Cosas de la vida

30 junio 2007

Todo cambia menos la Educación

Filed under: Educación,General — Montse @ 10:59 am

Dejémonos ya de hipocresías, la educación -desde hace más de 30 años- no ha cambiado apenas. Hace 30 años ya había profesores y profesoras que ponían en práctica medidas de atención a la diversidad y de compensación de las desigualdades, profesores y profesoras que se implicaban emocionalmente con sus alumn@s y que nos enseñaban a crecer como personas. Entonces, también había “panfleteros” que enseñaban lo poco que sabían y transmitían valores racistas, clasistas, machistas y discriminatorios (por ejemplo, que l@s list@s eran sólo los que interesaban; conste que siempre me encasillaron en ese grupo pero nunca me pareció justo el trato de privilegio que se nos daba). Y ahora, más de 30 años después, sigue habiendo más o menos lo mismo.

Es decir, con la ley del 70, con la “maléfica” LOGSE, con la LOCE, con la “adoctrinadora y portadora del MAL” LOE… parece que las cosas siguen dependiendo de la voluntad del profesor o profesora de turno. Quizá aquí esté el quid de la cuestión: los profesores y profesoras somos l@s únic@s funcionari@s que nos permitimos el lujo de interpretar como nos da la gana las leyes que nos rigen y cumplirlas o no cumplirlas en función de nuestra voluntad. Y como hagamos lo que hagamos, TODO VALE pues…

A esto tenemos que añadir que no vale sólo con hacer unas leyes con contenidos muy bonitos, sino que luego hay que arbitrar medidas para que esas leyes puedan cumplirse. Y, además, hay que velar por el cumplimiento de las mismas. No puede ser que un@ haga A y otr@ su contrario y ambos tengan razón. Y menos aún puede ser que en lugar de tener problemas aquéllos y aquéllas que no cumplen las leyes los tengan l@s que las intentan cumplir. ¿O es que la propia Administración dicta unas leyes en las que no cree?

Así las cosas, hace ya algún tiempo que decidí no sentirme aludida cuando se habla del colectivo docente en abstracto, me siento responsable sólo de mis actos y no me siento en la obligación moral de defender a tod@s mis supuestos “colegas” (el corporativismo acrítico me parece vomitivo). No me siento ofendida cuando oigo críticas que nada tienen que ver conmigo y, a veces, hasta me parecen absolutamente justas. Igual que hay padres y madres de muchas clases, médicos y médicas de todo tipo, alumnos y alumnas muy diversos… hay profesores y profesoras muy diferentes. Hay profesionales excelentes y otr@s que dan vergüenza y que deberían pasar algún tiempo en otros trabajos para darse cuenta de cómo está la vida. Creo que defender a est@s últim@s no sólo es indigno sino que es echar piedras en nuestro propio tejado. Yo, desde luego, no quiero tener nada que ver con ese tipo de docentes y creo que una forma de recuperar ese prestigio social supuestamente perdido sería desenmascararl@s.

Con respecto a los tan cacareados niveles, en mi opinión, sigue habiendo alumn@s brillantes, tanto o más que antes. Y, claro, hay much@s otr@s con poco nivel, pero est@s últim@s son los que antes no contaban porque abandonaban el sistema educativo a una edad muy temprana. Tengo compañer@s que se fueron de la escuela en 4º o 5º de primara, tras una experiencia frustrante en la que sólo les transmitieron que no servían para nada. Para mí, que esto vaya desapareciendo no es un fracaso, es un éxito educativo, social y moral.

Por otra parte, l@s que creemos en la educación antes, ahora y siempre, no estamos ni mucho menos en contra del esfuerzo y del trabajo diario, estamos en contra de que la educación se convierta en evaluar qué alumn@s son los mejores hacedores de exámenes, l@s que más inteligencia natural tienen o l@s que más capacidad memorística tienen la noche antes del examen. Ser capaces de implicarse emocionalmente con l@s alumn@s no le quita ni un ápice de seriedad, de trabajo, de respeto, de nivel y de calidad a la enseñanza que damos a nuestr@s alumn@s.

Esta profesión requiere ilusión, esperanza, confianza en que l@s alumn@s pueden y deben mejorar y, sobre todo, estar convencidos de que nuestra labor está contribuyendo a esa mejora. No obstante, si sigue habiendo docentes que creen que nuestra labor no sirve para nada, que se pasan la vida sufriendo en las aulas y que se sienten despreciados por la sociedad, entonces sólo les queda una opción digna: abandonar la enseñanza; ahorrando así al Estado un sueldo que él/ella mismo/a considera inútil. Os dejo una cita de José Antonio Marina que dice:

Los maestros son los profesionales de la esperanza, los cuidadores del futuro. Cualquier pesimista, escéptico, desconfiado, desesperado debería ser excluido de la profesión. El maestro ha de tener confianza en la inteligencia, en las posibilidades del ser humano, en la posibilidad de alterar el porvenir. El maestro no es pasivo, ni acomodado, ni cobarde. Ha de ser bienhumorado, inventivo, resistente, optimista. En una palabra, sabio.

Un saludo, Montse.

Anuncios

2 comentarios »

  1. Montse,

    el único cambio verdaderamente sustantivo que la reforma ha impuesto es el del alumnado: debe ir a la escuela todo españolito hasta los 16 años. Yo afirmo con rotundidad que es un magnífico cambio. La educación ha cambiado, volis nolis. Lo que quizá no ha cambiado es la enseñanza…
    Sobre los docentes ya sabes lo que pienso, pues nos vamos leyendo. En mi caso personal diría que envejezco más rápido de lo que crezco, o sea, que soy menos sabio de lo que me gustaría!

    Un saludo!

    Boris

    Comentario por Boris — 30 junio 2007 @ 11:05 pm | Responder

  2. Estoy de acuerdo con usted, Montse pero, no del todo con Boris. Creo que ampliar la educación obligatoria hasta los 16 años, ha traído muchos problemas consigo. Siempre ha pasado que quién ha querido estudiar, lo ha hecho sea o no obligatoria la educación que cursaba. Creo que tiene razón en todo lo que dice y que, independientemente de las leyes educativas, la educación la hace el docente, y dependiendo de cada uno, la educación será de una u otra manera. Un saludo. Amanda.

    Comentario por Amanda — 5 julio 2007 @ 12:27 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: