Cosas de la vida

1 junio 2006

El uso de la @

Filed under: General — Montse @ 8:55 pm

Parece que hay personas que se sienten muy incómodas por el hecho de que se use la @ para indicar que se está hablando de hombres y mujeres. Por ello, me gustaría explicar algo al respecto.

En primer lugar, decir que sé que la @ no se corresponde con ninguna letra de nuestro alfabeto, que en nuestra lengua se utiliza el plural masculino para referirnos al genérico masculino y femenino y que el uso de la @ puede ser gramaticalmente incorrecto porque viola las normas gramaticales. No obstante, como para mí las normas morales están por encima de las normas gramaticales, me declaro desobediente con respecto al cumplimiento de ciertas normas gramaticales con la intención de fomentar el cumplimiento de ciertas normas morales.

Así, cuando utilizo la @, lo hago, no porque sea políticamente correcto o incorrecto, paso de esas pamplinas, sino porque quiero hacer hincapié en el hecho de que en el mundo existimos hombres y mujeres, no iguales, pero sí con los mismos derechos. Y como esos derechos están reconocidos sólo legalmente pero no son todavía auténticos derechos reales, pues yo me salto las normas gramaticales con la intención de fomentar la puesta en práctica de valores como la igualdad entre hombres y mujeres, cosa que a mí me parece más importante.

Además, tenemos que ser conscientes de que el uso de una lengua está impregnado de valores. Y, como los valores históricamente dominantes han sido y siguen siendo el no reconocimiento efectivo de la igualdad de derechos entre ambos sexos, pues resulta que nuestra lengua está transmitiendo esos valores que a mí me resultan abominables y que, bajo ningún concepto, quiero ser cómplice de su transmisión.

Tod@s sabemos que el uso de una lengua acaba cambiando ciertas normas, motivo por el cual yo me empeño en usar la @, para ver si así vamos consiguiendo poco a poco cambiar ciertas normas de nuestra lengua por ciertas otras que no estén impregnada de valores que nunca debieron existir.

Finalmente, he de reconocer que esta obsesión por recalcar el masculino y el femenino cuando hablo o escribo no es una idea original mía (¡ya quisera yo!), la aprendí de una excelente orientadora que hubo en mi centro allá por el curso 96-97 (Dª Conchi García), y como me gusta copiar lo que alguien hace bien (eso sí, reconociendo siempre la fuente de la que bebo) pues aquí me tenéis @ que te @.

Por todo lo anterior, no sólo transgredo intencionadamente la norma gramatical a la que venimos aludiendo, sino que de paso, siempre que puedo, me detengo en el análisis del porqué del uso de la @. Siento que haya personas que se sientan incomodadas por el uso que much@s le damos a la @, pero estoy convencida de lo que hago y lo seguiré haciendo mientras alguien no me dé un argumento realmente convincente, porque el de la norma gramatical, de momento, no me convence.

Un saludo, Montse

Anuncios

18 comentarios »

  1. Montse, estoy de acuerdo contigo en lo del uso de la @, ojala para todas las cosas de la vida diaria siempre estuviera el hombre y la mujer. Pero como he podido observar hay gente que no lo aprueva, cuando es una manera de poner alumn@, sin poner antes el hombre o la mujer.
    Además, si nos fijamos un poco en la escritura siempre ponemos o/a. Y yo me pregunto:¿Porque el hombre antes que la mujer? Entonces con el @, esto ya no surge, porque decimos hombre y mujer a la vez.

    Comentario por Laumomahttp://www.lamentedelaura.blogia.com — 2 junio 2006 @ 6:50 am | Responder

  2. ¿Cómo se podría leer la @?

    Comentario por José Fernando — 3 junio 2006 @ 3:58 pm | Responder

  3. Estimado José Fernando:
    La @ yo la leo como o/a pero la escribo como @ porque para mí es una forma de recalcar que existimos hombres y mujeres. ¿Es tan complicado? Yo creo que no. Quizá a ti no te parezca importante, pero a mí sí. Porque todavía existen discriminaciones, por ejemplo: realizando el mismo trabajo hay veces que las mujeres cobran un 25 % menos de salario, habiendo más universitarias que universitarios los puestos de alta dirección los siguen ocupando mayoritariamente los hombres, en los centros educativos los equipos directivos están ocupados fundamentalmente por hombres, etc., etc., etc.
    Un saludo, Montse

    Comentario por Montse — 4 junio 2006 @ 10:49 am | Responder

  4. Bien, te has dado cuenta de que la pregunta no era del todo inocente, entre otras cosas, supongo que por estar firmada por un hombre.

    Lo que me ocurre es que el uso y abuso del “o/a” o la “@” me suena a vacío, a intentar aparentar, a conformarnos con cambiar la forma de hablar y escribir, a lo politicamente correcto, a disimular la discriminación. Seguro que en la mayor parte de los casos me equivoco, y en esos casos hay hombres y también algunas mujeres.

    En tu declacración era suficiente haber eliminado Tod@s del quinto párrafo. Y en la frase “Siento que haya personas que se sientan incomodadas por el uso que much@s le damos a la @”, much@s debería ser muchas, por referise a las “personas” (palabra del género femenino) que abarca a mujeres y hombres (¿se habría sentido discriminado el sexo masculino?).

    Quiero decrir, que es posible hacer un uso del lenguaje menos “discriminatorio” sin necesidad de romper las reglas y hacer ilegible el contenido. En algunos casos será dificil para evitar la redundancia, pero no imposible.

    Para mi, son más importantes otras actitudes más sutiles y tan arraigadas que pasan desapercibidas, las que habría que intentar poner en evidencia (miremos un poco la publicidad, los dibujos animados para nuestros hijos, los videojuegos,…).

    En resumen, desde el momento en que oigo a todos los politicos usar el “o/a”, he dejado de creer en el valor reivindicativo de esta forma de transgresión.

    Saludos. José Fernando.

    (no es necesario poner “saludos a todos y todas”)

    Comentario por José Fernando — 4 junio 2006 @ 11:54 am | Responder

  5. Pero ten en cuenta Jose Fernando que por algún sitio tenemos que empezar y que si lo hacemos desde aquí a algún sitio llegaremos. Ya que somos muchos los jóvenes que leemos los blog. Además, porque le prestamos tanta atención a esto si es algo insignificante, pudiendo pensar que hay otras cosas que tenemos que cambiar.

    Comentario por Laumomahttp://www.lamentedelaura.blogia.com — 4 junio 2006 @ 1:26 pm | Responder

  6. Creo que hay que prestarle atención precisamente por el hecho de estar dejando de llamar la atención. Me explico, ese “sonido” a politicamente correcto, que incluso Montse señalaba, lo hace inutil, o peor, lo convierte en falsa apariencia, en intento de aparentar lo que no es. Igualando al que lo hace de forma reivindicativa con el que lo hace por aparentar.

    Al ser asumido por “el sistema” ha perdido todo su valor.

    En Andalucia con el “I Plan de de Igualdad entre Hombres y Mujeres en Educación” es norma la utilización de ese lenguaje, reproduzco un párrafo:

    “Dar existencia a las mujeres debe comenzar por no negarlas en el lenguaje, nombrándolas explícitamente tanto en la vida cotidiana de las aulas como en los patios, en las reuniones del claustro, en los documentos del Centro, en los materiales escolares o en las comunicaciones a las madres y los padres.”

    Comentario por José Fernando — 4 junio 2006 @ 4:23 pm | Responder

  7. Estimado Jose Fernando:

    Desde la antigüedad la mujer nunca ha sido valorada, de ahí que ahora se asuma la utilización de o/a y @.
    No podemos utilizar siempre la palabra personas para referirnos a chic@s o hombres y mujeres, pq. lo primero que te dicen en lengua, es que evites la redundancia para obtener una buena expresión.
    Pero cada uno tenemos nuestro punto de vista, de ahí que yo y otros much@s (como Montse) la utilizemos.
    Saludos para tod@s

    Comentario por la — 4 junio 2006 @ 5:41 pm | Responder

  8. lo siento le he dado al intro antes de tiempo el articulo anterior es mio.

    Comentario por Laumomahttp://www.lamentedelaura.blogia.com — 4 junio 2006 @ 5:41 pm | Responder

  9. Querida Montse:

    Me han hablado muy bien de ti, te lo aseguro.
    Y ya hablando de este artículo, no me parece mal uso el @, y que digan lo que quiera la gente.
    Es algo moderno, donde nombras en una sola palabra al sexo femenino y al masculino, sin discriminar a ninguno.
    Montse, no hagas caso a las teorias rollo que te hacen algun@s personas.

    Sigue así, un abrazo y un saludo de parte de una buena persona (o así me considero).

    Comentario por Jesúshttp://www.cantoresdesanjose.blogia.com — 4 junio 2006 @ 5:54 pm | Responder

  10. Para José Fernando.
    Estimado José Fernando:
    En ciertos aspectos estoy de acuerdo con lo que dices. No obstante, que el sistema o algun@s hayan prostituido el uso de la utilización del masculino y el femenino, no quita ni un ápice de valor al hecho de reivindicar la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres. Es más, te diría que, quizá, si todas las personas pensaran como tú, no haría falta hacer tanto hincapié en el asunto. Pero como, lamentablemente, hay much@s que todavía creen (no de palabra pero sí de hechos) que las mujeres tenemos menos derechos, pues yo me empeño en @ que te @. No sé, quizá sea la versión moderna de la famosa película de Paco Martínez Soria “Don erre que erre”. Además, el hecho de que esté generando tantos comentarios significa que todavía escuecen ciertas cosas, así que habrá que seguir echando agua oxigenada para que el escozor vaya remitiendo, ¿no crees?
    Por otra parte, como yo no me considero de l@s que utilizan el femenino y el masculino por moda o porque algun@s lo hayan considerado políticamente correcto y electoralmente rentable… pues lo seguiré utilizando y además de forma consciente.
    Finalmente, como dice Jesús es una forma moderna de expresar el masculino y el femenino. Es verdad que todavía no está admitida por la RAE, pero todas las personas hubieran esperado a que las leyes aprobaran sus objetivos, ¿estaríamos donde estamos?
    Un saludo muy cordial, Montse

    Comentario por Montse — 4 junio 2006 @ 7:20 pm | Responder

  11. Muchas gracias Laumona y Jesús por vuestras palabras de cariño hacia mí.
    Un abrazo, Montse

    Comentario por Montse — 4 junio 2006 @ 7:25 pm | Responder

  12. REFORMA DE LA ORTOGRAFÍA

    La Real Academia de la Lengua dará a conocer próximamente la reforma modelo 2000 de la ortografía española que tiene como objetivo unificar el español como lengua universal de los hispanohablantes. Me han mandado, con carácter exclusivo, documento reservado que revela cómo se llevará a cabo dicha reforma. Será, pues, una enmienda paulatina, que entrará en vigor poco a poco, para evitar confusiones.

    La reforma hará mucho más simple el castellano de todos los días, pondrá fin a los problemas de ortografía que tienden trampas a futbolistas, abogados y arquitectos de otros países, especialmente los iberoamericanos, y hará que nos entendamos de manera universal quienes hablamos esta noble lengua.

    De acuerdo con el expediente secreto, la reforma se introducirá en las siguientes etapas anuales:

    Supresión de las diferencias entre c, q y k. Komo despegue del plan, todo sonido parecido al de la k (este fonema tiene su definición téknika lingüístika, pero konfundiría mucho si la mencionamos akí) será asumido por esta letra. En adelante, pues, se eskribirá kasa, keso, Kijote.

    También se simplifikará el sonido de la c y la z para igualarnos a nuestros hermanos hispanoamericanos que convierten todas estas letras en un úniko fonema s. Kon lo kual sobrarán la c y la z: “el sapato de Sesilia es asul.”

    Por otro lado, desapareserá la doble c y será reemplasada por x: “Tuve un axidente en la Avenida Oxidental”. Grasias a esta modifikasión los españoles no tendrán ventajas ortográfikas frente a otros pueblos hispanoparlantes por su estraña pronunsiasión de siertas letras.

    Así mismo, se funden la b kon la v; ya que no existe en español diferensia alguna entre el sonido de la b larga y la v chikita. Por lo kual, a partir del segundo año, desapareserá la v y beremos kómo bastará con la b para ke bibamos felises y kontentos.

    Pasa lo mismo kon la elle y la ye. Todo se eskribirá con y: Yébeme de paseo a Sebiya, señor Biyar”. Esta integrasión probokará agradesimiento general de kienes hablan kasteyano, desde Balensia hasta Bolibia. Toda b será de baka, toda b será de burro.

    La hache, kuya presensia es fantasma en nuestra lengua, kedará suprimida por kompleto: así, ablaremos de abichuelas o alkool. No tendremos ke pensar kómo se eskribe sanaoria, y se akabarán esas complikadas y umiyantes distinsiones entre “echo” y “hecho”. Ya no abrá ke desperdisiar más oras de estudio en semejante kuestión ke nos tenía artos.

    A partir del tercer año de esta implantación, y para mayor konsistensia, todo sonido de erre se eskribirá con doble r: “RRoberto me rregaló una rradio”.

    Para ebitar otros problemas ortográfikos se fusionan la g y la j, para que así jitano se eskriba komo jirafa y geranio komo jefe. Aora todo ba con jota: “El jeneral jestionó la jerensia”. No ay duda de ke esta sensiya modifikasión ará que ablemos y eskribamos todos con más rregularidad y más rrápido rritmo.

    Orrible kalamidad del kastellano, en jeneral, son las tildes o asentos. Esta sancadiya kotidiana jenerara una axion desisiba en la rreforma; aremos komo el ingles, que a triunfado unibersalmente sin tildes. Kedaran ellas kanseladas desde el kuarto año, y abran de ser el sentido komun y la intelijensia kayejera los ke digan ake se rrefiere kada bocablo. Berbigrasia: “Komo komo komo komo!”

    Las konsonantes st, ps o pt juntas kedaran komo simples t o s, kon el fin de aprosimarnos lo masimo posible a la pronunsiasion iberoamerikana. Kon el kambio anterior diremos ke etas propuetas osionales etan detinadas a mejorar ete etado konfuso de la lengua.

    Tambien seran proibidas siertas konsonantes finales ke inkomodan y poko ayudan al siudadano. Asi, se dira: “ke ora es en tu relo?”, “As un ueko en la pare” y “La mita de los aorros son de agusti”. Entre eyas, se suprimiran las eses de los plurales, de manera que diremos “la mujere” o “lo ombre”

    Despues yegara la eliminasion de la d del partisipio pasao y kanselasion de lo artikulo. El uso a impueto ke no se diga ya “bailado” sino “bailao”, “erbido” sino “erbio” y “benido” sino “benio”. Kabibajo asetaremo eta kotumbre bulgar, ya ke el pueblo yano manda, al fin y al kabo; dede el kinto año kedaran suprimia esa de interbokalika ke la jente no pronunsia.

    Adema, y konsiderando ke el latin no tenia artikulo y nosotro no debemo imbentar kosa que nuetro padre latin rrechasaba, kateyano karesera de artikulo. Sera poko enrredao en prinsipio, y ablaremo komo fubolita yugolabo, pero depue todo etranjero beran ke tarea de aprender nuebo idioma rresultan ma fasile.

    Por ultimo se introducira uso @ pa rekalkar ke tod@ somo iguale (ombre y mujere).

    Profesor@ terminaran benerando akademik@ ke an desidio ase rreformas klabes para ke sere uman@ ke bibimo en nasione ispanoablante gosemo berdaderamente del idioma de Serbante y Kebedo.

    Eso si: nunka asetaremo ke potensia etranjera token kabeyo de letra eñe. Eñe rrepresenta balore ma elebado de tradision ispanika y primero kaeremo muet@ ante ke asetar bejasione a simbolo ke a sio korason bibifikante de istoria kastisa epañola unibersa.

    Comentario por Sin ofender y con algo de humor ... — 8 junio 2006 @ 9:20 am | Responder

  13. En el mismo todo de humor y sin ánimo de ofender te diré varias cosas.
    1) Todo perfecto, excepto que el uso de la r sencilla sería mejor que el de la rr doble, porque ya dijo Ockham que no había que multiplcar los entes sin necesidad.
    2) ¿Subyace cierto tono xenófobo en tu comentario?
    3) Si en el futuro ocurriera la situación que tú describes y en ese mundo futuro que imaginas los Derechos Humanos se respetaran, te diría ahora mismo, ¿dónde hay que firmar? Ya sabes, es cuestión de dónde pone un@ la importancia en la jerarquía de los valores.
    4) En esa lengua que ridiculizas o en la que defiendes, ¿no existe una norma da a entender que quien está seguro de lo que dice suele firmarlo?
    Un saludo, Montse

    Comentario por Montse — 8 junio 2006 @ 10:09 am | Responder

  14. 1) Es un alivio saber que es mejor el uso de la “r” que el de la “rr”. Pero, por la misma regla de tres, y según ese Ockham, es posible que no sea necesario cambiar la letra “o” por el símbolo “@” (¿para qué multiplicar la letra “o” hasta convertirla, en ciertas ocasiones, en el ente gráfico @?). Independientemente del uso reivindicativo del símbolo @, loable por cierto (los que optáis por esta postura tenéis que hacer un esfuerzo multiplicativo escrito que trasladáis a los demás cuando se os lee).
    2) No sé lo que subyacerá en el comentario. Tampoco voy a hacer un análisis del mismo. El comentario no es mío. Tiene muchas variantes y ha sufrido muchas modificaciones. Pulula por la red desde hace años. Sólo se trataba de un chiste, de poner algo de guasa entre tanta formalidad.
    3) Así es. Ésa es la diversidad. Cada persona tiene unas prioridades, una forma de entender la vida, a sí mismo y a los demás, una jerarquía de valores que se pone a defender dependiendo de la importancia que el individuo les dé en cada momento. Eso sí, siempre respetando, por supuesto, los Derechos Humanos, sobre todo la Libertad. Pero, suponiendo esto último, distintos individuos no siempre tendrán las mismas prioridades, las mismas prelaciones, establecerán jerarquías diferentes (con distitna importancia) en sus escalas de valores. Y por tanto habrá diferencias de opiniones, donde posiblemente todo el mundo y nadie lleve razón (estamos bajo la hipótesis del respeto a los Derechos Humanos y a la Libertad). Y habría disputas que deberían resolverse únicamente con el uso de la palabra, sólo haciéndose oir la voz de cada individuo, escuchando las más variopintas afirmaciones y pensamientos para, finalmente, llegar a la votación, a las urnas, para dilucidar. Solamente así. (Utópico, ¿no? Adiós a las guerras, adiós a las armas y a su tráfico, adiós a los ejércitos, casi adiós a los cuerpos de seguridad, casi adiós a las magistraturas y a los jueces… Adiós al hambre y a la miseria, a las distintas formas represión y castigo…) Yo también firmaría por un mundo donde siempre (el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra) se respetaran los Derechos Humanos y donde hubiera más calma, más tranquilidad, más sosiego. Donde hubiera Paz. ¿Dónde hay que firmar? No lo sé, desgraciadamente. Posiblemente nunca lo sepamos. Pero hay que seguir luchando con optimismo y alegría, con nuestras diferencias e imperfecciones, hacia un mundo mejor.
    4) En el comentario no se ridiculiza la Lengua Castellana. Más bien al contrario. Se ironiza en tono burlón y de manera hiperbólica sobre las transgresiones a las que nuestra querida lengua está siendo sometida. Por otro lado, prefiero permanecer libremente en el anonimato (es un ejemplo de la importancia que en este momento le doy a la jerarquía de los valores, de una manera libre y responsable). Pero puedo llamarme “Humo”, así aguantaré mejor los vituperios que puedan venir (además ya no seré anónimo sino pseudónimo).
    Saludos.

    Comentario por Humor sin "r". Humo — 8 junio 2006 @ 4:50 pm | Responder

  15. 1) Es un alivio saber que es mejor el uso de la “r” que el de la “rr”. Pero, por la misma regla de tres, y según ese Ockham, es posible que no sea necesario cambiar la letra “o” por el símbolo “@” (¿para qué multiplicar la letra “o” hasta convertirla, en ciertas ocasiones, en el ente gráfico @?). Independientemente del uso reivindicativo del símbolo @, loable por cierto (los que optáis por esta postura tenéis que hacer un esfuerzo multiplicativo escrito que trasladáis a los demás cuando se os lee).
    2) No sé lo que subyacerá en el comentario. Tampoco voy a hacer un análisis del mismo. El comentario no es mío. Tiene muchas variantes y ha sufrido muchas modificaciones. Pulula por la red desde hace años. Sólo se trataba de un chiste, de poner algo de guasa entre tanta formalidad.
    3) Así es. Ésa es la diversidad. Cada persona tiene unas prioridades, una forma de entender la vida, a sí mismo y a los demás, una jerarquía de valores que se pone a defender dependiendo de la importancia que el individuo les dé en cada momento. Eso sí, siempre respetando, por supuesto, los Derechos Humanos, sobre todo la Libertad. Pero, suponiendo esto último, distintos individuos no siempre tendrán las mismas prioridades, las mismas prelaciones, establecerán jerarquías diferentes (con distitna importancia) en sus escalas de valores. Y por tanto habrá diferencias de opiniones, donde posiblemente todo el mundo y nadie lleve razón (estamos bajo la hipótesis del respeto a los Derechos Humanos y a la Libertad). Y habría disputas que deberían resolverse únicamente con el uso de la palabra, sólo haciéndose oir la voz de cada individuo, escuchando las más variopintas afirmaciones y pensamientos para, finalmente, llegar a la votación, a las urnas, para dilucidar. Solamente así. (Utópico, ¿no? Adiós a las guerras, adiós a las armas y a su tráfico, adiós a los ejércitos, casi adiós a los cuerpos de seguridad, casi adiós a las magistraturas y a los jueces… Adiós al hambre y a la miseria, a las distintas formas represión y castigo…) Yo también firmaría por un mundo donde siempre (el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra) se respetaran los Derechos Humanos y donde hubiera más calma, más tranquilidad, más sosiego. Donde hubiera Paz. ¿Dónde hay que firmar? No lo sé, desgraciadamente. Posiblemente nunca lo sepamos. Pero hay que seguir luchando con optimismo y alegría, con nuestras diferencias e imperfecciones, hacia un mundo mejor.
    4) En el comentario no se ridiculiza la Lengua Castellana. Más bien al contrario. Se ironiza en tono burlón y de manera hiperbólica sobre las transgresiones a las que nuestra querida lengua está siendo sometida. Por otro lado, prefiero permanecer libremente en el anonimato (es un ejemplo de la importancia que en este momento le doy a la jerarquía de los valores, de una manera libre y responsable). Pero puedo llamarme “Humo”, así aguantaré mejor los vituperios que puedan venir (además ya no seré anónimo sino pseudónimo).
    Saludos.

    Comentario por Humor sin "r". Humo — 8 junio 2006 @ 4:54 pm | Responder

  16. Estimado Pseudónimo:
    1) La propuesta de cambiar la o/a por @ no multiplica los entes sino que más bien los simplifica (de dos -o y a- se pasa a uno -@-), luego sí se cumple el principio ockhamista. Es decir, tú crítica en ese punto no sirve.
    2)Por supuesto que en el mundo hay diversidad de opiniones pero no todas las opiniones merecen respeto, sí todas las personas pero no todas las opiniones (¿te merecería algún respeto la opinión según la cual es placentero el abuso sexual a menores y, por tanto, se puede practicar?). Ya sabes, una cosa es la justicia y otra la felicidad (éticas de mínimos y éticas de máximos). De todas formas, como aclaras que la pluralidad de opiniones siempre presupone el respeto a los DD.HH. (que sería la ética de mínimos) no tengo nada que objetar a tu réplica, es más, estoy totalmente de acuerdo con lo que expones.
    3)Aunque sea un comentario que circula por la red desde hace tiempo, a mí me sigue pareciendo que bajo él se oculta una mentalidad xenófoba, por eso no me gusta. Creo que ciertos valores no deben usarse ni siquiera para los chistes.
    4)Yo no dije que tú ridiculizaras la lengua, sólo preguntaba que si entre las reglas de esa lengua que defiendes o ridiculizas (la lengua castellana) no está la norma de firmar los escritos.
    5)Me ha gustado tu comentario y bajo él hay actitudes que me gustan muchísimo, de lo cual me alegro.
    Un saludo, Montse

    Comentario por Montse — 9 junio 2006 @ 8:45 pm | Responder

  17. Querida Montse:
    1) Aparte de principios ockhamistas, siento no poder hacer el esfuerzo multiplicativo que tú haces (loable, insisto) y seguiré escribiendo como siempre, utilizando únicamente la “o”. Porque creo firmemente en la forma en que la Lengua Castellana hace uso del género masculino para incluir a todos, hombres y mujeres. El género masculino gramatical yo no quiero verlo ni utilizarlo desde una posición machista ni que provoque desigualdad porque el género masculino gramatical no entiende de desigualdades. Las desigualdades las establecemos las personas. El género masculino gramatical es el género no marcado y cuando se hace uso de él para englobar a los dos sexos no pretende discriminar a nadie. Posiblemente habría que llamarlo género gramatical neutro en vez de masculino (para su uso desde este enfoque). Lo que quiero dejar claro es que cuando digo, por ejemplo, “a la reunión asistimos todos los compañeros de trabajo…”, yo no estoy olvidando a mis compañeras de trabajo, pues las quiero y respeto tanto (o más) que a los hombres que trabajan junto a mí.
    2) Estoy de acuerdo contigo. El punto anterior es un ejemplo de lo que yo opino sobre este artículo (“el uso de la @”). Espero que todos aprendamos y extraigamos consecuencias positivas del mismo y de sus comentarios. Espero que mi opinión merezca tu respeto y el de los demás. Yo respeto la tuya, pero no la comparto (¡qué le vamos a hacer!). Y de mi opinión y del uso que yo haga de la Lengua Castellana no se debe extraer como consecuencia que yo sea un machista y menosprecie a la mujer (ya sé que esta última afirmación es innecesaria, la hago por si algún lector no está al día –¡qué curioso!, he aquí un ejemplo de genero gramatical masculino o no marcado que requiere solución creativa para los que quieran reivindicar la igualdad de sexos sin hacer esfuerzos multiplicativos sobre la lengua: “algún lector”; ¿sería mejor fórmula escribir “alguien”?–). Tampoco creo pues que la Lengua Castellana desprecie a las mujeres, ni las silencie, ni que necesariamente haya que recurrir al género femenino para recordar que las mujeres existen. Creo, paradójicamente, que pudiera empezar a atisbarse en la lengua corrientes de desigualdad desde el momento en que tengamos que hacer esfuerzos innecesarios para escribir o para leer: ¿imagináis a un autor que escribe una novela o un ensayo más o menos largo esforzándose para que el uso de la lengua mediante sus palabras no desprecie a las mujeres y por tanto multiplicando sus esfuerzos creativos y sus dotes literarias? ¿No creéis que tiene algo de temeridad tildar a la Lengua Castellana de, por ejemplo, sexista? (Comento aquí el punto 2) de tus últimas observaciones y enlazo con tu último escrito: “la lengua silencia y desprecia a las mujeres”).
    3) Bien, vale. Nada de chistes con posibilidad de contenido xenófobo. Pido perdón.
    4) No sé si entre las normas se encuentra la de firmar los escritos, pero, argumentando como tú, si existiera, tendría que estudiar si declararme en desobediencia respecto de la misma y anteponer en mi escala moral y de valores el hecho de permanecer en el “pseudoanonimato”, o efectivamente aparecer con nombre propio.
    5) Muchas gracias. A mí también me gusta tu manera de plantear las situaciones y de argumentar sobre ciertas posturas.

    Por último unos versos de Luis Cernuda (extraídos de “Los placeres prohibidos”), escritos en esta bendita Lengua Castellana de la que no me van a convencer de que silencie ni desprecie a nadie:

    Si el hombre pudiera decir lo que ama,
    si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo
    como una nube en la luz;
    si como muros que se derrumban,
    para saludar la verdad erguida en medio,
    pudiera derrumbar su cuerpo, dejando sólo la verdad de su amor,
    la verdad de sí mismo,
    que no se llama gloria, fortuna o ambición,
    sino amor o deseo,
    yo sería al fin aquel que imaginaba;
    aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos
    proclama ante los hombres la verdad ignorada,
    la verdad de su amor verdadero.

    Saludos.

    Comentario por Humo — 12 junio 2006 @ 6:47 pm | Responder

  18. Para Humo:

    ¿Quién creo las normas de la lengua? ¿Cuántas mujeres son académicas en la Real Academia de la Lengua Española? ¿Por qué el genérico tiene que ser el masculino y no el femenino? ¿Esta norma convencional se podría cambiar?
    Saludos, Montse

    Comentario por Montse — 12 junio 2006 @ 10:36 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: