver casi de todo. Cuando me preguntan que si estoy cansado del trabajo de la jefatura de estudios, respondo con sinceridad que sí (son bastante años a mi parecer); cuando me preguntan por qué, sé muy bien qué sector de la comunidad educativa me da los quebraderos de cabeza, y no es precisamente el alumnado. Cuando me preguntan que por qué sigo, respondo que por el alumnado. Me siento un tanto cansado de que haya personas que culpen al equipo directivo de los problemas (que, sin duda, somos responsables de ellos y a veces no lo hacemos bien) Personas que llegan tarde a primera hora o después del recreo, hecho inexplicable. Personas cuya justificación por la falta de asistencia a determinado acto es que no se enteraron o que se les olvidó. Personas que jamás han dialogado con un/a alumno/a problemático/a. Personas que se esconden durante sus horas de guardia. Personas que en sus muchos años en un centro jamás se han comprometido en un cargo directivo de responsabilidad. Personas que llegada la junta evaluación ni siquiera han facilitado sus notas ni información alguna al/ a la tutor/a. Personas que jamás plantean actividades extraescolares y se niegan a salir como acompañantes de las mismas. Personas que no tienen ni la consideración de llamar por teléfono al centro para decir que se encuentran enfermas y que no van a asistir. Personas que faltan el respeto al alumnado y que lo niegan. Con todo, considero que nuestra profesión es maravillosa y mantengo una gran ilusión por la misma. Las afinidades con otros docentes, virtuales o no, me alientan. Este blog, y otros iguales en espíritu y visión de la educación, me animan. Un saludo y un abrazo muy fuerte, Montse.

    Comentario por Ricardo L. Rodríguez — 22 noviembre 2007 @ 9:16 pm | Responder

  3. […] Publicado por Juanjo on 24 Noviembre , 2007 Aunque creo que mi compañero Manuel lo piensa publicar en nuestro Iguales en Las Tres Mil, no puedo dejar de traer aquí “Papás y mamás”. Se trata de un excelente cortometraje de la productora valeciana Proyecta films, galardonado con más de 30 de premios y dirigido por Marisa Crespo y Moisés Romera. Llega otro 25 de noviembre, y un año más seguimos igual. El corto es espeluznante, y muestra la importancia del ejemplo y la imitación por los/as menores. Me ha recordado la pregunta de Montse. […]

    Pingback por Papás y mamás « Efervescente2H — 24 noviembre 2007 @ 8:45 pm | Responder

  4. Enrique muchas gracias por tu comentario y enhorabuena por lo bien que escribes. Luego dicen que los niveles han bajado pues la corrección con la que te expresas no creo que sea no tener nivel.

    Ricardo yo también siento que me entienden cuando me encuentro con personas como tú, es una gran satisfacción.

    Un abrazo para los dos.

    Comentario por Montse — 25 noviembre 2007 @ 7:09 pm | Responder

  5. […] Fuente: Cosas de la vida […]

    Pingback por ¿Y tú que piensas? at María Barceló Martínez — 25 noviembre 2007 @ 9:07 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: