Cosas de la vida

11 marzo 2007

Mis influencias intelectuales

Filed under: General,Personal — Montse @ 9:47 pm

Rafael Robles me ha mandado este meme en el que me pregunta por mis influencias intelectuales. Para responder a su amable invitación, voy a intentar poner de manifiesto qué personas, lecturas y/o vivencias han influido en mi actual forma de ver y entender el mundo.

Empezaré diciendo que aunque me gusta la Filosofía, soy licenciada en Filosofía y profesora de Filosofía; huyo de la pedantería que caracteriza a much@s de mis colegas. Además, no creo que para que algo sea profundo tenga que ser difícil, oscuro y rebuscado. Quizá por eso algun@s compañer@s me han dicho más de una vez que no soy la típica profe de Filosofía. Por mi forma de hablar llana y clara; no por mi actitud rebelde y crítica, conste.

Otra cosa importante que me hace sentir distinta es que no soy una apasionada de la lectura, no sé si será porque, como a Sócrates, me gusta el diálogo a través del cual aprendo mucho o porque soy una vaga sin más. Lo que es innegable es que siempre he disfrutado más cuando alguien me transmitía lo que había aprendido en tal o cual lectura que cuando yo misma me enfretaba en solitario a alguna lectura. Siempre he dicho que no disfruto del todo con la lectura porque es una actividad que se suele practicar en solitario y a mí, qué queréis que os diga, siempre me ha gustado la compañía.

No obstante, libros he leído (unas veces por obligación -al principio- y otras por placer -cada vez más por placer-) y algunos han dejado huella en mi persona y me han ayudado a madurar y a entender el mundo, a saber: La rebelión de las masas de José Ortega y Gasset; Oportunidades Vitales de Ralph Dahrendorf; El miedo a la libertad de Erich Fromm; Un mundo que agoniza de Miguel Delibes; Ética de la sociedad civil de Adela Cortina; Ética para Amador y Política para Amador de Fernando Savater; Yo Quiero de Carlos Díaz; La estructura de las revoluciones científicas de Thomas S. Kuhn; La polémica Leibniz-Clarke edición de Eloy Rada; Meditaciones Metafísicas de Descartes; Investigación sobre el conocimiento humano de Hume, La Fundamentación de la Metafísica de las Costumbres y La Religión dentro de los límites de la sola razón de Kant. (Seguro que hay alguno más e incluso más importante pero han sido éstos los que me han salido ahora, por algo será).

Para empezar a entender a ciertos autores, creo imprescindible empezar por monográficos acerca de ellos, es decir, libros que te explican sus libros y, con el tiempo, ir a las fuentes. Eso he hecho yo en muchas ocasiones en las que he utilizado la famosa Historia de la Filosofía de F. Copleston, la colección de Cincel o los extraordinarios monográficos del Dr. Sergio Rábade Romeo Descartes y la gnoseología moderna, Método y pensamiento en la Modernidad, Hume y el fenomenismo moderno.

A todo esto hay que añadir el día a día en las clases de Ética del Dr. Juan Miguel Palacios; de teoría del conocimiento del Dr. Sergio Rábade Romeo; de Filosofía de la Naturaleza de la Dra. Ana Rioja y de Sociología del Dr. Jesús Cordero Pando. Fuera de la facultad aprendí mucho de y con Fabiola Muñoz Vivas, una extraordinaria Psicóloga con la que tuve el placer de compartir un curso académico.

Olvidaba algo esencial: las enseñanzas de mi amiga e idolatrada Mafalda, las lecturas de Mario Benedetti y Eduardo Galeano, algunos consejos y cuentos de Jorge Bucay y las canciones de Sabina, Serrat, Silvio y Pablo Milanés. Y alguna que otra película como Un lugar en el mundo, Martín hache, El club de los poetas muertos, El indomable Will Hunting…

También ha habido otros compañer@ y/o amig@s que en estos años me han ayudado crecer, a abrir mi mente y, sobre todo, me han acompañado en mi camino y han ocupado u ocupan un lugar destacable en mi vida (entre ellos,  Lino Uruñuela, Cayo Lara, Pedro Moreno, Rafa Cantón Salazar, Lola Martínez Castellanos, Emilia Rodenas, José Luis Montes…). A este grupo tendría que añadir l@s blogfesor@s con los que últimamente aprendo muchísimo, comparto experiencias y me siento menos autista (Juanjo, Ricardo, Andriu, Paco, Pedro, Chelucana, Yolajb…). Y, como no, mis alumnos y alumnas con l@s que siempre me he sentido a gusto, respetada y querida (también exalumnas/os como Cris, Nata y Ana).

Finalmente, y lo más importante, el ejemplo de mi madre que sin saber nada de Fromm ya me inculcó que en esta vida lo importante no es tener sino ser, la compañía y el intercambio constante de ideas con mis hermanas, el recuerdo ejemplar de mi abuelo Holofernes al que conozco más por lo que me cuenta mi madre que por lo que viví con él, y la ternura, transparencia y autenticidad de mis sobrinos (Áureo, Montsita, Pablo, Mario, Elenita y Martín) han contribuido a hacer de mí lo que hoy soy. Muchas Gracias.

Un saludo, Montse.

Anuncios

7 comentarios »

  1. Gracias por tu apoyo Montse. Nos va a hacer falta mucho aliento. Gracias de nuevo. Prometo volver con más tiempo y detenimiento.
    Saludos.

    Comentario por Juanjo Muñoz — 13 marzo 2007 @ 8:14 am | Responder

  2. Llevo toda mi vida contigo y no dejas de sorprenderme. Gracias por la parte que me toca y, claro está, reconozco como propio casi todas las influencias intelectuales y vitales. Me sorprenden algunas ausencias (Chomsky y algunas más) aunque sé que están a pesar del olvido. Si tuviera que hacer yo este ejercicio de reflexión sobre lo que nos hizo llegar a ser como somos, sin ningún tipo de duda, tú ocuparías un lugar privilegiado. De todo lo que he aprendido y aprendo de ti destacaría lo bien que vives y muestras los quereres. Por ello empezaba manifestando de nuevo mi sorpresa contigo, porque me imaginaba algo así en tu contestación al meme que te lanzaron, y aún así has conseguido emocionarme con este post. Y es que para lo afectivo eres excesiva y genial. Espero seguir emocionándome contigo y con tus cosas. Un beso. Te quiero.

    Comentario por Esther — 13 marzo 2007 @ 9:32 pm | Responder

  3. Gracias, Montse, por la parte que me toca aunque he de decirte que he aprendido -y aprendo- yo más de tí, de Esther, de Elena y de Montse (la que es más grande que tú) por lo que aún me queda mucha deuda por saldar. Estáis detrás de todos mis posts y de mi forma de ver el mundo y nada más grande que la satisfacción y la tranquilidad de teneros como tía, madre, tía y abuela de lo más grande que nos rodea. Un abrazo muy fuerte.

    Comentario por Ramón — 13 marzo 2007 @ 9:43 pm | Responder

  4. Son casi las 3 de la madrugada y en la tranquila intranquilidad de urgencias te he encontrado, y me ha emocionado leer un texto tan auténtico en el que enseguida he sabido que eras tú.
    Sólo quiero decirte gracias por tenerme entre tu gente importante.
    Me siento demasiado pequeña en la inmensidad de alguien como tú, Montse,
    un beso.

    Comentario por rafa canton salazar — 18 noviembre 2008 @ 3:09 am | Responder

  5. En el desarrollo de esta introducción he considerado a la epistemología y a la psicología como substrato referencial del pensamiento contemporáneo. Para ello me he servido del libro titulado: “Teoría del Conocimiento”, de Sergio Rábade Romeo (Akal). El autor del libro mencionado comienza su punto de partida (II) expresando que:

    “Toda teoría del conocimiento, incluso aunque quiera reducirse, con un planteamiento alicorto, a una mera descripción del conocimiento y de sus diversas formas, tiene que ser una teoría crítica, tanto en el sentido etimológico griego de discernimiento y enjuiciamiento, como en el sentido del semantema habitual de “crítica” como análisis valorativo, tanto positiva como negativamente, del conocer. Pues bien, si la teoría del conocimiento ha de ser crítica, la actitud con la que la debemos iniciar tiene que ser una actitud crítica. Desde ella hay que arrancar, y con ella de la mano hay que seguir a lo largo y ancho de todos los caminos que conduzcan nuestros pasos hacia el análisis y estudio del conocer en sus diversas formas, niveles, elementos y estructuras”

    Como escribe y recomienda el autor, vamos a seguir sus consejos y vamos a adoptar una actitud crítica sobre la Teoría del Conocimiento en general y sobre la ciencia en particular. En este campo embarrado, como en el campo de la ciencia del espacio, he percibido aspectos dudosos en el proceso gnoseológico. Si bien resulta innegable que un gran número de filósofos han contribuido a la definición del conocimiento en todos sus matices y conceptos, otros han intervenido en la historia para enredar, dirigir y confundir los fundamentos de la facultad cognoscitiva. No pasa desapercibido la influencia psicológica que ejercen las teorías científicas y avances tecnológicos sobre cualquier texto de filosofía moderna. El autor del libro lo deja claro: “Frente a ellos, hay sabios ─ Boyle, Sydenham, Huygens, Newton ─ que, como auténticos arquitectos, construyen sólidos edificios de ciencia”. ¿Sólidos… o eficaces?

    La objetividad, revestida de eficacia y fiabilidad, ha relegado a la certeza y a la verdad al estado anecdótico de mera sumisión. Sin embargo la teoría del conocimiento parece ignorar que la efectividad es un parámetro, entre otros, de la certeza, pero no el fundamento de la misma. La efectividad de “algo” es un concepto sometido a la temporalidad, prisionera y supeditada a la irrupción en el campo social de una nueva inventiva de mejora, idea o teoría. Un ejemplo: Un instrumento de uso doméstico puede ser eficaz en tanto cumple con la función mejorada respecto a los instrumentos que le precedieron. Pero la función mejorada no es completa y cerrada a la posibilidad de nuevas mejoras: está cumpliendo una función eficaz en el tiempo hasta que el instrumento quede obsoleto ante un nuevo avance tecnológico, teórico, formal o intelectual. El teléfono de línea dejó paso al teléfono móvil, y a este le siguió el teléfono móvil con recepción de imágenes, música, etc. ¿Quién duda de que el teléfono de línea resultó y resulta efectivo, pero quién duda, también, de que el teléfono móvil es un salto cuantitativo y cualitativo en la función esencial del instrumento fijo? Aferrarse a un conocimiento concreto del saber por su eficacia “ahora”, es intervenir de forma activa o pasiva en el freno y el retraso de la certeza eficaz “mañana”.

    Al recorrer la historia del pensamiento percibimos una gran variedad de escuelas del conocimiento. Pero es con Descartes donde la filosofía toma el carácter de modernidad. La duda, como principio de purificación cognoscitiva, es la posición metódica desde donde inicia el punto de partida: ¿Qué podemos admitir como cierto? A este principio se adhieren, analizan o critican las sucesivas escuelas del racionalismo emergente: Hobbes, Locke, Hume… Como figura destacada no puede faltar E. Kant, con su “Crítica de la razón pura” (Idealismo). Con C. Marx y Engels, entramos por la puerta del materialismo dialéctico. La Teoría del Conocimiento lejos de aunar métodos y procesos se propaga en una diversificación de escuelas: fenomenalismo, positivismo, empirismo, neokantismo, materialismo, idealismo, pragmatismo, eclecticismo, escolasticismo…

    Esta perturbación del concepto fundamental en el hecho cognoscitivo ocasionado por la variedad de corrientes académicas, nos alerta de una singularidad: ¿Qué escuela de pensamiento se acerca más a la verdad? O, dicho de otra forma: ¿Qué escuelas de pensamiento están contribuyendo a enturbiar la certeza o la objetividad? Claro está que primero hay que definir lo que los humanos entendemos o aceptamos como verdad, certeza u objetividad. Verdades hay tantas como seres humanos: cada individuo, por sí, es poseedor de su verdad. Pero no me refiero a la verdad subjetiva o doméstica, me refiero a la verdad objetiva: la verdad como concepto u objetividad universal. Intentaré, no será fácil conseguirlo, que el lector sea lo suficientemente receptivo y se libre del peso que suponen los prejuicios en la asunción del saber y del conocimiento.

    (Ver texto completo en cienciafalsa-religion.blogspot.com)

    Antonio Ruiz Palacín

    Comentario por Antonio — 16 febrero 2009 @ 12:34 pm | Responder

  6. Empece leyendo sobre motores eléctricos, de repente salte a la búsqueda de la tabla de Pascal, porque me acorde de mi tarea de Matemática, y en medio de todo llegue aquí (ni idea del como), ya que no suelo interesarme en la vida de las personas de mi alrededor, mucho menos por alguien que no conozco ( (entre lo que cabe ya que si hay excepciones amo a personajes de épocas pasadas como Galileo y Tesla xD), ademas sabia que existían estos blogg, pero ni pendiente con eso, sin embargo leer un poco de sus post, han sido algo… como decirlo? Genial e Interesante, varias cosas que dijo parecía que en algún momento yo las había pensado, mi conocimiento filosófico esta tan por debajo de promedio como todo en mi, jajaja, por alguna extraña razón solo me simpatizan los profesores que sepan explicar bien un cometido matemático (ya que soy una eterna masoquista amante de querer saber lo que no entiendo, pese que no lo necesitare, pero si no lo se me causa un descontento tan anormal que es mejor perder mi tiempo siguiendo mis propios caprichos, aunque luego los olvide), en fin no era necesario comentar, pero espero que siga creciendo en conocimiento, también los comentarios a sus post me gustaron diría que tengo envidia de la buena por ellos o por usted, no me desagradaría tener una profesora tan Divergente como me parece que es usted. Desde Caracas – Venezuela. Le mando un cordial saludo.
    Y aunque dice que no es muy amante de la lectura, escribe como si lo fuera.

    Comentario por Jackelin Montoya Vera — 24 octubre 2014 @ 6:15 pm | Responder

    • Muchísimas gracias por tus palabras, un saludo, Montse

      Comentario por Montse — 4 octubre 2016 @ 9:06 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: