Cosas de la vida

17 abril 2007

¡Cómo se parecen a nosotr@s!

Filed under: General — Montse @ 10:46 pm

somos su espejo

Cuanto más pasa el tiempo menos entiendo que nos rasguemos las vestiduras ante ciertos comportamientos de nuestr@s alumn@s que en nada se diferencian de los nuestros. Por ejemplo, si a un alumno o alumna le suena el móvil en clase hay que ponerle un parte o confiscarle el aparato o expulsarlo directamente o… Si un alumno o alumna llega con retraso a clase es una falta muy grave y el alumno o alumna da muestras de gran irresponsabilidad… Si un alumno o alumna habla en clase es un maleducad@… Si un alumno o alumna se está durmiendo en alguna de nuestras “fascinantes” explicaciones es un irrespetuos@… Si un alumno o alumna entrega tarde los trabajos o no los entrega es un vago…, etc., etc., etc.

Pero estos mismos comportamientos los llevamos a cabo much@s de nosotr@s de forma habitual. Por ejemplo, ¿en qué claustro no acaba sonando un móvil? (cuando no varios). ¿A qué claustro o reunión no llegan algun@s profes tarde? (cuando no siempre l@s mism@s). ¿En qué reunión de profesores no se pone hablar cada un@ con quien le interesa y de lo que le interesa? ¿En qué claustro no hay algun@ leyendo un periódico o corrigiendo exámenes? Etc., etc., etc. (Por no hablar de mofas, cuchicheos…).

Aplicando el estricto criterio que aplicamos cuando juzgamos a l@s alumn@s, entonces ¿habría que afirmar que much@s profesor@s son vagos, irresponsables, maleducados, irrespetuosos…? ¿O es que tenemos una mano larga y otra corta? Larga para exigir y corta para exigirNOS. ¡Por favor, al menos, seamos coherentes: u optamos por el modelo permisivo y somos permisivos con nosotr@s mism@s y con l@s alumn@s; u optamos por el modelo estricto y somos estrictos con l@s alumn@s y, por consiguiente, con nosotr@s mism@s.

Si a esto añadimos que l@s alumn@s son adolescentes y son l@s que están aprendiendo y nosotr@s somos profesionales y nos pagan por lo que hacemos, entonces no hay mucho más que añadir. ¿O sí? No sé, como de costumbre hay cosas que no entiendo. ¿Alguien me las explica amablemente?

Un saludo, Montse

Anuncios

10 comentarios »

  1. Pues sí, te lo explico Montse. Esos que ven en l@s alumn@s millones de defectos y en ell@s ninguno son unos estafadores que, además, por la vía de engañar a los demás, pretenden engañarse a sí mismos, y quizás sea eso lo peor. Sólo queda la posibilidad de decírselo, de echárselo a la cara, aún a costa de ser “el malo” de la película. No van a ganar, porque ya han perdido, porque siempre están perdiendo, perdiéndose lo bueno, lo maravilloso, lo fantástico, de esta profesión. Eso se lo tendrás que contar tú, porque ell@s no tienen ni idea, de nada, y de eso menos.
    Un saludo.

    Comentario por Juanjo Muñoz — 18 abril 2007 @ 4:16 pm | Responder

  2. Ya ves, a mí me sorpende todavía, sobre todo cuando he dado cursos de formación, y se lo recuerdo cada vez que puedo. El otro día hice esta viñeta para “tirarles de las orejas” a mis profes/alumnos con una sonrisa en la cara.

    Comentario por Isabel Leal — 18 abril 2007 @ 10:58 pm | Responder

  3. Pero Montse ¡qué cosas dices … y escribes! No es lo mismo ¡Cómo va a ser lo mismo un alumno que uno de ellos! ¡Vamos hombre!

    A mí me puede sonar el móvil en un Claustro porque puedo estar esperando una llamada importante ¿pasa algo? ¿me vas a decir tú qué es lo que tengo que hacer con mi teléfono?

    Yo puedo llegar media hora tarde al Claustro y no tengo que darte explicaciones, menos a ti. ¿Qué pasa?

    Si tu estás diciendo una gilipollez como un piano, pues no me va a dar la gana de escucharte y prefiero leer el periódico o corregir. Cuanto antes terminemos mejor. “Lo que vale es lo que hacemos en clase, los conceptos” (porque lo digo yo)

    Y si lo que opinas no me gusta, pues me pongo a soplar porque me da la gana y así incito a los demás (que están hartos de ti) a soplar también, porque me da la gana.

    Eso sí, luego de cara a la galería voy de educador, respetuoso, conciliador, amable, servicial y coherente (curiosa palabra, coherente)

    Ah, y no me llames educador. Yo soy profesor y mi palabra siempre valdrá “tres veces más que la de un alumno” (espero que a los policías y a los médicos no les dé por decir lo mismo, o a los antenistas o a los electricistas, o a los empleados de banca o a los camareros o a mi vecino o al perro)

    Cuando quieras hablamos otro día de las guardias, los horarios “agrupaditos”, las puntas, las entradas y salidas, los huecos y todas esas maravillosas cosas que ponen de manifiesto lo maravillosos que somos todos, lo generosos y lo bien que trabajamos.

    Saludos

    Comentario por Ramón — 19 abril 2007 @ 1:56 am | Responder

  4. Ramón, yo te conozco, pero no te conocen tod@s l@s que leen este blog, explica que es ironía que si no… ¿O es que te han abducido? jajaja, saludos, Montse

    Comentario por Montse — 19 abril 2007 @ 2:00 pm | Responder

  5. A petición de Montse me descubro: sí, es un comentario irónico ¿o qué pensabas? ¿que me había cambiado al pelotón de cabeza?

    Comentario por Ramón — 19 abril 2007 @ 3:16 pm | Responder

  6. ¿Pelotón de cabeza? Lo de “pelotón” vale, lo de “cabeza” en ningún sentido :)

    Comentario por Juanjo Muñoz — 19 abril 2007 @ 6:22 pm | Responder

  7. Un “sucedido” de hace dos años. Examen de septiembre de Lengua. Un buen alumno de 4º ESO, educado y correcto, sabe que se está jugando el título y está concentrado en la tarea que ha preparado a conciencia en el verano con un profesor particular. El móvil, en posición de silencio, lo ha depositado a un lado del pupitre. De pronto, cuando aún no ha empezado el examen, se pone a vibrar, con ese tenue ruido que produce sobre una superficie. Lo apaga y se disculpa como sabe hacerlo desde que lo conozco. Pero ya se han puesto a reír los compañeros, que conocen bien a la profesora, y ésta no lo duda: expulsión del examen, sin consideración o explicación que valga. En la evaluación el cero en Lengua es innegociable para la profesora y el alumno no puede titular. Tampoco puede repetir y sólo gracias a la Dirección del Centro se consigue que entre en Diversificación. Hoy sigue sus estudios y sigue siendo un buen tipo, legal, educado, cariñoso y amigo de sus amigos.
    La profesora en cuestión responde perfectamente al magnifico retrato que haces de algunos colegas, demasiado numerosos por desgracia en algunos Institutos. Sólo te ha faltado recordar esas frases que empiezan siempre por “En mis tiempos…”, “Esta juventud de hoy…”, “No los soporto….”; la querencia que tienen por las mesas-camilla y la barra de la cafetería, así como la fijación obsesiva que tienen con el reloj y las ganas de salir disparados del Centro al menor hueco o descuido. Son colegas que se creen que están haciendo con su presencia en el Instituto un favor a los alumnos y a la Administración.

    Pues bien (tengo que abreviar, que parece que también estoy en la barra), llega la primera evaluación del nuevo curso y en pleno acto suena a todo volumen la estridencia de un móvil: el de esta señora, por supuesto. Tarda un rato en sacarlo de su bolso y no lo apaga, sino que se va con la música a otra parte. Y al rato vuelve, como si nada. Ninguna disculpa. Sigue la evaluación y al rato nos sorprende de nuevo el ruidoso megáfono de la señora, que de nuevo toma el camino de salida al ritmo de su tum-tum. Todos nos miramos, pero lo más que hacemos algunos es levantar el párpado izquierdo. Nos falta la espontaneidad y valentía de muchos de nuestros alumnos, de los que tenemos siempre algo que aprender.

    Un saludo cordial.

    Comentario por Ángel Encinas — 19 abril 2007 @ 7:20 pm | Responder

  8. Juanjo, están a la cabeza pero no he dicho de qué ¿o qué pensabas? :)

    Saludos amigo

    Comentario por Ramón — 19 abril 2007 @ 10:50 pm | Responder

  9. PIDO AYUDA URGENTE. SE ME TAMBALEAN LAS ESTRUCTURAS. TODAS
    Es increible la ilusión que sentí cuando encontré este blog.
    Estaba buscando alguna persona ducha en la materia, con la que poder consultar un problema grave que tengo, por lo que al leer infinidad de conceptos positivos, críticos con la política educativa y de denuncia de ciertas prácticas represivas en los centros “educativos”, pero termino inmerso en un mar de dudas aún mayores.
    El problema a que me refiero es justamente la sanción de una alumna de 1º de ESO, en la Comunidad de Madrid. Todo se origina en clase de educación física, cuando en las postrimerias pero aún con la profesora presente, una alumna que “custodiaba” distintos elementos de sus compañeros, empieza a restituirlos. La profesora advierte que entre tales elementos se encuentran un teléfono móvil y un reproductor MP3 y decide dirigirse con los niños “implicados” a Jefatura para que se los requisen, gritos de la ayudante de jefatura mediante, con todo tipo de términos degradantes hacia los niños, requisan el reproductor y el teléfono móvil, aunque el niño propietario del teléfono no estaba implicado directamente, porque ambos elementos los tenía la niña, razón por la que a la ayudante de Jefatura se le ocurre que se le podría devolver al niño el suyo y pedirle a la niña que “aporte” voluntariamente su telefono para que sea requisado, cuando ésta se niega se reproducen nuevamente los gritos y los atropellos vocales. Tambien recibo en días subsiguientes una llamada telefónica, en la que se me reiteran todo tipo de desalificaciones dirigidas contra lo mejor que tenemos en la casa y en muchos quilómetros a la redonda, justamente, la niña en cuestión. Tratando de no perjudicar aún más la situación de la alumna y en aras de que mejor callar, no digo nada, solo atino a aclarar que la niña “no está autorizada a dar su telefono móvil” ya que es vital que nos comuniquemos para encontrarnos a la salida del centro educativo, razón que obviamente fue la que argumentó la niña.
    Se me dijo que el reproductor estaría requisado unos 20 días, menos de un mes, que antes de las vacaciones de semana santa sería devuelto a la niña, salvo que fuera un adulto a recogerlo, pero que preferían que el castigo se cumpliese, a pesar de no estar de acuerdo, acepté. Pués como me temía y como había advertido a la niña, la promesa de devolución no se cumplió, los 20 días se transformaron en 50 (CINCUENTA DIAS) requisado el reproductor, hasta que por reiterado reclamo de la alumna le fue devuelto.
    Lo que me llamó la atención en el relato que la niña hizo de los hechos fueron algunas frases sueltas en el torbellino de gritos “si no les gusta se van a otro instituto” “piden cambio y listo” lo que unido a dichos de la misma persona de que “si no les gusta vuelven a cruzar el charco”.
    La niña que si bien tiene nacionalidad española, por ser su madre nativa y ella haber también nacido aqui, tiene un padre de ascendencia indígena, con rasgos característicos, que seguramente habrán quedado grabados en la retina de esta profesora, incluida su larga cabellera.
    Pero bueno, hasta ahí, un hecho aislado, una FALTA y un castigo, punto.
    Pero, tal como nos temíamos, no terminó ahí. Se continúa en un segundo capítulo, cuando la niña es reprendida por salir del aula entre clases, no siendo momento de recreo, se le aplica un castigo que ella no puede cumplir, concurrir al centro educativo por la tarde en un día que tiene una actividad ya concertada con mucha antelación y que justamente responde a la necesidad de un refuerzo en Educación Física, ya que es la única materia que no tuvo nota suficiente en los primeros trimestres. Le dice a la susodicha ayudante de Jefatura y le enseña la tarjeta identificatoria, pero no es escuchada. No autorizo la concurrencia de la niña y le escribo en su Libreta el porqué.
    No obstante vuelvo a recibir otra llamada telefónica, nuevamente los gritos a discreción, sin siquiera consultarme si me encuentro en posibilidad de atender dicha llamada. Nuevamente a poner morada a la niña, cuando era evidente que la niña no tenía nada que ver. Se me “informa” que además del castigo de concurrir por la tarde, en otro día que la niña pueda (aceptado a regañadientes), la niña será APERCIBIDA y se me envía el parte correspondiente.
    Segunda FALTA y segundo DOBLE CASTIGO.
    Las dudas continúan ¿Qué hacer?
    Nada que pueda perjudicar aún más a la niña, ya bastante se le recrimina que ella diera motivos ante semejante panorama, en muestra de ingenuidad absoluta.
    Pero, obviamente, no termina ahí. Con fecha 21 de mayo recibo una comunidación Firmada por el Jefe de Estudios, El jefe de Estudios adjunto y la Directora del centro “educativo” conde “lamentan” comunicarme que la niña ha sido sancionada con un dia de expulsion, “por haber transgredido las normas de convivencia recogidas en el Reglamento de Régimen interno” (un formulario ya impreso), o sea que no me informan LOS MOTIVOS de esta nueva sanción.
    Ante preguntas de la alumna, ésta viene informada de que su expulsión se debe a “acumulación de partes”.
    La última llamada telefónica fue realizada en presencia de la niña y el Jefe de Estudios adjunto y entre gritos y descalificaciones, la profesora en cuestión se quedó repitiendo que yo le había dicho que “estaba mal de la cabeza”, evidentemente desconoce que esa terminología no es propia nada más que de España y de determinados sectores, que para nosotros y la gran mayoría de las personas de habla hispana “estar mal de la cabeza” no es un descalificativo sino un problema de salud y que nunca utilizamos esa expresión.
    La realidad es que intenté calmarla, para que bajara el tono y poder dialogar y le dije “que se calme” a lo que ella contesto gritando “yo no necesito calmarme, yo no estoy nerviosa”. Seguí insistiendo “no estará nerviosa pero esos gritos y ese método para tratar estos temas demuestran que no está bien, no es correcto, por eso le pido que se calme”. Cuando intentó decir que la niña mintió sobre el plazo en que iba a tener requisado el MP3 y le recordé que fue a mi que ella me lo dijo por teléfono y no la niña, entonces dijo textualmente “si fue así le pido mil disculpas”, a lo que respondí “no le pido que se disculpe, vuelvo a insistir no me parece el método correcto para tratar temas muy delicados, que tienen que ver con la convivencia y educación de los niños”, después de unos gritos imposibles de descifrar, cortó.
    Tengo la notificación aquí delante de mi vista ¿QUE HAGO?
    Pido AYUDA URGENTE. La alumna no quiere más problemas, obvio, por lo que quiere aceptar sin más el día de expulsión, pero no sabe, que ESTO VA A SEGUIR Y EMPEORAR Y SEGURAMENTE LE AFECTARÁ A SUS NOTAS, que ella se ha preocupado en mejorar todo este tiempo. Ya les dije que solo Educación Física se le quedó insuficiente.
    Cuando leo y leo, todo lo que cuestionan y dicen, no siento que VALOREN REALMENTE EL DAÑO IRREPARABLE QUE SE LE HACE A LOS NIÑOS, me tambalea todo, porque si las personas más sensibles relacionadas con la educación, que he encontrado, después de buscar y buscar, NO MARCAN UN BASTA YA!
    NO MARCAN LA NECESIDAD DE FRENAR TODOS LOS ATROPELLOS.
    NO CONVOCAN A UN BLOG PARA ASESORAR A LOS ALUMNOS Y PADRES A DEFENDERSE.
    Es obvio que no se puede generalizar, pero tampoco individualizar.
    Este es un caso, pero es el CASO DOMINANTE. Lo que domina son estos profesores y no los buenos educadores.
    Que prefieron el silencio o pasar desapercibidos.
    Los alumnos también se “educan” en el “no te metas”.
    Pero hoy es Andrea de 12, mañana puede ser Montsita.
    “Cuando me lleven a mi, será tarde”
    Desde ya muchas gracias

    Comentario por Osvaldo — 23 mayo 2007 @ 12:43 pm | Responder

  10. los profes tendrian que cobrar segun sus resultados con los alucnos base + prima, o penalizacion por fracaso de alucnos
    UN FRACASADO DEL COLEG Y DEL SISTEMA COBRAR POR LO QUE CONSIGUIO, NOTA MD

    Comentario por TEC — 9 junio 2007 @ 2:43 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: