Cosas de la vida

25 abril 2007

Algun@s no saben dónde están

Filed under: Educación,General — Montse @ 11:27 pm

Cada vez que veo las citaciones estilo facultad para l@s alumn@s de la ESO que tienen pendiente alguna asignatura no sé si reír o llorar. ¿Pero dónde se creen que están dando clase? ¿Es que no saben que una cosa es la facultad y otra la Secundaria Obligatoria?

Es entendible que se expongan carteles de este tipo para aquell@s alumn@s que tengan alguna asignatura pendiente que no estén cursando en el curso actual. Pero en el caso de las asignaturas que se cursan todos los años no entiendo la existencia de estos carteles estilo facultad. Porque como muy bien especifica la ley, en el contexto de la evaluación continua, cuando un alumno o alumna promocione con alguna asignatura pendiente, serán los profesores y profesoras del curso siguiente los que se encarguen de establecer las oportunadas actividades de recuperación. Vamos, que no se trata de convocar exámenes (y menos en horas lectivas en las que pierden clases de otras asignaturas) sino de proponer un conjunto de actividades que posibiliten que el alumno o alumna alcance los objetivos que no consiguió alcanzar el curso anterior.

Sin embargo, en varios centros he visto y veo este tipo de anuncios tipo facultad, por ejemplo: se convoca a los alumnos que tienen pendiente la xxxx de x de ESO a un examen que tendrá lugar el próximo x de x de 2007 a las 10:30 horas en xxx. Y ante esto ¿qué hace la inspección?, ¿qué hacen los equipos directivos?, ¿pero una de sus funciones (de ambos) no es velar por el cumplimiento de las leyes?

Pues nada, tenemos planteado un nuevo dilema moral, a saber: te callas, todo va bien pero no se están respetando los derechos de l@s alumn@s porque no se está cumpliendo la ley; o hablas, dices que eso no debe ser así y much@s de tus “compañer@s” se te echan encima. Además, el equipo directivo, aprovecha la ocasión para eludir su responsabilidad y en lugar de transmitir que las cosas se tienen que hacer de otra forma porque así lo establece la ley, transmite que se tiene que hacer esto así por xxxx lo ha dicho. ¡Claro así el/la malo/a es otro/a!

En fin, aun a riesgo de seguir siendo una minoría, quiero dejar claro que en la ESO, nos guste o no, la forma de recuperar materias pendientes no es ésa. Y si hay”compañer@s” que lo que desean es ser profesores/as de facultad pues ya saben, a la facultad.

Un saludo, Montse.

Anuncios

22 abril 2007

Lo que debe ser no siempre coincide con lo que es

Filed under: Filosofía,General — Montse @ 11:57 pm

En estos últimos tiempos, estaba empezando a pensar que casi nunca coinciden lo que debe ser con lo que realmente es. Que el abuso de poder acaba triunfando sobre lo justo, que la prepotencia se impone a la racionalidad, que al final tenía que darle la razón a Ismael Serrano cuando nos cantaba:

No obstante, a veces la vida acaba dando la razón a quien la tiene. Éste es el caso de Pepe Beunza, un hombre del que ha hablado hoy el telediario. Fue el primer objetor de conciencia que hubo en España. Allá por el año 71, en plena dictadura franquista, se negó a ir a la mili porque su ideología pacifista estaba en contra de la cultura militarista. Aquel noble gesto, que hoy nadie duda en elogiar, le costó 2 años de cárcel y un año en un batallón de castigo en el Sáhara. He aquí un claro ejemplo de alguien que no antepuso lo que le convenía a lo que debía ser. He aquí un hombre admirable. He aquí un hombre que fue y es capaz de vivir de acuerdo con lo que piensa. He aquí un hombre que alza la voz contra lo que le parece injusto aunque las consecuencias sean infinitamente peores que asumir de forma acrítica, sumisa y borregil las órdenes de los poderosos. He aquí un auténtico ser humano, un HOMBRE. Mi más sincera admiración para él y mi pequeño homenaje desde esta modesta bitácora.

Han pasado 35 años desde que este hombre admirable se atrevió a desobedecer órdenes injustas, hoy nadie se atreve a cuestionar la objeción de conciencia como un derecho fundamental. Pero yo me pregunto, ¿será necesario aguantar esos duros castigos y sufrir tanta incomprensión y abuso de poder como sufrió en su día Pepe Beunza para conseguir que triunfe la racionalidad frente al abuso de poder, lo que debe ser frente al ordeno y mando, la justicia frente a la sinrazón?

Ojalá, algún día, el progreso no sea sólo material y alcancemos de una vez por todas ese progreso social y moral que fue el objetivo de los ilustrados y que hoy en día el uso utilitarista de la ciencia y la tecnología ha prostituido por completo.

Un saludo, Montse.

19 abril 2007

Si ser buena compañera es reír ciertos abusos, entonces paso del compañerismo

Filed under: General — Montse @ 10:10 pm

No te calles

Ángel Encinas ha tenido la amabilidad de hacer un comentario en mi post anterior titulado “¡Cómo se parecen a nosotr@s!”. Como lo que cuenta me parece que es una prueba más de que l@s alumn@s no son tan distint@s de nosotr@s y de que tenemos una mano larga y otra corta (larga para exigir y corta para exigirNOS) he decidido ponerlo aquí tal cual. Dice así:

Un “sucedido” de hace dos años. Examen de septiembre de Lengua. Un buen alumno de 4º ESO, educado y correcto, sabe que se está jugando el título y está concentrado en la tarea que ha preparado a conciencia en el verano con un profesor particular. El móvil, en posición de silencio, lo ha depositado a un lado del pupitre. De pronto, cuando aún no ha empezado el examen, se pone a vibrar, con ese tenue ruido que produce sobre una superficie. Lo apaga y se disculpa como sabe hacerlo desde que lo conozco. Pero ya se han puesto a reír los compañeros, que conocen bien a la profesora, y ésta no lo duda: expulsión del examen, sin consideración o explicación que valga. En la evaluación el cero en Lengua es innegociable para la profesora y el alumno no puede titular. Tampoco puede repetir y sólo gracias a la Dirección del Centro se consigue que entre en Diversificación. Hoy sigue sus estudios y sigue siendo un buen tipo, legal, educado, cariñoso y amigo de sus amigos. La profesora en cuestión responde perfectamente al magnifico retrato que haces de algunos colegas, demasiado numerosos por desgracia en algunos Institutos. Sólo te ha faltado recordar esas frases que empiezan siempre por “En mis tiempos…”, “Esta juventud de hoy…”, “No los soporto….”; la querencia que tienen por las mesas-camilla y la barra de la cafetería, así como la fijación obsesiva que tienen con el reloj y las ganas de salir disparados del Centro al menor hueco o descuido. Son colegas que se creen que están haciendo con su presencia en el Instituto un favor a los alumnos y a la Administración. Pues bien (tengo que abreviar, que parece que también estoy en la barra), llega la primera evaluación del nuevo curso y en pleno acto suena a todo volumen la estridencia de un móvil: el de esta señora, por supuesto. Tarda un rato en sacarlo de su bolso y no lo apaga, sino que se va con la música a otra parte. Y al rato vuelve, como si nada. Ninguna disculpa. Sigue la evaluación y al rato nos sorprende de nuevo el ruidoso megáfono de la señora, que de nuevo toma el camino de salida al ritmo de su tum-tum. Todos nos miramos, pero lo más que hacemos algunos es levantar el párpado izquierdo. Nos falta la espontaneidad y valentía de muchos de nuestros alumnos, de los que tenemos siempre algo que aprender. Un saludo cordial.

¿Qué hacer en un caso así? ¿Callarse y ser así un buen compañero o compañera? ¿Decir que es inaceptable el abuso de poder de un profesor o profesora de ese tipo, máxime cuando él o ella no es un modelo a seguir precisamente? Lo siento, opto por lo segundo. Como persona, primero, como educadora, segundo y como filósofa, tercero, no puedo ni debo callarme ante injusticias de ese calibre. Educamos en valores, pero ¿qué valores transmitimos si nos callamos ante injusticias de este tipo sólo porque primamos el corporativismo sobre la racionalidad?

Ángel me parece inaceptable lo que relatas, pero sé que es absolutamente real porque cosas así, parecidas y peores están pasando en muchos centros. Ayer, me contaba una alumna cómo había sido objeto de abuso de poder, humillación y prepotencia. Yo voy a hacer todo lo que está en mi mano para que la alumna aprenda que algun@s creemos que la educación no es amenaza, no es abuso de poder, no es prepotencia… Pero ¿eso de qué sirve?

Que un profesor o profesora haga este tipo de cosas y ni el equipo directivo ni la inspección ni nadie haga nada es enseñar a l@s chic@s que aprendan a tragar y a callarse a todo porque quien tiene el poder acaba siempre haciendo lo que le da la gana. Luego se nos llena la boca diciendo que hay que fomentar el pensamiento crítico pero, a la hora de la verdad, la realidad es el ordeno y mando. ME NIEGO, si eso es la educación que me echen.

Un saludo, Montse.

17 abril 2007

¡Cómo se parecen a nosotr@s!

Filed under: General — Montse @ 10:46 pm

somos su espejo

Cuanto más pasa el tiempo menos entiendo que nos rasguemos las vestiduras ante ciertos comportamientos de nuestr@s alumn@s que en nada se diferencian de los nuestros. Por ejemplo, si a un alumno o alumna le suena el móvil en clase hay que ponerle un parte o confiscarle el aparato o expulsarlo directamente o… Si un alumno o alumna llega con retraso a clase es una falta muy grave y el alumno o alumna da muestras de gran irresponsabilidad… Si un alumno o alumna habla en clase es un maleducad@… Si un alumno o alumna se está durmiendo en alguna de nuestras “fascinantes” explicaciones es un irrespetuos@… Si un alumno o alumna entrega tarde los trabajos o no los entrega es un vago…, etc., etc., etc.

Pero estos mismos comportamientos los llevamos a cabo much@s de nosotr@s de forma habitual. Por ejemplo, ¿en qué claustro no acaba sonando un móvil? (cuando no varios). ¿A qué claustro o reunión no llegan algun@s profes tarde? (cuando no siempre l@s mism@s). ¿En qué reunión de profesores no se pone hablar cada un@ con quien le interesa y de lo que le interesa? ¿En qué claustro no hay algun@ leyendo un periódico o corrigiendo exámenes? Etc., etc., etc. (Por no hablar de mofas, cuchicheos…).

Aplicando el estricto criterio que aplicamos cuando juzgamos a l@s alumn@s, entonces ¿habría que afirmar que much@s profesor@s son vagos, irresponsables, maleducados, irrespetuosos…? ¿O es que tenemos una mano larga y otra corta? Larga para exigir y corta para exigirNOS. ¡Por favor, al menos, seamos coherentes: u optamos por el modelo permisivo y somos permisivos con nosotr@s mism@s y con l@s alumn@s; u optamos por el modelo estricto y somos estrictos con l@s alumn@s y, por consiguiente, con nosotr@s mism@s.

Si a esto añadimos que l@s alumn@s son adolescentes y son l@s que están aprendiendo y nosotr@s somos profesionales y nos pagan por lo que hacemos, entonces no hay mucho más que añadir. ¿O sí? No sé, como de costumbre hay cosas que no entiendo. ¿Alguien me las explica amablemente?

Un saludo, Montse

15 abril 2007

¡¿Son conscientes de lo que están diciendo?!

Filed under: General — Montse @ 10:18 am

Cada vez que en una reunión de evaluación, ante un problema de aprendizaje de un alumno o alumna, se propone como solución que se busque un profesor o profesora particular se me hace un nudo en el estómago. ¿De verdad creen que ésa es una solución aceptable? ¿Qué pensaríamos de un médico o médica de la sanidad pública que nos propusiera como remedio para solucionar nuestro problema que acudiéramos a la consulta privada de otr@ especialista?

Luego se nos llena la boca de profesionalidad, pero este tipo de propuestas, a mi jucio, no tienen nada de profesionales. Pero no sólo eso, ¿dónde está nuestro amor propio?, entendido en su acepción más sana. Sinceramente, ¿no se nos cae la cara de vergüenza cuando le decimos a un padre o a una madre que es necesario que pague a un profesor/a particular para que su hij@ consiga alcanzar los objetivos del curso?

Por último, además de ser una propuesta no-profesional, es una propuesta elitista y discriminatoria, porque ¿qué pasa con los chicos y chicas que no pueden permitirse el lujo de pagar un dinero extra para algo que la educación pública debería cubrirle? ¿O es que ese chico o chica no tiene exactamente los mismos derechos que el/la que sí se lo puede permitir? Claro, quizá ésta sea una forma sutil de hacer que permanezca el orden establecido, las personas de primera y de segunda. ¡Vaya educación! Y luego se habla de educación en valores. Pues educar en valores, no es decir cuatro tópicos los días típicos. La educación en valores se lleva a cabo todos los días y se transmite a través de nuestros actos cotidianos. No olvidemos que nuestras acciones llevan implícitos muchos valores.

En fin, como de costumbre, no entiendo nada. ¿Alguien sería tan amable de explicármelo? ¡Qué ingenua soy! Sigo demandando cosas que a casi nadie interesan, y empiezo a pensar que a los responsables de la EDUCACIÓN menos todavía, ¿será que no es importante lo que planteo?

Un saludo, Montse

12 abril 2007

¿Y el siglo XXI qué?

Filed under: General — Montse @ 11:07 pm

No quiero ser pesimista, creo que el mundo puede mejorar y que nosotr@s, l@s educadores/as, tenemos mucho que hacer en ese cambio. No obstante, últimamente, viendo lo que veo, mi esperanza se va desvaneciendo. Por eso, hoy os dejo el tango “Cambalache” que refleja muy bien lo que siento y pienso. Dice así:

Que el mundo fue y será una porquería ya lo sé…
(¡En el quinientos seis y en el dos mil también!).
Que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos, valores y dublé…
Pero que el siglo veinte es un despliegue

de maldá insolente, ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos en un merengue
y en un mismo lodo todos manoseaos…

¡Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor!…
¡Ignorante, sabio o chorro, generoso o estafador!
¡Todo es igual! ¡Nada es mejor!
¡Lo mismo un burro que un gran profesor!
No hay aplazaos ni escalafón,
los inmorales nos han igualao.
Si uno vive en la impostura y otro roba en su ambición,
¡da lo mismo que sea cura, colchonero, rey de bastos,
caradura o polizón!…

¡Qué falta de respeto, qué atropello a la razón!
¡Cualquiera es un señor! ¡Cualquiera es un ladrón!
Mezclao con Stavisky va Don Bosco y “La Mignón”,
Don Chicho y Napoleón, Carnera y San Martín…
Igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches
se ha mezclao la vida, y herida por un sable sin remaches
ves llorar la Biblia contra un bandoneón…

¡Siglo veinte, cambalache problemático y febril!…
El que no llora no mama y el que no roba es un gil!
¡Dale nomás! ¡Dale que va!
¡Que allá en el horno nos vamo a encontrar!
¡No pienses más, sentate a un lao,
que a nadie importa si naciste honrao!
Es lo mismo el que labura noche y día como un buey,
que el que vive de los otros, que el que mata, que el que cura
o está fuera de la ley…

Un saludo, Montse.

ACTUALIZACIÓN 14 de abril:

Mi compañero David Gento (uno de l@s poc@s entre tantas personas que trabajan en el mismo edificio que yo) ha hecho un comentario con el que estoy totalmente de acuerdo y como él lo ha hecho tan bien lo pongo literal. Dice así:

Montse, la educación es el arma más poderosa del pasado, del presente y del futuro para luchar contra un mundo deshumanizado, opresor e injusto con los más débiles, efectivamente. Pero para que esta arma funcione se necesitan luchadores que la usen; es decir, EDUCADOR@S COMPROMETID@S y és@s, desgraciadamente, al menos en esta parte del mundo, cada vez abundan menos. Ahora hay, cada vez más, simples funcionari@s de la educación. Pero el compromiso con la persona, más allá del alumn@, es cosa de gente que hace “política” en la escuela.
¡Desengáñate!, tampoco nuestros políticos oficiales, ésos que presumen de ser de izquierdas, desean que haya compromiso en la escuela que les comprometa a ellos. Prefieren contarnos cuánto dinero han invertido (pareciera que lo pusieran de sus propios bolsillos) en informática, en maestr@s, etc. Pero para nada hablar de la realidad y de luchar por un cambio profundo en la sociedad desde la escuela.
Pero, ya sabes, la utopía existe y eso es una realidad.
Saludos, salud y a seguir siendo así.
PD. Me gustaría habar contigo sobre Franz, un gran chico al que pocos llorarán.

 

10 abril 2007

Franz, ¡por los buenos momentos vividos!

Filed under: General,Personal — Montse @ 10:16 pm

 En el tren hacia Madrid

Franz, siento mucho que hayas dejado definitivamente el instituto. Sé las razones por las que lo haces y, aún arriesgo de resultar pesada o entrometida, quiero insistirte en que te lo pienses. Analiza la situación, mira a ver si hay otras soluciones posibles, habla con tu familia, busca alternativas… Ya sabes que puedes contar conmigo para lo que sea.

No obstante, tomes la decisión que tomes quiero que sepas que fue un verdadero placer tenerte el año pasado como alumno. ¡Qué año pasamos y cómo lo coronamos con el viaje a Madrid! Pesara a quien pesara (algun@s sólo quieren esos viajes elitistas a los que van sólo l@s cuatro u ocho alumn@s de cada grupo que se lo pueden permitir) cada vez estoy más orgullosa de haber realizado aquel viaje que hizo posible que algun@s de vosotr@s fuerais por primera vez al cine o simplemente pasearais por las calles de Madrid. (El viaje a Madrid de l@s chic@s de 3º y 4º de Diversificación).

Franz, por favor, quiérete un poquito, como te he dicho muchas veces debes sentirte orgulloso de ser como eres: un chico que siempre está pediente de tod@s, colaborador, atento, agradecido, trabajador (¿cuántos adolescentes van todos los fines de semana a trabajar al campo dando un jornal como un adulto?, tú lo haces), amable… Y, además, para mí un héroe (¡qué sería de mí si me hubiera tenido que ir en plena adolescencia a un país rico pero inhumano!).

Un abrazo, Montse.

ACTUALIZACIÓN

Después de tener escrito este post, Mari me ha dicho que finalmente no dejas el instituto, me alegro de ello. Sin embargo, más allá de que te quedes o te vayas, para mí lo importante es que aprendas a quererte.

8 abril 2007

Dos de las más bellas canciones de amor que conozco

Filed under: General,Personal — Montse @ 10:46 pm

Vicky, ¡la encontré! Ponía mal el título, en lugar de “Contigo” que es como se titula, yo ponía “Quiero”. Bueno, aquí está, ésta es una de las canciones de Sabina que más me gusta. Pero no sólo de Sabina, para mí es una de las más bellas canciones de amor que conozco. Escúchala, detente en la letra y después la comentamos en algún recreo de los que compartimos, ¿vale?

Y ya que hablamos de canciones favoritas, te dejo otra de Silvio Rodríguez titulada “Oleo de mujer con sombrero”. Me gusta, sobretodo, la estrofa que dice: La cobardía es asunto de los hombres no de los amantes, los amores cobardes no llegan a amores ni a historias, se quedan allí; ni el recuerdo los puede salvar ni el mejor orador conjugar.

Nos vemos en los pasillos del insti, un saludo para ti y otro para Mari. Montse

7 abril 2007

Érase una vez…

Filed under: General,Personal — Montse @ 8:37 pm

sonrisas

Atención habitantes de la blogosfera, una nueva habitante ha llegado hasta nosotr@s: Montsita con su flamante blog Érase una vez. Ella es mi adorable sobrina, tiene 11 años, muchas ganas de aprender y una creatividad alucinante. Ya la iréis conociendo, aunque os adelanto que es dulce, cariñosa, inteligente, ingeniosa, sensible, simpática, divertida, responsable, estudiosa… Bueno vale, es verdad que hay cosas que tiene que mejorar, pero eso lo dejamos para la intimidad, jeje.

Montsita, bienvenida a la blogosfera, ha sido facilísimo enseñarte cómo hacer un blog porque eres una alumna muy aplicada que aprende rapidísimo (además, cuando nos surge una duda tenemos cerca al maestro Ramón Castro). Ahora a escribir todo lo que puedas y a seguir aprendiendo.

PD: Espero que pronto nos deleites con alguna de las magníficas piezas que tocas al piano. Para eso tienes que trastear en ODEO.com.

Un abrazo gigante y mil besos manchegos (ya sabes, jeje). La tía Montse

4 abril 2007

Aquellas pequeñas cosas

Filed under: General,Personal — Montse @ 10:06 pm

El lunes pasado, Montsita y yo, nos levantamos temprano (temprano para estar de vacaciones, claro) para ir a comprar churros y comérnoslos en casa de la abuela Montse junto con Áureo y la tía Elena. Nada más levantarnos, Montsita y yo nos dimos mil besos, nos abrazamos y hablamos un rato. Recuerdo que le decía: Montse, estamos mejor que en un hotel de cinco estrellas, ¿eh?. Esto es vida tía Montse, me decía ella. Y después de verbalizar lo a gusto que estábamos juntas, nos fuimos a por los churros.

Éstas son las pequeñas cosas de la vida que no cambiaría por nada. Ni el mejor viaje, ni la mejor casa, ni el mejor coche, ni el mayor cargo, ni la cuenta corriente más grande, ni… son comparables con unos días de vacaciones en casa con mis adorables sobrin@s.

Sois lo mejor de lo mejor, como muchas veces os digo, no sé cómo podía vivir antes de que vosotr@s estuvierais en mi vida. Un beso, la tía Montse.

Blog de WordPress.com.