Cosas de la vida

22 octubre 2007

Lo importante no es lo que decimos sino lo que hacemos

Archivado en: General — Montse @ 10:37 pm

Este pasado sábado, Marcos Ana ha presentado en mi pueblo su último libro Decidme cómo es un árbol. Sinceramente, no sabía de la existencia de este gran luchador pero gracias a que un amigo me avisó del evento tuve la suerte de disfrutar de la excelente ponencia que hizo. ¡Qué hombre! ¡Qué vitalidad a sus 87 años! ¡Qué generosidad y qué capacidad de perdón! Personas como él hacen que siga pensando que ciertos valores, ciertos esfuerzos y ciertas luchas siguen teniendo sentido. Gracias Marcos Ana por ser ejemplo vivo de coherencia y lucha. Gracias Luis Miguel por avisarme del evento.

Sin embargo, aunque en ese acto constaté que existen personas admirables que han hecho de su vida un ejemplo de puesta en practica de los valores que dicen defender, también constaté que existen otras personas que abren una brecha tremenda entre lo que dicen y lo que hacen. Personas que dicen ser progresistas, que dicen defender la justicia y la igualdad y que, a la hora de la verdad, tienen actitudes autoritarias y dictatoriales, practican el abuso de poder en la mínima cota de poder que tienen, siempre que pueden sacan rendimiento económico de sus puestos de responsabilidad, son capaces de defender lo indefendible con tal quedarse por encima, intentan hacerte ver lo blanco negro cuando ello les beneficia, etc., etc., etc.

Pero como yo les digo a mis alumn@s, para saber los auténticos valores que tiene una persona no hay que fijarse en lo que dice sino en lo que hace. Hay personas que, cuando hablan, dicen tener unos valores y, sin embargo, su comportamiento habitual es totalmente contrario a ellos. Los auténticos valores de una personas son los que se traducen en su vida práctica en un comportamiento habitual. Los actos aislados no definen los valores de una persona, como decía Aristóteles: una golondrina no hace verano. Será, entonces, que estas personas no son sinceras consigo mismas ni con los demás.

No obstante, el engaño no puede mantenerse eternamente; tarde o temprano, se pone de manifiesto y cada un@ acaba quedando por lo que es. Es más, aunque este tipo de personas consigan engañar a tod@s nunca podrán engañarse a sí mismas y nunca podrán sentirse satisfechas porque como señala Kant

Todo hombre tiene conciencia y se encuentra observado, amenazado y, en general, sometido a respeto por un juez interior; y esa autoridad que vela en él por las leyes no es algo producido arbitrariamente por él mismo, sino inherente a su ser. Cuando pretende huir de ella, le sigue como a su sombra. Puede, sin duda, aturdirse y adormecerse con palabras y distracciones, mas no puede evitar volver en sí y despertar de cuando en cuando, tan pronto como percibe su terrible voz. Puede incluso, en su mayor abyección, llegar al extremo de no prestarle atención, pero el oírla no puede nunca evitarlo”.

Allá cada cual con su máscara pero que sepa que a algun@s no nos engaña. Un saludo, Montse.

About these ads

4 comentarios »

  1. Imposible no estar de acuerdo Montse. De otra forma lo puse como cabecera del blog:
    “Todas las teorías son legítimas y ninguna tiene importancia. Lo que importa es lo que se hace con ellas”. (Jorge Luis Borges)

    Y lo peor de todo es terminar engañándose a uno mismo.

    Saludos.

    Comentario por Juanjo — 23 octubre 2007 @ 8:59 pm | Responder

  2. Hola montse,
    Cuando entre en tu página mi única intención era sacar los apuntes de la unidad dos,(que veas que no se me van a olvidar otra vez).Pero al ver este articulo me he interesado en leerlo, ya que un allegado mio tambien asistio a la presentación de este libro y me hablo bastante bien de suautor. Y como dices que practiquemos, pues me ha parecido conveniente mostrate mi punto de vista en relación a este artículo.

    Comentario por Carlos — 24 octubre 2007 @ 5:38 pm | Responder

  3. Es que he tabulado y me lo ha enviado. Pero bueno yo sigo a lo mío. Me parece muy buena la entrada que has tenido, expresando tu pensamiento hacia el autor con el fin de llegar a la idea principal. Yo pienso que en parte llevas razón en lo que dices, pero solo en parte. Por que creo que ninguna persona es capaz en su vida de ser tan sincera consigo mismo como para no mentirse a si mismo alguna vez con el fin de sentirse más complementado, aceptado, en fin, un poco más feliz, aunque no sepa el alcance de daño que se esta provocando. Ya que nuestro ego nos juega malas pasadas. Esto aun se agraba más cuando eres político. Y me tiro por aquí por que me gustaria expresarte mi opinión sobre este punto.
    Como tu sabes a mí me encanta la política, pero hoy en día creo que los verdaderos políticos no son quien todos creemos que son. Sino somos las personas como tu o yo, que opinamos sobre las cosas que pensamos y que creemos que son las correctas y poco a poco sin fantasear ni hablar por hablar intentamos cumplirlas contribuyendo a que este mundo funcione un poquito mejor. Por el mero hecho que disfrutamos haciendolo y no porque nos espere el cheque con muchos ceros a fin de mes. Hoy en día, se denota tanto en este pueblo como en todo el mundo que la política, tanto por un lado como por otro, está perdiendo ese grado de interés y limpieza que tenia, y con el paso de los años esta provocando que el comportamiento demesurado de los políticos hagan que la gente se deje de interesar por estos temas, y estos tengan que recurrir a un arma muy peligrosa como es la HIPOCRESÍA, con el fin de llamar nuestra atención. Es lo que decías, hablar mucho pero hacer poco. SI O NO?. Por eso y para concluir, me he dado cuenta de que llevas razon en lo que dices por eso ya no quiero ser politico, por que me voy a convertir en una de esas personas que tanto estoy empezando a detestar y que se chupan los impuestos de la gente humilde sin que estos vean los beneficios. No digo que se produzca en todos los casos, pero se produce. asi que seguire siendo como soy e intentando mejorar este mundo por el bien de todos.
    Bueno mañana me diras que piensas, pero me gustaria que siguieses escribiendo cosas así, y tambien se porque nos has calificao así y lo comprendo, ya me contaras y ya te dire yo por que te digo eso

    Comentario por Carlos — 24 octubre 2007 @ 6:33 pm | Responder

  4. ¡Qué lejos está tu mundo! ¡Fijarse en lo que hace! ¿Quién hace eso? Uno se fija en lo que se dice y, si tienes sospechas de que no va contigo, pues te lo tragas y pones buena cara acompañado de ese estupendo comentario (culto y trabajado) “ah, claro, claro, si a mí me pasa lo mismo”. Son tiempos de peloteo y de bajadas de pantalones, tanto que si te callas por un momento, no paras de oir el “clin, clin” de las hebillas de los cinturones golpeando el suelo una y otra vez.

    Fijarse en lo que hace, ¡qué cosas más raras escribes últimamente Montse!

    Comentario por Ramón — 25 octubre 2007 @ 1:15 am | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 104 seguidores

%d personas les gusta esto: